Lunes, 23 de Octubre de 2017
11:25 CEST.
Relaciones CUBA-EEUU

Ruidos en La Habana: qué hay y qué no hay detrás de los ataques sónicos a diplomáticos de EEUU

Como en las mejores novelas negras de Chandler y Hammett, por estos días en la capital de Cuba la realidad supera la ficción: un numeroso grupo de diplomáticos norteamericanos está manifestando síntomas diversos, atribuibles, hasta ahora, a un llamado "ataque sónico". Sin entrar en detalles clínicos —de los cuales, por cierto, muy poco y de manera confusa se ha informado— los "pacientes" se quejan de molestias neurológicas y sensoriales.

Solo sabemos que varían de un caso a otro, que la intensidad y los daños también son singulares, y para mejor indefinición, se han percibido como "ruidos" en al menos dos locaciones diferentes, un hotel y las casas de los diplomáticos. De ese modo, la labor de los especialistas médicos es de gran complejidad. Puede ser muy difícil establecer una relación causa-efecto, y de esa manera, encontrar a los responsables.

Sin embargo, en este juego de especulaciones que es toda trama detectivesca, se impone un análisis más circular que lineal. Esto sucedió hace varios meses, justamente durante el fragor de la campaña presidencial norteamericana. Tal circunstancia implica que buscar causas y culpables no es tan importante como empezar por los efectos, las consecuencias, el "aquí-ahora". ¿Por qué La Habana y en este momento? ¿Qué reacción en "el otro" buscan "síntomas" individuales tan agresivos, arteros?

Para nadie es un secreto que la apertura de las embajadas en ambas capitales fue una "fuerza" de la administración Obama. El estilo "desafiante-pacifista" del gobierno anterior negoció en silencio primero, y en contra de la mayoría de los congresistas cubanoamericanos después, la relajación de lo queda de embargo, embajada incluida. Nunca el régimen cubano cumplió con mejorar los derechos humanos en la Isla, condición previa por parte de los norteamericanos. La Habana ha sido sinceramente retadora y lo ha reafirmado: en Cuba no hay ni habrá nada que cambiar.

La reinauguración de la embajada en La Habana era un purgante que debía tragar el régimen para mejorar sus relaciones con Europa. Las finanzas comenzaban a airearse, los inversores a llegar en grupos. ¿Y la llamada Posición Común? Cuestión de tiempo. Era presumible que de ganar la senadora Clinton, como casi todo el mundo esperaba, el personal de la embajada aumentara, incluido el nombramiento oficial de un embajador. Ante ese dilema, ¿qué hacer? Lo que se hace contra cualquier enemigo: aumentar la vigilancia.

Estados Unidos fue, es y será siempre para el régimen comunista cubano un enemigo, no importa si usa el carril uno o el dos. Sus armas son demasiado peligrosas. En primer lugar, el bombardeo indiscriminado, masivo, de información de la cual el pueblo carece. Una preparación artillera con algunas revistas y periódicos digitales, un par de canales en español, y una docena de documentales sobre la Cuba de "antes" y de "después", provocarían daños irreparables. Después vendría el desembarco de "tropas" cubano-miamenses, sin restricciones, y la instalación de trincheras de negocios cubanos privados por toda la geografía antillana. La ofensiva final de las grandes compañías norteamericanas, sin otra limitación que la imprescindible soberanía cubana, sembrarían la Isla con franquicias de bancos, automóviles, hoteles, restaurantes y tecnología. La Revolución cubana sería en breve una triste pesadilla.

Ante esa posibilidad, todo cuanto haya que hacer será hecho. Pero tal vez sucedió una chapuza. Algo salió mal. Así es la vida: un hecho nimio, imprevisto, desata circularmente el desastre. Ahora los especialistas del chequeo y el contra-chequeo no se forman en Alemania ni en la URSS. No son los muchachos del Miramar Yatch Club ni los viejos conspiradores del PSP. Tampoco hablan varios idiomas. No saben de buenos vinos ni añejados whiskies de malta. No conocen el Louvre en París, la Colina Vaticana de Roma, el Museo Británico de Londres.

