Martes, 25 de Junio de 2019
Última actualización: 01:13 CEST
Corrupción

Un bicho de lujo

Guillermo García Frías y avestruz en un meme. (FACEBOOK)

He aquí al comandante de la Revolución Guillermo García Frías, Héroe de la República de Cuba, descendiendo el pasado 3 de junio de un vetusto helicóptero soviético para inspeccionar una granja de cría de avestruces en la provincia Granma.

Equipos, vestuario, peinados, diálogos y escenografía son más bien propios de una película de época. Pero la imagen no alude a la era en que vivíamos de los rusos, sino a una reciente polémica de estos días en que muchos cubanos de la Isla están a punto de vivir del aire.

Todos recordamos que a principios de abril, en un soplo de primaveral escándalo, García Frías vino a sacarnos de la encanallada monotonía nacional con una singular propuesta para aliviar la crisis de alimentos: cría intensiva de cocodrilos, avestruces y jutías.

Raúl Castro acababa de anunciar que vendrían tiempos difíciles (¿cuáles fueron los fáciles?) y García Frías se soltó en una Mesa Redonda con la cuadratura del círculo del hambre. El país se vino abajo. Cubanos dentro y fuera de la Isla, por encima de credos, razas y edades, celebraron su venganza en la parodia.

Vale la pena repasar el vídeo. Las caras de un auditorio de fieles nos da una medida de lo que fue la cara de los infieles. Pupilas dilatadas, respiración contenida, el cuerpo incrustado en la silla como si el piloto anunciara aterrizaje de emergencia.

Horas después de que anunciara el nuevo rumbo nutricional de la Revolución, saltaban a las redes las fotos de su nieto, Jorge Alejandro de Cárdenas, en vacaciones de lujo y eventos ecuestres por medio mundo.

Las andanzas de Alejandro merecían portada de ¡Hola! Amante de los buenos carros y los hoteles caros, acompañado siempre de su fotogénica novia, se dejaba ver ayer en Madrid, anteayer en Amsterdam y alguna que otra vez, por supuesto, en Miami. Nadie se lo imagina frustrado frente al menú del Ritz, el Carlton o nuestro popular Versailles: "Mami, vámonos, que aquí no hay jutía".

Placeres y negocios ocupan, en plena luz pública, a hijos y nietos de la elite castrista, libres de los formalismos ideológicos y los residuales escrúpulos que obligaban a sus mayores a gozar y enriquecerse en las sombras. El destape es una consecuencia inevitable del nuevo contexto de poder. La exigencia de ascetismo leninista se ha vuelto contraproducente e incomunicable. Los más impacientes, los más ricos, los más impunes de la elite han comenzado a sacar el dinero de abajo del colchón. (Si no para disfrutarlo, ¿de qué sirve el dinero?) Ya no son ricos disfrazados de comunistas. Ahora emulan para que se les vea el temple empresarial, la pacotilla que los identifica en la cúspide de la cadena alimentaria nacional. Dólar come CUP. No en balde todo el aparato propagandístico de la dictadura está volcado a una sola consigna: con nosotros se puede hacer negocios.

García Frías es un pionero de ese contexto. Caballos de paso fino, formidables gallos de pelea, aves exóticas han sido sus conocidos negocios de toda la vida. Su creación, la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, es un vasto y complejo conglomerado que abarca áreas de turismo, cría y desarrollo genético de ganado vacuno y équido (caballos, asnos, mulas), así como la exportación de todo lo que caiga en la bucólica categoría de excedentes de los programas de conservación de la flora y fauna de la Isla.

La empresa (me resisto a emplear la estalinista sigla ENPFF) es un pilar del exclusivo sector económico destinado al disfrute y enriquecimiento de la elite. Alcona S.A., una de las ramas de la empresa, sobresale internacionalmente en la venta de peces tropicales y equinos para deportes, faena y tratamientos médicos. Eso explica quizás la presencia de Alejandro en competencias, subastas y foros internacionales. Un rubro principal de esta rama es la exportación de carbón a Grecia, España, Gran Bretaña, Portugal y Turquía, entre otros destinos. La promoción agrega que se garantiza la calidad de todo el proceso del carbón, incluido el llenado de los contenedores.

Un lector alerta recordará el reciente decomiso en Panamá de un cargamento de cocaína adentro de un contenedor con carbón procedente de Cuba hacia Turquía. Los 1.517 paquetes de la droga tenían un valor de más de 90 millones de dólares. En unas horas, las autoridades panameñas exoneraron al Gobierno cubano de toda responsabilidad. El contenedor, según se apresuraron en aclarar, fue contaminado en Puerto Cristóbal. ¿Cómo, cuándo, por obra de quiénes? La celeridad y el hermetismo de la exoneración parecen obedecer a un imperativo político antes que a una conclusión investigativa.

