Domingo, 19 de Agosto de 2018
Última actualización: 23:18 CEST
Reforma Constitucional

Oportunidades del debate constitucional en Cuba

Venta del Proyecto de Constitución en Camagüey. (CADENA AGRAMONTE)

El artículo de Dimas Castellanos publicado en este periódico el 2 de agosto es un catálogo de temas de importancia para el futuro del país, que deben ser debatido por la mayor cantidad posible de ciudadanos.

Que el Gobierno cubano haya separado unos tres meses para "consultas" públicas abre una rara oportunidad para que los cubanos se organicen y reúnan para discutir minuciosamente los diversos aspectos del proyecto constitucional, aun cuando el mismo no tenga un origen legítimo. Esa posibilidad de reunión y discusión — para la cual los ciudadanos deben prepararse en aras de sacarle el mayor provecho—puede calificarse de excepcional en las casi seis décadas de dictadura.

Aunque los cubanos en su mayoría no estén acostumbrados a este tipo de intercambio libre, esta es una oportunidad no solo para ejercitar sus derechos a expresar diversas opiniones, sino también para organizarse en grupos de discusión que eventualmente conlleven a acciones colectivas de acuerdo con sus intereses personales. El poder de la dictadura se ha basado tanto en restringir la libertad de expresión como en monopolizar la capacidad de organización de los ciudadanos, manteniéndolos aislados para que no puedan colaborar entre sí ni tengan fuerzas para tratar de influenciar al Gobierno. 

A manera de ejemplo, Dimas Castellanos resalta tres temas constitucionales de importancia crítica: el de la naturaleza del socialismo y el comunismo en Cuba, el de la diversidad de creencias y la discriminación, y el que trata sobre la propiedad y la riqueza.

Por supuesto, hay muchos otros temas que pueden y deben debatirse, pero estos tres dan mucha tela por dónde cortar y están íntimamente vinculados con los factores que habrán de determinar la calidad de vida de los cubanos en los próximos años. Pero, ¿qué grado de preparación tienen los ciudadanos en la Isla y los líderes de las organizaciones independientes del Gobierno para participar en los debates y extraerles el máximo beneficio? No es una pregunta retórica. La capacidad de los líderes de los movimientos independientes en Cuba se está poniendo a prueba en estas circunstancias. El desafío consiste en saber aprovechar esta oportunidad inteligentemente. La apatía o indiferencia en participar activa y repetidamente en los debates sería interpretada como evidencia de que muchos de los ciudadanos cubanos, hombres y mujeres, están esencialmente conformes con el régimen y sus modos de manejar los asuntos políticos y económicos.

Debemos tener en cuenta que los debates del anteproyecto de Constitución en la Asamblea Nacional, a pesar de haber sido sumamente pobres y superficiales, dejaron ver contradicciones e incoherencias en el documento y en el proceso de discusión. Y es precisamente en esos puntos donde surgen elementos que dejan ver, por accidente, algunas discrepancias que pueden servir de base para debates mayores y acciones de seguimiento.

Por ejemplo, ¿cómo se habrá de compatibilizar el nombre del Partido Comunista de Cuba con la decisión de eliminar el concepto y hasta la palabra comunismo? Los cubanos deben reflexionar sobre la veracidad anterior de estos conceptos, el por qué fueron importantes durante tantos años, y sobre las razones que de pronto aparecen para justificar tales cambios. Sobre estas líneas es lógico preguntarse qué valor tendrá ahora el papel del Partido en el marco de una nueva constitución y cuál entidad debe dominar sobre la otra. Y en esta misma línea de indagación cabe preguntarse: ¿cómo se eligen los miembros del Partido? ¿No debieran estar los mismos sujetos a los preceptos constitucionales? De manera similar uno puede cuestionarse la validez del respeto por las creencias y extenderlo, como Castellanos sugiere, a los credos ideológicos y políticos. Si la constitución consagra el derecho de cada ciudadano a adoptar libremente el credo de su preferencia, ¿por qué se discrimina al cubano por creer en diversas formas de organización económica, política y social? 

