Sábado, 1 de Octubre de 2016
23:57 CEST.
Poesía

Un caballo de Troya en el Caribe

 

Lucha tu guerra tú mismo:
                   el aliado de ahora
                   se volverá enseguida
                   tu peor enemigo.
(Dice Stephen Crane
                   que los mambises estaban
                   agradecidos de los gringos:
                   gente que monta buenos caballos
                   y sabe despreciar a los negros.)
Los ingenuos mambises no pudieron controlar
                   la ayuda que recibían,
                   y los ayudantes se volvieron
                   más protagonistas que ellos mismos.
Guantánamo era especial por sus condiciones,
                   pero si no era Guantánamo
                   se iban a coger cualquier cosa.
Guantánamo es la prenda de nuestro compromiso,
                   el precio por mantener a los españoles
                   alejados para siempre.
Fin del turismo azucarero en el Caribe.
Vayan a buscar mulatas en Marruecos.
Dense una vuelta después, cuando tengan
                   el látigo largo del euro
                   que nos hace felices.
Sorprendido una vez, sorprendido dos veces.
Los heroicos mambises solo podían luchar
                   contra un enemigo evidente:
                   después de todo
no es fácil resistirse a un caballo tan bonito.

 


José Ramón Sánchez Leyva nació en Guantánamo, en 1972. Ha publicado los libros Aislada noche (Letras Cubanas, La Habana, 2005), Marabú (Torre de Letras, La Habana, 2012), y El derrumbe (Letras Cubanas, La Habana, 2012). Es editor de la revista La Noria. Este poema pertenece a un libro inédito: Gitmo.

Otros poemas suyos: Carnaval, ¿Qué celebran, su pobreza o su idiotez?, Accidentes y El pozo.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Buen poema, ironía digna de Heberto Padilla.

Imagen de Anónimo

Tengo que leer este poema varias veces, con buen tiempo, haber que saco del mismo!!!