Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Última actualización: 23:14 CET
Política

El embargo: victoria en la ONU y ¿los cubanos qué?

Votación en las Naciones Unidas sobre la eliminación del embargo económico de EEUU a Cuba. (UN)

El 31 de octubre de 2018 la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución: "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba". Se trata de la vez número 27 que se repite el hecho.

Sobre el tema expongo las siguientes siete valoraciones.

Primero.- El embargo es un resultado del conflicto surgido entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos en el contexto de la Guerra Fría. Las confiscaciones de propiedades norteamericanas, el fomento de guerrillas en países de la región, los vínculos con la Unión Soviética, la ruptura de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, el desembarco por Bahía de Cochinos, la expulsión de Cuba de la OEA y la crisis de octubre son manifestaciones de ese conflicto bilateral, cuya solución requiere de negociaciones entre las partes.

Segundo.- Las causas principales del retroceso sufrido en Cuba son internas. Desde 1962 el país recibió enormes subvenciones soviéticas por razones ideológicas. En los primeros treinta años el embargo no constituyó gran preocupación para el Gobierno cubano, lo que explica que no presentara ninguna resolución en la ONU. Fue a partir de 1992, cuando esa ayuda desapareció, que la lucha contra el embargo ocupó los primeros planos para solapar la ineficiencia interna y la incapacidad del modelo.

Tercero.- La economía planificada y la ausencia de libertades fracasó en todos los lugares y épocas. A Vietnam, por ejemplo, después de la devastación sufrida durante la guerra que culminó en 1975, Estados Unidos le impuso un embargo. La respuesta de Vietnam no fue presentar resoluciones que en definitiva no son de obligatorio cumplimiento, sino sustituir el modelo que había sumido al país en el hambre y la superinflación con la "Renovación Vietnamita”, basada en economía de mercado, autonomía de los productores, derecho del pueblo a participar como empresario. Fueron medidas que condujeron al destacado lugar que hoy ocupa el país en la economía mundial.

Cuarto.- Cuba, al perder las subvenciones soviéticas, en lugar de emprender transformaciones internas, se dedicó a presentar año tras año resoluciones contra el embargo. Con ellas logró el propósito de condenar a Estados Unidos y aplazar las reformas. Como resultado el embargo se sostiene y Cuba retrocede. Suponiendo que el objetivo consistía en demostrar lo injusto del embargo, ese camino debió clausurarse en 2016, cuando por vez primera ningún país votó contra la resolución. A partir de ese momento, como la suspensión del embargo es prerrogativa del Congreso estadounidense, lo práctico era introducir cambios internos al estilo de Vietnam y tomar el camino de las negociaciones bilaterales, aprovechando la distensión creada con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Quinto.- La política de la administración de Barack Obama brindó una oportunidad de cambio que fue desaprovechada por la parte cubana para remover los obstáculos al interior del país. Fue la mejor oportunidad para acompañar los seis paquetes de medidas dictadas por Estados Unidos —ampliación de los permisos generales de viaje, facilidades comerciales a empresas privadas cubanas y a pequeños agricultores, aumento del monto de las remesas y donativos, expansión de las exportaciones comerciales de bienes y servicios desde Estados Unidos, incremento del acceso de Cuba a las comunicaciones y servicios de internet con precios más bajos— para el empoderamiento y la restauración de los derechos y libertades de los cubanos, que para nada significa ceder la soberanía, sino darle la participación que corresponde al pueblo en la misma.

Sexto.- Si esas medidas, incluyendo la Directiva Presidencial de octubre de 2016, dirigidas a tratar de hacer irreversibles los avances logrados, no arrojaron un mejor resultado, fue porque faltaron las correspondientes medidas de la parte cubana, la cual se limitó a: permitir a los cubanos hospedarse en hoteles reservados para turistas; comprar computadoras, DVD y líneas de telefonía móvil; vender su casa o su auto; salir del país sin tener que pedir permiso al Estado y permanecer hasta 24 meses en el exterior; y establecer puntos públicos de acceso a wifi. Medidas, que más que avances, demuestran hasta el punto en que habían retrocedido los derechos en Cuba.

Séptimo.- Una de las consecuencias de no haber cambiado en ese momento fue el giro que sufrieron las relaciones con el nuevo Presidente de Estados Unidos. En junio de 2017 se emitió el "Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el fortalecimiento de la Política de Estados Unidos hacia Cuba": prohibición de transacciones con empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior; eliminación de los viajes individuales en la categoría de intercambios pueblo a pueblo; prohibición de viajar a Cuba fuera del marco de las 12 categorías autorizadas; oposición a las acciones que promueven el levantamiento del bloqueo; derogación de la Política de Normalización de las relaciones emitidas por el presidente Obama en octubre de 2016 y condicionamiento de suspensión del bloqueo a cambios dentro de Cuba.

En fin, aferrados a no cambiar, se desaprovechó el giro de la politica norteamericana hacia Cuba. Se impone transitar en dirección contraria, pues sin desconocer los efectos negativos del embargo, las principales causas de la crisis en que Cuba radican en razones internas.

La falta de voluntad política más evidente para no cambiar consiste en que, demostrada la incapacidad del modelo político-económico, el Partido Comunista, al presentar ante la Asamblea Nacional del Poder Popular el Proyecto actual de Constitución, delimitó claramente los componentes "pétreos" que no cambiarán: la economía estatizada como forma fundamental, la planificación y las libertades subordinadas a la defensa de lo establecido por el propio Partido Comunista, que son precisamente las principales causas del estancamiento y retroceso de Cuba.

2 comentarios

Imagen de Pedro Benitez

En principio, todo el pueblo cubano está fusionado en el embargo.  Lo que define la postura de los países que votan contra el embargo, no es un asunto del antiamericanismo,  inversiones extranjeras, ni siquiera guarda relación con las simpatías por la revolución cubana. Fundamentalmente, radica en el éxito del gobierno cubano en silenciar la opinión de la nación cubana en pleno secuestro.  El gobierno tiránico habla por todos nosotros. La oposición cubana que vive fuera de la isla no logra proyectarse con una sola voz. En el exilio existe un vacío que ningún grupo opositor ha logrado llenar.  Y la única manera de llenar este vacío tiene base en la reunión del exilio bajo un solo propósito que conecta a los intereses de todos los cubanos en la isla, y en el exilio. Un plebiscito vinculante no se  puede aplicar sin primero sumar las fuerzas democráticas que conforman los cubanos que vivimos fuera de Cuba. En términos políticos, el embargo a Cuba no es falso, porque esperar que los políticos extranjeros defiendan a un pueblo que vive en la miseria, y sin voz, es fajarse por los derechos de aquellos que no defienden sus propios derechos a nivel  nacional. Quedando los cubanos presos en las dos dimensiones, una nacional, y la otra internacional.  Los políticos extranjeros no son benefactores, sino que ayudan según la oportunidad. Ni Obama, tampoco Trump; las estrategias que logran el efecto necesario son las medidas que llegan al pueblo, y no las que acomodan,  o castigan al gobierno. Como consecuencia, los derechos humanos para los cubanos, son los derechos que define la tiranía en ausencia del desafío nacional.  

Imagen de Plutarco Cuero

El proverbial ejemplo del avestruz pero en este caso escondiendo la cabeza en su propio ku10 ...

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.