Estos tópicos están íntimamente entrelazados con el tercer tema del artículo, el de las relaciones entre la propiedad y la riqueza. Por ejemplo, los cubanos deben comprender y discutir las implicaciones de que el Gobierno decida, central y arbitrariamente, cuántas propiedades debe tener un ciudadano y cuánta riqueza debe acumular. En este contexto, ¿qué saben los cubanos de las propiedades (y su precio) que poseen o usufructan los líderes máximos del gobierno, del Partido o los militares a cargo de empresas estatales? ¿Dónde y cómo puede saberse esa información?

Las oportunidades que le abre al ciudadano el debate o consulta constitucional incluyen la de cuestionarse y cuestionar al Gobierno sobre temas de máximo interés nacional. Desde el comienzo del castrismo en 1959, los dirigentes han gobernado sin la menor preocupación por informarle al pueblo lo más elemental sobre la economía, sus salarios, las relaciones internacionales, las guerras extranjeras y hasta las cuestiones de vida o muerte. Así, el ciudadano actual se ha acostumbrado a ser un mero espectador de los asuntos públicos del país.

Esta situación es tan contra natura que tarde o temprano deberá cambiar por un puro proceso evolutivo. Pero con un aumento de la conciencia ciudadana sobre estos problemas, quizás ayudada por oportunidades de un alto valor estratégico como la que se presenta ahora mediante los debates constitucionales, el estancamiento crónico que ha dominado los asuntos cubanos por tanto años pudiera quebrarse. ¿Tendrán los líderes de la oposición en Cuba la capacidad de maniobrar estratégicamente en este cambio de juego? ¿Podrán organizar a la ciudadanía y conducirla a debates organizados y fructíferos? ¿Podrán los líderes de la oposición en el exilio responder eficazmente a posibles iniciativas castristas de influenciar o reprimir el debate llamado por el propio Gobierno?

Recordemos el viejo refrán de que "la ocasión la pintan calva". Los debates pueden (y deben) extenderse por más de los tres meses indicados. La responsabilidad histórica de todos es grande, pero muy en especial la de los activistas. Fallar en la preparación y organización de los debates sería imperdonable y aplazaría el comienzo de una marcha progresiva hacia una verdadera república de Cuba libre.

20 comentarios

Imagen de Esopo

Este comentario se lo hice al artículo de Yoandrys Gutiérrez, aquí en DDC, pero le viene como anillo al dedo al presente artículo: Yoandrys, vamos por parte, pienso que los argumentos no se deben fundamentar en que si los religiosos pueden y los artistas no pueden, El problema radica en que los religiosos puedan y los artistas puedan también, así como los activistas por la igualdad racial. A mi modo de ver, lo más positivo del simulacro castrista de modificación de su constitución estalinista, manteniendo su esencia estalinista, valga la redundancia, es este inmenso y rico debate, a mi modo de ver, inédito en  60 años de totalitarismo castrista, porque en realidad independientemente de mayor o menor tolerancia del castrismo el debate esta ocurriendo en diferentes corrientes ya sea religiosa, artística, interracial, política, social y económica. Eso no quiere decir que espere que habrán cambios sustanciales en la propuesta castrista porque el estado totalitario continua y el totalitarismo hace lo que le da la gana, ya sea a raja tabla o con edulcoraciones de engaña bobo, pero de lo que estoy seguro es que después de este debate la sociedad cubana, incluyendo a una parte de la nomenclatura castrista, como otra gran parte del anticastrismo, se harán consiente que la cuestión es la convocatoria a una Asamblea Constituyente Democrática, en mi caso hace bastante tiempo vengo abogando por Cuatros Pasos Programáticos para una Transición Ordenada a la Democracia de Cuba que a continuación relaciono: 1) Legalización de los Partidos Políticos de Oposición, 2) CONVOCATORIA A UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE MULTIPARTIDISTA, 3) Instauración de un Estado de Derecho con sus poderes independientes (ejecutivo, legislativo y judicial), 4) Elecciones Multipartidistas Municipales, Provinciales y Nacionales. Por esa propuesta se me ha acusado, tanto por castristas como por anticastristas, de iluso, imbécil, soñador, y vivir en la luna de Valencia entre otros calificativos degradantes, pero para llegar a estos pasos y otros pasos colaterales necesarios tenemos que transitar por este y otros debates al respecto.

