Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Última actualización: 23:37 CET
Reforma Constitucional

La Constitución cubana y el socialismo irrevocable

Un 'cuentapropista' vende un ejemplar de la Constitución vigente en su local. (IPS)

La Constitución es la ley de mayor jerarquía jurídica y política de un Estado; norma su estructura, organización y funciones, entre las que están la promoción y defensa de los derechos fundamentales de la persona. En dependencia de que surja o no del consenso logrado entre las diferentes fuerzas existentes y que constituya una expresión de la soberanía ciudadana, la Constitución servirá para el avance o el estancamiento de la sociedad.

Aunque por sus objetivos requiera de una relativa estabilidad, al reflejar los cambios que genera el desarrollo social, la Constitución puede que ser reformada o sustituida. Su adaptación a las condiciones cambiantes no debe recaer en el gobierno de turno, sino en el soberano que le dio origen, es decir, en el pueblo, mediante representantes elegidos para ese fin. Mucho menos debe quedar sujeta a lo que disponga la persona o el partido que ocupe el poder del Estado, para evitar, como ha ocurrido en la historia, que un gobierno o una generación puedan establecer pautas para siempre y negar a las generaciones presentes y futuras la capacidad de decidir sobre su propio modo de vivir.

Por ejemplo, en la Convención que redactó la Constitución de 1901 el patriota cubano Juan Gualberto Gómez, en su condición de delegado, enfrentó un intento de esa índole con las siguientes palabras: "yo conceptúo que es una doctrina antiliberal, que nosotros, aprovechándonos de la circunstancia de estar aquí reunidos para un mandato definido pretendamos ligar el porvenir, cerrar el derecho de nuestro pueblo hacia el mañana, deteniendo su impulso..."

Transcurrido más de un siglo de ese acontecimiento y de espaldas a los resultados de un modelo que ha fracasado en todos los lugares y todas las épocas donde se implantó, el Gobierno cubano, ignorando el derecho de cada generación a decidir su propio destino, ha decidido refrendar constitucionalmente el modelo de socialismo totalitario como "irrevocable".

Los antecedentes están en el año 2002, cuando a partir de una iniciativa ciudadana, el Proyecto Varela propugnó —y recogió las firmas correspondientes para ello— una reforma constitucional a favor de las libertades fundamentales. La propuesta alcanzó una gran repercusión gracias a que el expresidente estadounidense James Carter lo mencionó en el discurso pronunciado ese año en la Universidad de La Habana.

Al reto, el Gobierno cubano respondió con una Enmienda Constitucional, a la que se adicionó una Disposición Especial en la que se proponía que "el carácter socialista y el sistema político y social contenido en ella fueran declarados irrevocables". Y que, "la Constitución solo podía ser reformada por la Asamblea Nacional del Poder Popular mediante acuerdo adoptado, en votación nominal, por una mayoría no inferior a las dos terceras partes del número total de sus integrantes, excepto en lo que se refiere al sistema político, económico y social".

Al declarar eterno un modelo que, además de inviable, ni los nacidos ni los que estaban por nacer habían elegido democráticamente, Cuba se convirtió en el único país occidental anclado constitucionalmente al pasado. La prueba más evidente de ello consistió en que el propio líder de la revolución, en una entrevista que brindó en noviembre de 2016 a Jeffrey Goldberg, periodista de The Atlantic, admitió que: "El modelo cubano ni siquiera funciona para nosotros".

La declaración de irrevocable fue posible porque se invirtió el orden jerárquico del Estado cubano. En la Constitución de 1976 se declaró al Partido Comunista como la "fuerza superior de la sociedad y del Estado", lo que lo sitúa por encima de la Carta Magna. Lo demás son las manifestaciones concretas de esa superioridad.