Alguien dirá que trato de rizar el rizo del anticastrismo en un episodio de exilium tremens. En efecto, no hay prueba de que la empresa de García Frías, en particular, participe del narcotráfico. Sí la hay, sin embargo, de la participación de la dictadura. No es disparatado, pues, notar la potencialidad criminal de una colosal y autárquica empresa que controla cientos de áreas protegidas y grandes extensiones en zonas remotas. Muchas de estas zonas, sobre todo en el oriente de la Isla, han estado relacionadas con la siembra de mariguana desde las primeras décadas del siglo XX.

Por esos lares, el joven García Frías sobresalió como arriero de Crescencio Pérez, el legendario y misterioso bandido de la Sierra Maestra. De Pérez se decía que controlaba un área de 3.000 kilómetros cuadrados con miles de campesinos. Lo mismo prodigaba justicia en las disputas de los diferentes clanes que autorizaba la protección de fugitivos de toda laya y se arrogaba feudales derechos de pernada. Su poder sólo era superado por Edesio Hernández, a quien llamaban el Rey de la Sierra Maestra.

Apenas con 20 años, García Frías era ya uno de los matones de confianza de Pérez. De acuerdo con testimonios de conocidos suyos en el exilio, llevaba a mula los alijos de mariguana hasta los sitios en que eran transportados por carretera. (Irónico que tras el triunfo castrista llegara a ser ministro de Transporte). Otro de estos matones haría historia al caer junto al "Che" Guevara en Bolivia: Juan Vitalio "Vilo" Acuña. Ambos bandidos fueron enviados por Pérez a socorrer a los desperdigados expedicionarios del Granma el 2 de enero de 1956. Sin Pérez, que ya se había ganado el grado de comandante en marzo de 1957, no habría Revolución.

La avalancha de memes suscitada por la intervención de García Frías en la Mesa Redonda no hace justicia a sus talentos. Obviamente, no es un intelectual. Para la dictadura, es algo mejor: un hombre incondicional, astuto, reservado y capaz de operar en cualquier circunstancia con inescrupulosa diligencia. Dicho en cubano: un bicho. Entre sus únicos pares, los comandantes de la Revolución Ramiro Valdés y el difunto Juan Almeida, ha sido quien menos obstáculos halló para sobrevivir bajo la asesina sombra de Fidel y Raúl.

Muchas cosas no sabrá García Frías. Pero sabe que la cría de avestruces, cocodrilos y jutías no puede saciar ni por asomo el consumo de la población. Indagando en diversas  fuentes vemos que alimentar a una avestruz cuesta un promedio de más de tres dólares por día; en cambio, un pollo: 17 centavos. A su vez, para mantenerse en forma, aun cuando no coma todos los días, un cocodrilo necesita una cantidad de carnes, insectos y plantas equivalente al 5% de su peso corporal. No hablemos de instalaciones, personal especializado, atención veterinaria, capacidad de refrigeración. O sea, esto no cuadra.

Lo que sí cuadra es la cría de estas especies para la comercialización de pieles de lujo. Cocodrilo, caimán y avestruz encabezan los precios de la demanda internacional. Nada he podido encontrar sobre la piel de la jutía. Una vez desollada puede dar hasta cuatro libras de carne. Me dicen que los criadores o cazadores por cuenta propia ponen la libra de 20 a 30 CPU. La grasa y los intestinos sirven, respectivamente, como componente de medicamentos y para la fabricación de cuerdas.

Las fotos de la granja Porvenir, recién visitada por García Frías, muestran unas instalaciones modestas, de dimensión familiar. Cualquiera diría que el proyecto de saciar el hambre del pueblo (¡y qué hambre!) reclama una mayor envergadura. Entonces, ¿a qué vienen las declaraciones en la Mesa Redonda? ¿Un lapso senil? ¿Una indescifrable cortina de humo? ¿Una movida publicitaria frente a organismos internacionales o inversionistas?

Como Deus ex machina en el drama de la escasez, García Frías se apea en la canicular inmovilidad de lo cubano con una solución dramatúrgica que nos devuelve al principio de la trama. Lo que siempre ha pasado, vuelve a pasar, a ratos con triplicada lentitud. Una vez más, para colmo de males, la sorpresa está en la repetición.