Imagen de Esopo

Muy oportuna la carta abierta de Martha Beatriz Roque Cabello a la UE, respetuosa y contundente, con la autoridad moral y política de la más veterana de la oposición\ disidencia interna, avalada por sus dos condenas, una por la firma del documento la “Patria es de Todos” y la otra por la Primavera Negra, así como, por su activismo político antes, durante y después de dichas condenaciones. Para cerrar este comentario cito el párrafo final de la carta abierta de Martha:”EN NOMBRE DEL PUEBLO DE CUBA, AL CUAL NO REPRESENTO POR LEY, PERO SI POR AMOR Y CONVICCIÓN; LOS INVITO A REFLEXIONAR SOBRE EL TEMA Y ME PONGO A DISPOSICIÓN DE USTEDES PARA CUALQUIER ACLARACIÓN AL RESPECTO”.

Imagen de Esopo

Ciertamente este simulacro de modificación a la constitución ESTALINISTA CASTRISTA ha abierto un gran debate. En el interior de Cuba, a su manera, independientemente de sus limitaciones por las faltas de libertades y la relativa mordaza que mantienen los órganos de represión y control social castrista. En la diáspora, como muestran estos articulos de opinión al respecto, el debate es muy intenso a pesar del tono altisonante y en ocasiones agresivo de algunos forista, pero también se están dando manifestaciones individuales al respecto de personalidades de la disidencia interna como la carta abierta de a la EU al respecto de Martha Beatriz Roque Cabello, para no abundar sobre esa cuestión en este comentario a continuación un comentario que hice en la noticia de referencia aquí en DDC. También hay que mencionar los debates promovidos por Rodiles en el interior de Cuba con la participación, entre otros, del Politólogo Dimas Castellano, unos de los fundadores de la otrora Corriente Socialista Democrática.

Imagen de Desde el Sol

Ota pantomima más. Más del cuento de la buena pipa. Más jugadas para aparentar democracia. Yo vivo en Cuba, estoy en Cuba, conectado con VPN porque Diario de Cuba está bloqueado desde aqui. Amigos les voy a decir algo con el corazón en la mano: Este engendro no lo cambia nadie que no sea el propio Raul Castro y eso no va  a suceder. Ustedes ven al pueblo cubano que está emigrando ahora? Se han fijado? Bueno, pues el pueblo que está aun aqui dentro es ese mismo. Nuevas generaciones, desorientadas, apáticas, centradas en el consumo de la estupidez. Si mañana hacen unas elecciones en Cuba de momento y como candidatos ponen a Diaz Canel y a Carlos Alberto Montaner ganaría Diaz Canel 70-30. Porque aqui la gente se ha vuelto ignorante, se ha perdido la esperanza y el dia de esas hipotéticas votaciones les va a importar mas salir de eso, votar temprano que quien gane, además votando por el candidato de la revolución estan seguros, ¨no hay susto¨, como se dice ahora aqui.Ahora, si los candidatos a presidente fueran Diaz Canel y El Chacal o Alexander de gente de Zona, pues entonces si que perdería Diaz Canel 90-10. Asi está Cuba hermanos. Aqui nadie conoce a la disidencia, solo a nivel de chisme y a nadie le importa que es lo mas triste. Cuba no es La Habana. Y en las provincias del interior la apatía es mayor.Vamos a tener que seguir esperando por un Gorbachev. Diaz Canel no lo es. Miren lo que está pasando en Venezuela y nadie se mete. Por eso, por estar viendo lo que sucede en venezuela yo tambien he perdido las esperanzas.Saludos desde el Oriente cubano.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Esta opinion esta en uno de los tantos foros del periodico Granma. Mas abajo dejo el link. Cuando digo que hay opiniones francas y frescas, no miento. Cuba esta cambiando. Noel Montes de Oca Respondió: 7 de julio de 201717:29:07"Creo que fue Voltaire quien dijo algo así como: " Disiento en todo lo que dices, pero defiendo con toda mi alma el derecho que tienes a decirlo" Si los Centristas (no se si ellos se hacen llamar así o se les llama así) tienen sus criterios, pues escuchémoslos, pero directamente no a través de intermediarios. El debate entre dos personas que piensan igual se torna aburrido porque no hay antagonismos. Abran un espacio donde se debata directamente con ellos, a ver si se atreven a venir, en la televisión, en la radio, en la prensa y ahí mismo si no tienen razón en lo que dicen, pues se quedarán desarmados y no tendrán seguidores. Veo que están sacando con mucha fuerza eso del Centrismo ahora, a ver si no califican de centristas ahora a los que quieren cambios para mejorar la sociedad dentro del sistema Socialista. Siempre he dicho que los extremos son malos en la mayoría de las situaciones de la vida. Una y mil veces diré, no se puede poner sancadillas al desarrollo de las fuerzas productivas, luchemos por una sociedad donde todos crezcamos. Una sociedad donde los ricos sean más ricos y los pobres menos pobres, donde cada ciudadano vea que de un año a otro avanza. Cobremos más impuestos mientras más se gane, y ese dinero lo emplearemos en levantar a aquellos que no pueden hacerlo por si mismos. Controlemos, pero no matemos el talento y la iniciativa. Si alguien se hace rico trabajando, pues bienvenido sea, eso querrá decir que también ha aportado más a la sociedad con sus contribuciones. Si le preguntas a cada ciudadano del mundo si quisiera ser rico, creo que la gran mayoría diría que si. Nadie quiere pasar por esta corta vida de pobre y sin posibilidades." http://www.granma.cu/cuba/2017-07-07/es-posible-unir-lo-mejor-del-capitalismo-y-el-socialismo-07-07-2017-00-07-30