Al clausurar la Asamblea Nacional del Poder Popular el 19 de abril de 2018, el general Raúl Castro aseguró que en la próxima Constitución no habrá cambio de nuestro objetivo estratégico. Y el 3 de junio, al presentar la Comisión designada para redactar el Anteproyecto constitucional, Miguel Díaz-Canel planteó que la reforma a la Constitución de 1976 no implicará ningún cambio en el sistema político, se mantendrá el carácter "irrevocable" del socialismo en Cuba, y el Partido Comunista (PCC) ejercerá el control sobre el resto de los organismos del Estado. Es decir, el secretario del Partido Comunista y el presidente del país pueden definir de antemano lo que se debe o no cambiar en la Constitución: el Partido primero, la Constitución después. 

En consecuencia, el artículo 3 del Proyecto de Constitución plantea que: "El socialismo y el sistema político y social revolucionario, establecidos por esta Constitución, son irrevocables", y añade que "Los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución".

La declaración de irrevocable, además de representar los intereses y la ideología del partido que detenta el poder, ni en 2002 ni ahora resolverá laincapacidad del socialismo totalitario, que al estatizar la economía la convirtió en factor de pobreza y al desconocer las libertades fundamentales generó desinterés; limitaciones que descalificaron ese modelo en el pasado, lo descalifica en el presente y lo descalificará en el futuro.

12 comentarios

Imagen de Pedro Benitez

Me pregunto cuales son las partes de la Constitución de 1940 que se deben actualizar después de casi 80 años para que sea vigente en nuestros tiempos.  Porque es mucho más fácil sustituir una Constitución mafiosa militar por una que fue acordada por todos los cubanos.  

Imagen de Balsero

La palabra "socialismo" funciona como un corsé. Y "PCC" es la herramienta de discriminación que usarán para la represión política.

Imagen de Eduardo Perez-Bengochea

Corrección: debe de leer en carta a Fermín Valdés Domínguez en Mayo 1894, no 1884.

Imagen de Eduardo Perez-Bengochea

No se debe caer en los  jueguitos con la palabra socialismo o socialista por parte del régimen. Ellos tratan de confundir al exterior ocultando la mención de que Cuba hacia el comunismo en la nueva Constitución que proponen. Cuando ellos hablan de socialismo se  refieren al socialismo  maxista  unipartidista. Cuando Marti comenta la muerte de Karl Marx  en Marzo de 1883 a un periódico argentino -del que creo era corresponsal-, alaba la gestión de Marx en beneficio de los obreros y desposeídos pero, un GRAN PERO, enseguida an~ade que no esta’ de acuerdo con la lucha de clases- poner al hombre contra el hombre- y también rechaza la violencia en favor de una solución blanda ( o blanca, sin sangre). Más tarde en carta a Fermín Valdés Domínguez en Mayo 1984, vuelve en contra de ESE socialismo. La defensa de los ideólogos comunistas cubanos es que con el tiempo Marti evolucionaría hacia el marxismo y que en la carta a Fermín Valdés Domínguez Marti se refería a los anarquistas y otros socialismo y no al marxismo. Bueno en 11 an~os no lo hizo. La recurrencia de Marti hacia la libertad de TODOS los  cubanos , hasta el momento de su muerte, es clara evidencia que jamás aceptaría ni  estaría dispuesto, con el tiempo ( mire que cosa ! ), a aceptar los actos de repudio, la represion- carcel y fusilamientos- contra cubanos que rechazaran el marxismo totalitario. Las raíces de la nación cubana está en el ideario de Marti. No en el de Marx. En el articulo #5 de las bases del Partido Revolucionario Cubano esta’ clarísimo que va en contra de imponerle al pueblo cubano un unipartidismo en nombre del éxito de la remoción del colonialismo espan~ol. Una vez en el poder el Movimiento 26 de Julio, que nunca había propuesto el marxismo unipartidismo durante la insurrección contra la dictadura batistiana, niega en los primeros meses que fueran comunista pero luego a principios de mayo 1961 proclama el maximo líder (FCR) que el había sido, era y sería marxista- leninista toda su vida. Bueno y que hizo con Cuba el marxismo-leninismo en 58 an~os en poder y dominio  absoluto de la sociedad y gobierno ? Un inmenso fracaso. Como lo fue’ en otras partes del mundo. Ahora vienen con que quieren más marxismo unipartidista y el que se oponga es un traidor a la patria que se sancionaría con la máxima condena.Respuesta del pueblo cubano en Febrero 24, 2019 : votar NO o quedarse en su casa absteniéndose. Ah , que entonces se quedaría la Constitución actual ? Bueno, tal vez, pero estaría claro que el pueblo cubano rechaza la continuación del socialismo marxista  unipartidista, aún cuando escondan a Lenin y a la palabra comunismo como meta.  Preludio para una rebelión nacional, pues no hay otra, la vía electoral nunca sería respetada. Pero dejen de financiar a ese régimen, que vive del exilio ! Financien a los valientes opositores al interior de Cuba. Serán la chispa de una rebelión nacional. Ya le dieron 58 an~os a la dictadura para que mejorara la vida del cubano. Engan~Ron  al pueblo y fracasaron en traerle bienestar y prosperidad. El pueblo cubano no es bobo pero esta pisado. Creo que el referendo del régimen con una casilla para votar NO es una tremenda oportunidad y el principio del fin del castrocomunismo.    