FOTOGALERÍA: ¿Lo criaron con jutía? Así vive y viaja el nieto de Guillermo García Frías

Jorge Alejandro de Cárdenas García, uno de los nietos del comandante de la Revolución Guillermo García Frías, lleva una vida de lujos a pesar de haberse graduado de Licenciatura en Economía de la Universidad de La Habana en 2018. Como vicepresidente de la Federación Ecuestre Cubana y parte del Comité Organizador del Remate Élite, subasta que organiza la entidad de su abuelo, apunta a heredar la estatal Empresa de Flora y Fauna. Su perfil de Facebook (donde evita usar el apellido de casta) permite seguir su 'humilde' rutina de vida.

21 comentarios

Imagen de Lagrange

"de unos bandidos hablando de otros bandidos."...si quieres te conseguimos un par de yeguas para que tengas con quien hablar...

Imagen de JLAnzuelo

El comunismo es una sociedad cerrada por diseño. Al ciudadano se le mantiene en un vacio informativo y este reacciona llenandolo como mejor le parece: unas veces con vivencias personales, otras con relatos que escucha y muchas, con simple especulaciones. Rara vez existe un documento que acredite lo que se afirma. De ahi que cuando de los entretelones de Biranistán se trata, solicitar evidencias de tal o más cual evento carece generalmente de sentido. Siempre estará la invocación de algún testimonio publico pero vendrá inexorablemente manchado por el hipotético descredito del testigo: que si es un resentido, que si se vendio al enemigo, en fin.... conocemos de sobra el rosario. No hay que culpar al ciudadano de que se haga eco de tal o mas cual historia. La falta de información es por si misma información. Dicho en cristiano: "el que calla, otorga". Aprovecho este post para agradecer a AR las referencias bibliográficas sobre el tema del bandidismo en Cuba.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

@Egroj: Te entiendo. Conozco el mecanismo de proyeccion.@AR: Gracias de nuevo por su nota. Es siempre interesante conocer las vivencias de unos bandidos hablando de otros bandidos. 

Imagen de Egroj

@camilo por eso dije que aprendiste algo nuevo hoy. No creo que en este caso se trate de envidia o resentimiento, se trata de justicia y de cómo nos engañaron a todos, incluido tu, que "no sabía de estos detalles". En algo que tienes razón, el comunismo es perverso y la variante caribeña, yo diría que en grado sumo. Para quienes no lo saben, las "famosas" leyes de reforma agraria fueron otra de los tantos engaños de ese régimen porque no solo expropiaron las tierras de las grandes compañías norteamericanas, sino que también se las quitaron a muchisimos guajiros cubanos como mis primos de Ceiba del Agua que las habían obtenido legalmente y lo único que hacian era trabajarlas y hacerlas producir; para dárselo a gente como garcia fría o quedar en manos de un estado indolente que las malogró. No son chismes, se llama memoria histórica que es lo único que como cubanos no podemos perder. En cuanto a la "evidencia", no puedo enseñarte el título de propiedad de guillermo o un documento que diga la extensión de la tierra que tiene y honestamente la finca de cresencio pérez nunca la vi pero lo leí de alguien a quien considero una persona honesta y que sabe lo que habla. Pero la finca de guillermo, si la vi con mis propios ojos por una historia que no viene al caso contar ahora, y te puedo decir con total certeza que Guillermo García Frías es un terrateniente, un latifundista en toda la extension de la palabra, uno de esos que la "revolucion" dice haber eliminado. No sé si la expresión "galleta sin manos" es socorrida por los maricones (conozco a muchos que nunca la usan) pero resistirse a la evidencia, aunque presumas de tipo exitoso, lo único que te hace parecer es un imbécil, no offense, como dicen por aquí.

Imagen de Amadeus

Mi estimado Chersbug–– Los que te conocen saben de tu integridad y profesionalidad como periodista, no pierdas el tiempo en aclararles nada a estos provocadores que la UCI que disfrazados de "moderados" y "políticamente correctos" vienen a estos foros solo a incordiar. Saludos. 

