Julián del Casal

Pablo de Cuba Soria | College Station | 1

'Como Moisés, Julián del Casal solo pudo contemplar la tierra prometida. Muchos de los poetas cubanos que le sucedieron, epígonos casi todos, no lo supieron: creyeron ingenuamente que él la había pisado, habitado incluso; de ahí que adoraran a un Casal improbable, a un Julián que nunca existió.'

Duanel Díaz Infante | Richmond | 12

Pedro Marqués de Armas sigue las pistas de letrados, médicos, higienistas, criminólogos y psiquiatras cubanos enfrascados en el estudio del hermafrodita, la mujer histérica, el homosexual, el esclavo suicida, el loco criminal, las masas.

Abilio Estévez | Barcelona | 24

'Había que encontrar el modo de ser libres en medio del encierro. Se hacía preciso encontrar la sutileza que nos devolviera la fe literaria en medio del descreimiento.'

Milena Rodríguez Gutiérrez | Granada | 8

José Manuel Poveda creó un heterónimo femenino que escribía, no poemas, sino poemetos que están entre lo mejor de su obra.

Otros raros: Juan Eduardo Cirlot, Mario Levrero, Mijaíl Kuráyev y Howard Phillip Lovecraft.

Duanel Díaz Infante | Richmond | 24

La siesta como metáfora de la indolencia nacional. Desde un cuadro señorial de Guillermo Collazo hasta uno alucinante de Antonia Eiriz. Desde la modorra colonial hasta el letargo revolucionario.

Rafael Rojas | Ciudad de México

¿Por qué tener que elegir entre él o Martí como si la literatura cubana fuera una monarquía? Mejor hablar de escuelas y de tradiciones: de la escuela de Julián de Casal.