Este incidente podría ser una pifia más después del enroque de los 90 entre el "ministerio" y las FAR; un "descuido" como el que permitió la captura de Ana Belén Montes y la Red Avispa; un "desliz" tragicómico como poner sacos de azúcar encima de un par de aviones viejos con destino a Corea del Norte y hacerlos pasar por el vigilado canal de Panamá. Pero todo tropezón es aprovechable. Cualquier error puede ser convertido en beneficio. En eso el extinto jefe era un maestro.

Podría ser creíble que el general-presidente no estuviera al tanto de los novedosos aparatos que los muchachones de Línea y A colocaron en el Hotel Capri—¡¿qué hacia un gringo en la habitación de un hotel "cableado" hasta sus cimientos?!— y en algunas residencias de la misión norteamericana. Él no puede controlarlo todo. Invita a los especialistas norteamericanos meses después de los hechos porque no se siente responsable. Y al final, nada hallarán; el grupo encargado de limpiar las evidencias sí ha hecho su trabajo con eficiencia.

Cuando los del F.B.I y otros super-especialistas llegaron a la Isla, casi todos los ruidos habían desaparecido. Menos la embajada. Pero ese "ruido" también está a punto de esfumarse. Se cumpliría así el único objetivo: el mundo se abrió a Cuba, y Castro no se abrió al mundo. El general-presidente puede decir, tranquilamente: ¿Embajada americana para qué?

Dejar sordos a los diplomáticos norteamericanos en Cuba tendrá consecuencias

'La idea de que unos diplomáticos extranjeros se dedican a martirizar a diplomáticos norteamericanos sin que el régimen cubano lo sepa, no es creíble.'

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

Todo no fue mas que una cagada del régimen por tratar de descifrar la política de Trump hacia Cuba en su comienzos, hicieron cualquier disparate por conocer el próximo movimiento de la Casa Blanca con respecto a Cuba. Al régimen no le conviene que le quiten la embajada Norteamericana a pesar de todo las negativas que esto implica para ellos. La embajada Norteamericana en la Habana significa una esperanza para las normalizaciones de las relaciones entre ambos países que se traduce en un respiro económico para el régimen en una economía catastrófica como la que tienen! No olviden todas las inversiones que hizo el régimen ilusionados por los supuestos turistas Estados Unidenses. No olviden que la mejora de las relaciones de los EE.UU. a Cuba convirtió a la isla en una atracción para todo el mundo y por una razón muy sencilla, donde están los norteamericanos hay estabilidad y garantías. Todo eso se viene abajo si los EE.UU decide recoger sus chelines. El régimen lo apostó todo a las normalizaciones de la relaciones entre ambos países como la única solución económica inmediata y a largo plazo como método de subsistencia. Para donde se van voltear a hora? No hablen cascarita de caña!

Imagen de Anónimo

Almagro, me he abstenido, hasta ahora,  de opinar al respecto porque la cuestión no es tan evidente como tú la está haciendo ver en el presente artículo, pero como no me gusta que me quieran imponer versiones irresponsables o dirigidas a determinados fines, esta es mi opinión: Es indiscutible que los más interesados en circunstancias, como la que tu tratas de narrar, son los radicales del castrismo, que en mi léxico los identifico como la vieja y nueva guardia estalinista por una parte y por la otra los radicales del anticastrismo tanto del exilio como del interior de Cuba opuesto al deshielo entre Cuba y USA, los radicales castrista solapadamente y los del anticastrismo notaria y públicamente. Hay una nebulosa en la historia de Cuba, la explosión del Maine, que fue el detonante para que USA interviniera en la guerra de los cubanos contra la metrópoli española, todavía existen muchas conjeturas al respecto, pero no se puede ahora, si de conjeturas se trata de dejar fuera a las fuerzas más reaccionarias de la problemática cubana, en su afán de paralizar el deshielo o hasta provocar un incidente entre los gobiernos para justificar una intervención armada en Cuba, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de padre Ignacio

Desde los tiempos de Ñaña Sere se comprobo que el Maine exploto porque una mampara entre la caldera dejo pasar calor suficiente hacia la Santa Barbara del barco y este exploto como un siquitraque. Que los gringos aprovecharon para caerle en cima a los Pepes, son otros siete pesos.

