Viernes, 14 de Diciembre de 2018
Última actualización: 22:26 CET
Corrupción

Alejandro Castro Espín: rumores de buena tinta

Alejandro Castro Espín (i) cantando en un acto político, La Habana, 2014. (AMERICAECONOMIA/REUTERS)

Desde el mes de marzo hay historias llegando desde La Habana sobre el "truene" de Alejandro Castro Espín. Versiones que no desmienten lo publicado por The New Yorker, pero que ofrecen una arista distinta y quizás otra de las causas que llevaran a Raúl Castro a prescindir de su mejor heredero.

Todo comenzó a fines de 2017, cuando aparecieron en el exilio, en "plan fuga", una ola de dueños de negocios, inversionistas independientes y nuevos ricos cubanos.

Llegaban a radicarse definitivamente en la acera de enfrente, aunque esto significara romper abruptamente con las fuentes de sus riquezas. Estaban decididos a abandonar sus boyantes y reducidos negocios, que operaban en la Isla, con permisos y tolerancia del régimen.

Los nuevos emigrantes se quejaban del recién establecido inquisidor mayor, el coronel Alejandro Castro Espín, quien desde sus oficinas del Consejo de Defensa y de Seguridad Nacional había desatado una ofensiva contra los cuentapropistas y los negociantes privados, arguyendo que era los máximos responsables de la corrupción que asolaba al país.

Según estos prófugos de última hora, la embestida de Alejandro no entendía de padrinos ni de negocios de familia.

Por primera vez estaban investigando y hasta encarcelando a los amigos de los hijos de Fidel, a los asociados con hijos de generales y ministros, e inclusive, a los exdirigentes o jubilados del Gobierno.

Las anécdotas hablaban de detenciones de figuras tan renombradas como Héctor Rodríguez Llompart, expresidente del Banco Nacional de Cuba, y del hijo de Abelardo Colomé Ibarra "Furry", figura clave del grupo "raulista" y ministro del Interior.

Contradictoriamente, estos cubanos que llegaban a reinventarse en Miami eran hasta ese momento la inspiración principal de los exiliados que optaban por la repatriación, para radicarse nuevamente en Cuba y operar pequeños negocios particulares.

En marzo de 2018 muchos de los recién exiliados evaluaron el posible regreso cuando se conoció que habían sacado hasta la última mesa de las oficinas del coronel Castro Espín, defenestrado, sorpresivamente, por su propio padre.

Todos querían volver pero buscaban segundas opiniones para atreverse. Aunque al final los que más elementos tenían y los que más sabían del caso eran ellos.

El hijo de un funcionario de Relaciones Exteriores hablaba por teléfono con alguien en Cuba y a cada momento tapaba con la otra mano su celular para ponerme al día. "Parece que se le fue la mano", me decía y volvía a escuchar. Luego adoptaba la misma pose y me ampliaba: "Se puso a jugar al Robespierre y terminó comiéndose a los suyos".

El dueño de una paladar en Miramar llegó a mi oficina con toda una historia que contar: "Imagínate, Raúl llegó de viaje y se encontró con la sorpresa de 'Furry' en tela de juicio, con lista de barcos y carros confiscados y una propuesta para la destitución".

Otro, especialista en el tráfico y compraventa de joyas, me aseguraba que hasta el ministro del Interior Carlos Fernández Gondín había muerto de un infarto por culpa de las pesquisas de Alejandro sobre una vivienda de lujo que el hijo de este general tenia a orillas del rio Almendares, "con hamacas y todo", me decía con asombro.

Una pareja que se dedicaba a la renta de varias casas tiene a un mensajero que viaja con frecuencia a la Isla y a quien clasifican como un informante de nivel. "Está bien tronao", me dicen de Alejandro Castro Espín con una seguridad aplastante. "Noticia confirmada de primera mano", agregan mientras él asiente con la cabeza y ella se sacude las manos. Como me notan incrédulo, reponen: "No te guíes por si lo sacan en el noticiero en estos días, porque es una estrategia de Raúl para parar los rumores: lo visten, lo sacan y lo regresan a su piyama".

Es curioso que todos aseguren saber lo que pasó por rumores o filtraciones de segunda mano.

Pero en Cuba no hay otras opciones.

Recuerdo que en la década del 80 buscábamos darle oficialidad a las bolas presumiendo que era el régimen quien dejaba escapar algunas hebras para que nos inventáramos el resto, y de paso filtraban lo que pasaba sin comprometerse.

