Sábado, 23 de Junio de 2018
Última actualización: 18:11 CEST
Opinión

Cuba inamovible o aquí no ha pasado nada

Ramiro Valdés, José Ramón Machado Ventura y Raúl Castro. (WTOP)

Durante la recién celebrada reunión extraordinaria de la Asamblea Nacional en Cuba, quedó constituida la comisión que deberá reformar la Constitución cubana. Una de las afirmaciones del presidente Miguel Díaz-Canel, en su discurso de presentación de este grupo de funcionarios y representantes de organizaciones oficialistas, presidido por el octogenario Raúl Castro, fue que la reforma a la Constitución de 1976 no implicará ningún cambio en el sistema político, se mantendrá el carácter "irrevocable" del socialismo en Cuba, y el Partido Comunista (PCC) ejercerá el control sobre el resto de los organismos del Estado.

Una declaración frustrante, pero nada asombrosa, porque sabemos cómo Díaz-Canel fue escogido para este cargo, y porque sabemos que la vieja cúpula dirigente de Raúl, Machado y Ramiro Valdés no está dispuesta a abandonar el poder, clave de cualquier análisis que profundice solo un poquitico en el régimen criollo.

Luego, no se deben esperar cambios sustanciales en la Carta Magna del país, solo alteraciones cosméticas para acomodar un programa político adoptado en el último congreso del PCC al cual, no obstante su evidente deficiencia hoy, la cúpula castrista y sus seguidores se aferran, como sobrevivientes de un barco que se hunde en picada, mientras leen y pasan las páginas de los Lineamientos en cada sesión del Consejo de Ministros.

Si no fuera dramática la situación, movería risa.

Solo ese aferrarse al poder por miedo a perderlo para sí y sus familias, explica esta obcecada actitud de la gerontocracia criolla a insistir en la irrevocabilidad del socialismo, aun cuando todo el campo socialista se vino abajo hace años, y Fidel Castro en entrevista a The Atlantic, en noviembre de 2016, admitió la ineficiencia del sistema. "El modelo cubano ni siquiera funciona para nosotros" ("The Cuban model doesn't even work for us anymore"), dijo públicamente el viejo dictador en entrevista a Jeffrey Goldberg, pienso yo que en un momento de lucidez, y no de su usual senilidad. Una certeza que ya la sociedad cubana y sus miles de emigrados compartían, y una realidad que el régimen venezolano, su más disciplinado discípulo, les confirma a diario.

No obstante, no deja de asombrar el lamentable, opaco papel de segundón de Díaz-Canel, cuando en su surgimiento como dirigente en Santa Clara, en medio de los aires de cambios que rodearon al IV Congreso del PCC, pretendía presentarle a los Castro y a la dirección del PCC con Machado Ventura al frente, ciertas diferencias en el estilo de dirección que él y otros jóvenes dirigentes de entonces, como Roberto Robaina, exhibían y que en su momento crearon en la población la esperanza de que algunas prácticas políticas podían ser cambiadas.

Ahora este Díaz-Canel sabe que el país está en bancarrota, la sociedad cubana sufre sus consecuencias y no es capaz de salirse ni siquiera un ápice del guion que le pasó Raúl Castro. Como el administrador de una bodega de la cual no es dueño, se entretiene cambiando las latas del estante de arriba al de abajo, y viceversa, mientras la bodega (literalmente después de la tormenta Alberto) hace agua.

Más asombrosa aún es la total aquiescencia de la población a su mandato. La plaza se llena el Primero de Mayo, y no hay una sola protesta contra el régimen. No hay una sola expresión pública de descontento ante la aparente corrupción detrás del contrato de Cubana de Aviación con Global Air; ni ante los más de 100 derrumbes tras el paso de un ciclón que inundó la Isla; o por los rumores de que un incendio en La Habana Vieja consumió dos inmuebles completos sin la presencia de los bomberos, porque no había agua. No hay nadie que espontáneamente salga a la calle con un cartel pidiendo la deposición del régimen, ni tan siquiera su reforma.