Imagen de padre Ignacio

Desde los tiempos de Ñaña Sere se comprobo que el Maine exploto porque una mampara entre la caldera dejo pasar calor suficiente hacia la Santa Barbara del barco y este exploto como un siquitraque. Que los gringos aprovecharon para caerle en cima a los Pepes, son otros siete pesos.

Imagen de padre Ignacio

Desde los tiempos de Ñaña Sere se comprobo que el Maine exploto porque una mampara entre la caldera dejo pasar calor suficiente hacia la Santa Barbara del barco y este exploto como un siquitraque. Que los gringos aprovecharon para caerle en cima a los Pepes, son otros siete pesos.

Imagen de padre Ignacio

Desde los tiempos de Ñaña Sere se comprobo que el Maine exploto porque una mampara entre la caldera dejo pasar calor suficiente hacia la Santa Barbara del barco y este exploto como un siquitraque. Que los gringos aprovecharon para caerle en cima a los Pepes, son otros siete pesos.

Imagen de Anónimo

En Cuba no se mueve una hoja sin el conocimento o el concentimiento del gobierno, por tanto esta agresion a los diplomaticos estadounidenses y canadienses es una flagrante agresion a los Estados Unidos y Canada. La dictadura nunca lo reconocera por lo que conlleva ese acto criminal contra estos paises. Ahora le corresponde a los gobiernos de los Estados Unidos y Canada tomar las medidas correspondientes con el gobierno cubano por tales agresiones. Es hora ya que el mundo conozca quienes son y hasta donde son capaces de llegar esta dictadura comunista.

Imagen de Anónimo

Hace unos cuantos años que la maquinaria de inteligencia cubana se ha convertido en un fotingo bruto y dentro de estos fracasos,recuerden el asesinato de Osvaldo paya, el barco coreano cargado de armas,escondidas debajo del azúcar y la noticia nunca confirmada de la muerte del general Mendiondo,jefe de la defensa antiaerea,primero en las FAR le está prohibido manejar a los altos oficiales,segundo siendo un general con un importante cargo en la esquela que publicó la prensa cubana,no dice que alguien le mando una corona de flores,pero tampoco ningún alto oficial del ejército estuvo en su entierro,eso fue un invento de corta y clava, que el pueblo cubano no tiene tiempo la análisis de ningún tipo,el hambre y las dificultades no dejan pensar///el bobo alipio*+

Imagen de Anónimo

Almagro, me he abstenido, hasta ahora,  de opinar al respecto porque la cuestión no es tan evidente como tú la está haciendo ver en el presente artículo, pero como no me gusta que me quieran imponer versiones irresponsables o dirigidas a determinados fines, esta es mi opinión: Es indiscutible que los más interesados en circunstancias, como la que tu tratas de narrar, son los radicales del castrismo, que en mi léxico los identifico como la vieja y nueva guardia estalinista por una parte y por la otra los radicales del anticastrismo tanto del exilio como del interior de Cuba opuesto al deshielo entre Cuba y USA, los radicales castrista solapadamente y los del anticastrismo notaria y públicamente. Hay una nebulosa en la historia de Cuba, la explosión del Maine, que fue el detonante para que USA interviniera en la guerra de los cubanos contra la metrópoli española, todavía existen muchas conjeturas al respecto, pero no se puede ahora, si de conjeturas se trata de dejar fuera a las fuerzas más reaccionarias de la problemática cubana, en su afán de paralizar el deshielo o hasta provocar un incidente entre los gobiernos para justificar una intervención armada en Cuba, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

padre ignacio, puede que usted tenga razon; pero yo estoy pensando con logica y eso quizas no aplique a la pamela pues pensar que necesitan que levanten el embargo o al menos flexibilicen algunas cosas como los creditos y al mismo tiempo pensar que la pamela esta 'tanteando' a ver como reacciona trump para mi no tiene ninguna logica!Una cosa es no ceder en nada, ni hacer ningun cambio -como lo ha declarado la pamela- y otra bien estupida seria provocar una situacion para 'probar' como reaccionaria trump!