"Al final nadie se atreve a volver", me cuenta uno de estos nuevos ricos, "Alejandro no está, pero siguen requisando y metiendo preso a todo el que se les atraviesa, siempre que tenga dinero, claro".

El tipo duda y añade: "Quizás sea la inercia, habrá que esperar a que la maquinaria pierda el impulso que le dio 'El Tuerto', quizás al final todo quede igual".

9 comentarios

Imagen de Pedro Benitez

Vamos por parte caballeros.  Primero definir en términos concretos cuanto poder tenia Castro Espín por su muy elevada posición, y por ser hijo RC.  Para después poder entender quiénes van a manejar los asuntos de contrainteligencia mas importantes del país, porque difícilmente le darán este puesto a una sola persona que no pertenece a la familia, cuando RC ya pronto tiene que descansar.  Y por último, vamos a pensar como buenos cubanos si la monarquia va delegar el trono sin tener un familiar que responda a sus intereses dentro de la cadena de mando.  (Está Castro Espin bien tronado, o parece que está bien tronado)  Y ya, después de "por último" los ataques a los canadienses, y americanos; que permitieron los cubanos, o realizaron los cubanos,  o realizaron en conjunto los cubanos con un tercer pais; como es que cierran ese capitulo, si es que les interesa cerralo.  

Imagen de Balsero

Qué es normal en Cuba? Estas cosas (bolas y chismes) ocurren porque no existe la democracia. Si está Díaz-Canel es porque el rey que abdicó lo hizo en favor de él. Si se le fue la mano al vástago? Hace algunos años fusilaron a 3 cubanos por llevarse una lancha y hasta Silvio Rodríguez apoyó la medida fatal. Los negocios pesan en el mundo de los Castro? Pienso que sí, y mucho, pero eso es la órbita de López-Callejas. Igual hay gente de negocio con apellido Castro, Guevara o Machado, y nadie se desgarra las vestiduras porque la economía cubana pasa por 3 o 4 familias, comenzando por los de la dinastía gobernante.

Imagen de Ana Julia Faya

Fue en los EEUU donde primero se conocieron los negocios de los Castro con el narcotráfico. Lo que vino después ya es historia, con intervenciones públicas ridículamente patéticas de Raúl Castro, los fusilamientos, la corrupción en Angola y la muerte "súbita" de Abrahantes en prisión. Esta historia del vástago Castro Espín recién comienza, y desde EEUU también. Curioso.

Imagen de padre Ignacio

La cantua es saludable siempre que no se convierta en un vicio. Los hijos de los mayorales de Biran, caen para arriba. No se atraquen.

Imagen de Kreutz

Hoy es lunes y los pioneros cantan en el matutino, menudo antro de comunistas en este articulo.

Imagen de James Jesus Angleton

Lo primero es que Alejandro Castro Espín y la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional del PCC [El Consejo de Seguridad Nacional es otra cosa y pertenece al aparato estatal] no se encargan de los cuentapropistas. Lo segundo es que no es primera vez que aquella comisión se reestructura, cambia e incluso se elimina. Y lo tercero es, como sugiere Camilo J. Marcos, que quienes no saben de la misa la media armaron tremendo circo mediático con la sucesión y al no pasar nada, tal y como era lógico, no pueden inventar otra explicación que un truene, que se atribuye alucinadamente a los ataques acústicos y aquí, demencialmente, a la represión de cuentapropistas. Es la técnica usual de inventar algo para darlo como noticia y tapar la mentira inicial, al quedar desmentida, con otra mentira más que se da como noticia o como rumor de buena tinta, como las tantas muertes de Fidel Castro. Lo común de estas historietas es que ninguna de las fuentes sabe nada de nada. El exilio no escarmienta con que nunca se enteró de las negociaciones Obama-Castro y vino a enterarse de la muerte de Fidel por Raúl.

Imagen de Nic

Y del vínculo del Tuerto con las armas acústicas, ¿qué se dice?

Imagen de Joshua Ramir

Nada man, que no lo dejaron hacer y deshacer a su antojo, Raul depende de varias personas que probablemente se le quejaron y como sabe que no le queda demasiado, quiso poner a su vastago a buen resguardo, esta claro que la hipotesis de la dinastia familiar tal vez termine con raul (excelente noticia), el tuerto tiene enemigos mas poderosos que el mismo, ahhh y el Canel esta trabajando

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Pues me gustaria que los verticales que hablan de la sucesion familiar en Cuba y del papel nominal de Diaz Canel, comentaran lo que esta ocurriendo con el hijo de Raul. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.