La oposición organizada en múltiples movimientos o partidos, todos ilegales, sin ningún acceso a los medios en Cuba, con el baldón a cuestas de efectivas infiltraciones de los órganos de la Seguridad, bajo brutal represión y reducida por la propaganda gubernamental a simples peones del "enemigo imperialista", recurre a manifestaciones pacíficas que por rutinarias pierden efectividad, como las marchas de las Damas de Blanco, o a medidas extremas, como las huelgas de hambre. Con ello, le plantan exigencias al régimen como ningún otro sector social hace, pero no logran llamar la atención mundial acerca de las violaciones de derechos humanos en la Isla, de su inhumano sistema carcelario y, sobre todo, del atrincheramiento del régimen a no dialogar con quien se le oponga. Mucho menos logran sumar una cifra sustancial de seguidores organizados.

No por gusto en foros internacionales se pide la salida de Maduro del poder, pero nadie menciona a Cuba. Si nadie protesta es porque la población está satisfecha, es la lógica detrás de las sanciones canadienses a Venezuela y de las excelentes relaciones con Cuba, a pesar de los ataques acústicos a sus diplomáticos. Es la lógica que explica las acciones de la OEA contra el régimen venezolano y que no se le invitara a la última Cumbre de las Américas, pero que asistiera una representación diplomática de Cuba con un gallinero de la llamada sociedad civil oficialista, faltos de respeto y de la más elemental buena conducta social, cuando Cuba no es siquiera miembro del organismo regional.

No vale blasfemar contra el régimen una y otra vez en la cocina de la casa o con los amigos cercanos; no vale buscar cómo salir del país. Mientras cambiar la situación nacional no sea prioridad para los cubanos, no habrá solidaridad internacional. Pero mucho más importante, no habrá mejoría para la vida en la Isla. Pasará uno y otro congreso, uno y otro remiendo a la Constitución, un Díaz-Canel y otro más y aquí, señores, no ha pasado nada.

Comentarios [ 20 ]

Imagen de Anónimo

tic tac tic tac

Imagen de Anónimo

Cuando mueran Raul y Machado Ramiro, ya solo y libre va a emprender una etapa de transición temporal a algo mejor o peor ,es  el único histórico con berocos y habilidad para controlar la jauria verde olivo y cambiar ese impas de 60 años con lo mismo. 

Imagen de Anónimo

Excelente articulo,mis felicitaciones a Ana Julia Faya.

Imagen de Pedro Benitez

9:34 “ya no tienen de donde hidratarse”.  Un planteamiento interesante, pienso que no está del todo correcto.  Identificar que las fuentes de hidratación de la junta militar están agotadas no es suficiente para entender la capacidad que tienen los militares cubanos de defender sus negocios y los derechos que se atribuyen para controlar los sectores más importantes de la economía cubana.  Para alcanzar la liberación, los cubanos debemos de entender la estructura disciplinada y sofisticada de los militares cubanos.  No se trata de medir tanto el presupuesto que tienen los militares cubanos, porque su efectividad descansa en la preparación técnica de los mismos.  No es casualidad que la isla controla a Venezuela.  Todas las estrategias de control represivo que los militares cubanos aprendieron de los servicios de inteligencia de Rusia y Alemania han sido integradas y perfeccionadas por el aparato militar cubano.  Sin petróleo venezolano y sin aliados en la región, los militares cubanos van a defender sus intereses económicos con las remesas de los exiliados, la venta de los servicios profesionales y los dólares del turismo.  Con toda seguridad los militares cubanos apuestan por la trinchera, especialmente cuando pueden resucitar al enemigo apuntando a ley comercial contra la isla.  La junta militar cubana es un quiste, y no necesariamente se encuentra en el final de sus días.      

Imagen de Anónimo

Aclarando anónimo-18:02. El 19 de abril de 2010, Fidel Castro textualmente dijo: entre los muchos errores que hemos cometido todos, el mas importante error es creer que alguien sabe de socialismo ó que alguien sabe como se construye el socialismo. El presidente Díaz-Canel no se enteró.

Imagen de Anónimo

Vetustas miradas que hincan el pasado para mirar el presente, cosas de Miopes y aferrados a cuerdas de cenizas a punto de estallarles en su propia cara. Es el precio que nunca se debe pagar si se cree... hubo alguna buena intención alguna vez... Ningún náufrago sobrevive sin tomar agua. Para la Jerarquía senil que secuestra Cuba su juego solo crea más dolor y demasiadas incertidumbres, ya no tienen de donde hidratarse. Están en su Bucle Infernal. Si quieren pasar de alguna forma "decente" en la historia contada de la Cuba maniatada la opción de una urgente jubilación de TODO solo retendria el empuje del Tsunami un poquito más, tan solo un pestañazo... 