Imagen de Andres Reynaldo

Normal
0

false
false
false

ES
ZH-CN
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri",sans-serif;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;
mso-ansi-language:ES;}

Para referencias elementales de Crescencio Pérez: Hugh Thomas, Cuba Or The Pursuit of Freedom, Da Capo Press, New York; Huber Matos, Cómo llegó la noche, Tusquets. Otras abundantes referencias sobre Pérez pueden encontrarse en Diario de la Revolución Cubana, de Carlos Franqui. En lo particular, el autor de este artículo siempre ha tenido un interés por el bandidaje en Cuba desde los tiempos de la colonia. El mayor de los bandidos cubanos fue Manuel García (1850-1895). Curiosamente, tuvo una relación con el independentismo, llegando también al grado de comandante del ejército insurrecto. La historiografía castrista trata de moderar sus andanzas pero García fue un bandido imaginativo y cruel, que también operó entre los exiliados en Estados Unidos. Fue el primero de los bandidos cubanos en cobrar rescate por secuestro. Amplia referencia a los bandidos de la Sierra Maestra puede encontrarse en los archivos de la prensa antes de 1959. Sobre todo, por la calidad de los textos y fotos, recomiendo los archivos de la revista Bohemia, que he consultado con frecuencia en universidades norteamericanas por interés en este y otros temas. El más notorio y poderoso de los bandidos en el siglo XX fue Edesio Hernández. Sobre Hernández, aconsejo Muerto Edesio, el rey de la Sierra Maestra, de Rubén Castillos Ramos, Bohemia, agosto 12, 1956. A lo largo de casi 40 años de exilio, de Nueva York a Madrid, he recogido anécdotas y datos sobre Crescencio Pérez de boca de los mencionados Matos y Franqui, así como de otros miembros de la tropa castrista que lo conocieron personalmente. De invaluable importancia para obtener referencias, anécdotas intrahistóricas, hechos olvidados en el tiempo y figuras desconocidas fue mi amistad con el periodista Agustín Tamargo, el historiador Leví Marrero y otros intelectuales, políticos y autoridades republicanas en el exilio. Sobre la abundante ficha delictiva de Pérez y otros líderes castristas y del viejo PSP establecidas por las autoridades de la República, tuve el privilegiado testimonio del ex teniente coronel Esteban Ventura Novo y el brigadier general Francisco H. “Silito” Tabernilla. Ventura llegó a conformar un voluminoso archivo en el Buró para la Represión de las Actividades Comunistas (BRAC). Sus memorias, publicadas en 1960, y otros testimonios suyos, son importantes para conocer los antecedentes criminales de figuras de la elite castrista y el comunismo insular: corrupciones, vicios, delaciones, tramas conyugales y extraconyugales, botellas, en fin. Con criolla ironía, Ventura invitaba a que uno se preguntara por qué Fidel Castro nunca solía mencionar su nombre.

Imagen de Lagrange

"heroicos combatientes en Miami" y tu "plasta de mierda en Weston". Tu criticas mucho a los maricones, pero no hay que esforzarse mucho para detectar en tu discurso las huellas del closet.

Imagen de Amadeus

@Los Camilitos__ Compórtese correctamente o llamo a Lagrange!!

Imagen de Amadeus

@ Los Camilito---Se ve que le picó lo de "la galleta sin manos" y ha perdido la tabla usando el termino "maricones" una expresión para denigrar al contrario, lo que revela su mediocridad y homofobia, algo bastante común en los colaboradores e infiltrados digitales del régimen.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

@egroj: Pues no sabía esos detalles y parece que la gran mayoría de los cubanos que apoyaron a Fidel en el 59, -muchos de los que son hoy heroicos combatientes en Miami-, tampoco lo sabían. Déjame explicarte. Para mi, el comunismo es intrínsecamente perverso como dijo Pío XI. No fui ajeno a los privilegios de quienes constituyen “la nueva clase” en el socialismo; pero eso no me dio envidia ni resentimiento. Hice mis planes y me fui de Cuba. No le envidio nada a nadie, ni a Guillermo García ni al tal Crescencio Pérez, ni a nadie. Menos todavía a sus nietos que no tienen por qué recibir el odio que algunos le tienen a sus abuelos. No me interesan esos chismes. No tengo Facebook ni me dedico a la pajarería de registrar la vida de otros. No me sentiría con derecho a publicar sus fotos y a criticarlos por hacer lo que todos hacen a esa edad, si tienen la oportunidad. Mis hijos tienen un futuro más prometedor que esos nietos. Y a decir verdad, yo he elogiado a AR varias veces, pero no vi pruebas de sus acusaciones a esa gente en este artículo, y por eso pedí bibliografía. No vayas a pensar como el imbécil de Amadeus que me dieron “una galleta sin mano” (expresión bastante socorrida por los maricones). A mi me importa un bledo la historia de los pollos, las avestruces y los cocodrilos. Simplemente quería saber cómo AR conocía que Crescencio Pérez traficaba con marihuana. Y de eso AR no dio bibliografía. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.