Imagen de Plutarco Cuero

Pamela Alejandrovna sigue empecinada en normalizar lo ANORMAL ...

Imagen de Plutarco Cuero

El hashtag del PARTIDIOS y sus cuatreros -------------> #DESTRUIMOSCUBA

Imagen de Kurt_Turing

A mi lo que mas me gusta es la frescura y franqueza de GRANMA y lo yegua que son algunos emigrantes...

Imagen de Anonim

El autor argumenta que los cubanos deben reunirse para discutir el Proyecto de Constitución del régimen castrista y ejercer el derecho a participar en decisiones que los afectan y practicar la unión en acciones colectivas en defensa de intereses comunes. El autor indirectamente reta a quienes encabezan asociaciones independientes que dirijan el proceso de reunión y crítica del documento. El razonamiento del escritor es inobjetable, aunque mi opinión podría estar prejuiciada por mi admiración hacia el autor.
 
Se sabe que esta “invitación” a participar por parte del régimen es una acción de propaganda chapucera, y más que eso, es una acción para obedecer a Europa, que es la verdadera potencia colonizadora, que ha exigido adornar la colonia demandando que los Castro pasen a segundo plano con la selección de un muñeco presidente, una apariencia de sector privado y de mercado interno, una apariencia de legalidad bajo una constitución, para ella incrementar su asociación con la dictadura en la explotación de los habitantes de la isla y de sus recursos naturales pretendiendo no mancharse las manos con sangre.
 
Pero también se sabe que los habitantes de Cuba viven en condición de internamiento permanente; no son libres; por eso ellos tienen obligación de utilizar cada oportunidad para rechazar y luchar contra su condición de internamiento injusto, degradante y cruel, ante un observador imparcial. Los isleños dentro de Cuba ya lo hicieron exitosamente con campañas como Otro 18 y Ciudadanos por el Cambio, que mostraron el fraude electoral y la ilegitimidad del nuevo presidente ante espectadores imparciales.
 
Ya lo han hecho también los cineastas que piden una Ley de Cine y los periodistas que piden una Ley de Comunicaciones desde la misma burocracia gubernamental, y ahora mismo, los artistas se reúnen para rechazar el Decreto Ley 349 que normaliza la persecución de la libertad de expresión artística. En este contexto, la sugerencia del autor no es original, sino parte de una tendencia de los isleños a reunirse en acción colectiva para defender intereses comunes. Que estas acciones no tengan eco necesario entre los líderes cubanos que viven en libertad fuera de Cuba es la verdadera pregunta que nadie se atreve a contestar.
Soren Triff
Bristol, Rhode Island

Imagen de Un Cubano Libre

Listos? Comienza la farsa una ves mas de tantas en 6 decadas, eso es solo para tontos contemporaneos y comunistas reciclados.

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.