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Apreciado Alcalde: mientras la generacion del Moncada este presente, los cambios seran lentos. Despues, seran exponencialmente rapidos; pero el equilibrio puede romperse en cualquier momento, nadie sabe, un dejá view del maleconazo. De lo que si estoy seguro es de que ni los patriotas del exilio, ni los disidentes y opositores que viven de su oposicion y a quienes nadie conoce, van a tener participacion alguna en esos cambios. Y llamar "zombis" a quienes viven en Cuba, disculpe Alcalde, pero es equivocado. Ellos seran los actores principales. 

Imagen de Plutarco Cuero

Según JMWL_FL ( que tiene insider info, de buena tinta, de la china, que no destiñe ...) el PARTI-DIOS le va a dosificar la libertad a los zombis. ¿A cuantos CC por décadas Doc ..?

Imagen de Anonim

El autor presenta dos ideas muy ciertas y unas conclusiones incompletas. Es cierto que los documentos castristas colocan al partido por encima de la voluntad ciudadana, no popular como dice el autor, y que el partido de hoy no tiene derecho a limitar las opciones de los cubanos del futuro. Además afirma que la imposibilidad de cambiar el modelo socialista totalitario, como impone control estatal fracasado sobre la economía, condena al país a la pobreza. No es difícil llegar a la conclusión de que un partido determine el futuro de los cubanos imponiendo una economía fracasada mantendrá al país en la pobreza. Es una buena conclusión con problemas conceptuales.. El documento castrista es una mala idea porque colocar la soberanía y autonomía ciudadana en manos de un partido equivale a convertir al jefe del partido en el único ciudadano soberano con poder de decisión; es legalizar un régimen estalinista, nazista, franquista, castrista, que oculta el poder absoluto de un idividuo bajo palabras como "partido" o "estado". La imposición del "socialismo totalitario" como modelo económico fracasado es algo cierto, pero incompleto porque el socialismo es un modelo de sociedad carcelaria también. La sociedad socialista no es igualitaria sino una sociedad que somete a la obediencia, la indigencia y la miseria moral tanto a guardias como a internados, por lo tanto la economía estatal ha sido exitosa en mantener a los habitantes de Cuba en la indigencia permanente innecesaria y artificialmente. Es irracional continuar dándole al castrismo el beneficio de la duda sobre sus intenciones de producir bienestar y prosperidad contra la evidencia que muestra que el régimen ve el bienestar de guardias e internados como una amenaza a su seguridad. Soren TriffBristol, Rhode Island

Imagen de Ricardo E. Trelles

// "Socialismo", "socialismo", "socialismo" //  - - - - - - - ¿Qué es socialismo"??????

Imagen de Eduardo Perez-Bengochea

Excelente articulo.Que hacer ? Rechazar ambas Constituciones, la del 1976 y la por venir en 2019.. Que de Constitucion Democratica no tienen nada. Abstenerse de votar o votar NO. Contundentemente.  No tengan miedo dijo el Papa  polaco al pueblo cubano durante su visita a Cuba.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Tranquilo Juan, entender lo que escribi es mucho p'a tu cartucho.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.