Imagen de Anónimo

Buenísima foto para promocionar un Memorial Plan. 

Imagen de Pedro Benitez

Felicidades a Ana Julia Faya.  Disfrute este artículo porque cubre con efectividad puntos importantes.   “Mientras cambiar la situación nacional no sea prioridad para los cubanos, no habrá solidaridad internacional.”  “No hay nadie que espontáneamente salga a la calle con un cartel pidiendo la deposición del régimen, ni tan siquiera su reforma."   ---------------------------------------  Cambiar la situación nacional no es, ni puede ser una prioridad para los cubanos en la isla, porque la vida de los cubanos trasciende en el oportunismo económico y político. El sistema y su naturaleza tiránica no canta la versión exacta de “defiéndete tú y déjame a mí, que yo me defiendo como pueda.”  La dinámica de la vida de los cubanos guarda más relación con la firme actitud de la población en priorizar el interés propio, violando los principios éticos.  El oportunismo es inducido por un sistema económico disfuncional; el miedo, la corrupción y la política nacionalista.  Los cubanos no obedecen a la  protesta espontánea ni organizada; un pueblo oportunista, sea cual sea la razón de su oportunismo, no protesta contra el sistema que le oprime.  Porque los ciudadanos están comprometidos legal y moralmente;  sumando los mecanismos de vigilancia y persecución al oportunismo inducido por el propio gobierno, y el resultado es el secuestro efectivo de toda la población.  En resumidas cuentas, robar, receptar, o traficar con mercancía robada es ilegal e inmoral.  ¿Entonces quien se lanza a la protesta cuando todo el pueblo lleva el robo en las manos?  Cuando se trata de la liberación de Cuba, los cubanos primero debemos admitir que todos los centros de trabajos son un foco de crimen y corrupción, y esto produce una fractura en las bases de cualquier sociedad.  Todos los caminos que permiten la defensa del ciudadano en nuestra Cuba están cerrados.  Rosa María y Cuba Decide mueven activa y visiblemente la comunidad internacional desgarrando la imagen de la junta militar cubana en el hemisferio, pero por ahora, el efecto que genera Cuba Decide en su accionar con la comunidad internacional es casi nulo dentro de la isla.  La única manera de romper esta relación parasitaria, inmoral y criminal de los cubanos con el estado, proviene de la independencia económica del ciudadano, pero los emprendedores son aún muy pocos en comparación con la fuerza laboral que contrata el estado.  Para desplazar a la junta militar, los cubanos si contamos con un ejército numeroso y poderoso en recursos e influencia; los más de 100000 cubanos del exilio que visitan la isla todos los años.  La organización apolítica que logre armar a este ejército de más de 100000 cubanos libres con un mensaje de cambio, con seguridad  desplaza a la perversa junta militar que nos oprime.  Los cubanos contamos con Rosa María y Cuba Decide para movilizar al exilio antes que la trinchera que cavan los militares cubanos esté lista.     

Imagen de Anónimo

El descaro   no tiene limites, dicen que Raul fue elegido para presidir la comision que revisara la constitucion. Que clase de cara dura, se eligio el mismo mira que cosa, ya respondieron que con el tema de los pasaportes no hay arreglo, los cubanos aunque vivan en  china, tienen que sacar pasaporte cubano, pues cuando entren a la isla son ciudadanos cubanos, es decir, ya ni siquiera tenemos el derecho de renunciar a nuestra ciudadania de nacimiento  y al viajar a la isla tenemos que hacerlo como cubanos, eso le quita muchos problemas al gobierno,  pues si te quieren apresar no tienen que darle cuenta a nadie, pero por demas lo menos que la gente pidio la renovacion, suspenderla,  ni hablar del peluquin o pagas lo que ellos quieren o no viajas a la isla. Dios nos coja confesados.

Imagen de Anónimo

Donde estan todos los que decian que las relaciones que hizo Obama cambiaria a Cuba? Cuba no cambiara nada hasta que los cubanos de verdad quieran la Libertad.

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.