Jueves, 23 de Noviembre de 2017
21:10 CET.
TURISMO

Informe: El turismo en la Isla requiere un cambio de estrategia y mentalidad

El sector turístico cubano reclama, para su desarrollo y sostenibilidad, profundas transformaciones de modelo que pasan por un "cambio de mentalidad empresarial" y de "estrategia" del Gobierno para atraer la inversión extranjera, según The Havana Consulting Group, con sede en Miami.

El "muy lento y limitado" proceso de la supuesta reestructuración del modelo económico está perjudicando el "auge turístico" que vive la Isla, una "oportunidad de oro" que debe aprovechar el Gobierno de Cuba, afirmó en un artículo Emilio Morales, presidente de la citada firma, que ayuda a entender el mercado de Cuba y a sus consumidores.

Una revitalización de la industria turística y la economía en general cubana que exige en primer lugar, opinó el experto citado por EFE, un "cambio de mentalidad empresarial por parte del Gobierno para superar la burocracia asociada a su economía centralizada".

Para Morales, la "nueva mentalidad" debe poner el foco en atraer la inversión extranjera, un objetivo que requiere "cambios legislativos profundos que permitan liberar las fuerzas productivas y la libre participación de empresas privadas y conjuntas, cooperativas y todas las formas de propiedad no estatal".

Esto "ayudaría a descentralizar y agilizar la aprobación de las inversiones y crear un ciclo rápido de generación de riqueza y creación de capital", precisó el gerente general de este grupo que analiza las oportunidades de negocio en la Isla.

Sin embargo, recientemente La Habana ha retrocedido en el área de los negocios privados dentro del país, al cancelar la entrega de licencias a trabajadores cuentapropistas que se dedican a arrendar de viviendas, habitaciones y espacios; a rentar cafetería de alimentos ligeros; a elaborar y vender alimentos y bebidas mediante servicio gastronómico en restaurantes (paladares) o cafeterías.

Actividades como el arrendamiento de viviendas e incluso las ofertas de restaurantes privados representan una fuerte competencia para los establecimientos del Estado, con servicios deficientes y altos precios.

Emilio Morales enumeró algunas de las "principales limitaciones" de que adolece la industria turística cubana, entre otras la limitada capacidad de alojamiento, la falta de mantenimiento de las instalaciones existentes, la baja calidad de los servicios y los bajos salarios.

También inciden factores negativos como el "atraso tecnológico, la limitada capacidad de transporte (en aeropuertos, puertos), la escasa variedad de entretenimiento y la alta concentración de capacidad de alojamiento en manos del Estado", así como la "dualidad monetaria".

Concluyó el experto destacando las "excelentes condiciones geográficas y naturales de Cuba para lograr un desarrollo turístico de primer orden en el Caribe", que lastra el actual "sistema económico centralizado".

"El Gobierno cubano está en un momento decisivo para hacer cambios y desarrollar la industria turística y la economía nacional", aseveró, aunque las medidas más recientes no apunten a seguir este camino.

Economistas cubanos como Carmelo Mesa-Lago y Omar Everleny Pérez han criticado la política económica del Gobierno cubano en reiteradas ocasiones.

Para Everleny, "Cuba es el único país en el que se persigue la riqueza y no la pobreza" y consideró que el Gobierno debe concentrarse en erradicar este último flagelo (...) antes de "perseguir a aquellas personas que han alcanzado un mayor bienestar".

El turismo, una de las áreas más dinámicas de la economía cubana y la segunda con más ingresos después de la venta de servicios profesionales, recuerda EFE, reportó en 2016 ingresos brutos que se aproximaron a los 3.000 millones de dólares, de acuerdo con cifras oficiales.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Cambio de mentalidad?. Eso sería gestionar bien ese sector con inversiones en todo, incluyendo sistemas electrico, obras hidráulicas, transporte, con participación de todos, formación laboral, en suma crear riqueza para todos, y eso en la mente de los Castro y familia no cabe, ellos quieren sin más robar al que llega, dandoles servicios del tercer mundo, a precios del primero.

Imagen de Anónimo

Miente como un zascandilel que diga que me oyó por no pensar como yo decir que un cubano es vil.  Que olvidado en el tiempo quedo José Martí, que maldad nos hemos dejado meter en la cabeza, donde fue nuestra cubanía, el amor a la patria, Cuba no son los Castro, Cuba es de nosotros los cubanos, ellos mandan mientras nosotros queramos, que paso con nuestro carácter y nuestra valentía (guapería). La isla no está maldita, maldito estamos todos los que la vivimos en ella, arremetemos contra nosotros mismos por temor a enfrentar al verdadero enemigo. Estos artículos me dan risa y enseguida entiendo que solo quieren llenar espacios es demasiado fuerte la lucha de la prensa hay tanta y tan poco que decir de verdad que hay que hablar y publicar lo que cualquiera escriba. Sobre estos artículos pareciera que lo escriben gentes que vienen de otra galaxia, hablan de planes y reformas para Cuba como si supieran la solución a todos los problemas, entiendan que en Cuba no se busca solución a los problemas, sino que se le busca un problema a cada solución. Que coño sabe un almidonado en una oficina de Miami o de cualquier parte del mundo que carajos pasa en Cuba de verdad. 

Imagen de Anónimo

Ese cuento es viejo esa gerentocracia no hará nada que beneficie al pueblo, para ellos lo que se esta haciendo es bueno aunque estén paralizados en el siglo XVIII, ellos venden una isla anacrónica y atrasada, el turismo lo compra aunque más nunca regresen,  Dominicana si supo sacarle provecho al turismo, precios aceptables, diversidad y las personas regresan pero Cuba es mas de lo mismo

Imagen de Anónimo

Ya a veces quisiera ni saber de esa isla maldita... En cuanto me haga americano me iré al norte donde no vea un cubano nunca más en mi vida, quiero refundar mi vida y borrar la maldita historia de la isla de Cuba!!