Martes, 19 de Marzo de 2019
Última actualización: 01:55 CET
ATLETISMO

Orlando Ortega se va a Chipre para 'luchar por el oro en Doha y Tokio' para España

Orlando Ortega. (EFE)

El atleta español de origen cubano Orlando Ortega, actual subcampeón olímpico de 110 metros vallas, se entrenará a partir de este lunes en Chipre con el grupo de Antonis Giannoulakis, confirmó a EFE el representante del vallista, Alexander Ogink.

"Estamos arreglando el viaje de Orlando a Chipre para este fin de semana, así que podrá empezar a entrenar el lunes", explicó el mánager.

Sobre las causas que han llevado a Ortega a emprender esta nueva etapa, su representante señaló: "Está en una fase de su carrera en la que desea encontrar un nuevo estímulo en sus entrenamientos. Quiere entrenar con un técnico que ya dirige a otros grandes atletas".

Cuarto el domingo 3 de febrero en la final de 60 metros vallas de los Europeos en pista cubierta, Ortega estuvo hablando con el atleta que ganó la medalla de oro, el chipriota Milan Trajkovic, que entrena con Giannoulakis.

Ortega se quedó en Glasgow a una centésima del bronce e insinuó ante la prensa española presente en el Emirates Arena de Glasgow, que un grave problema personal había contribuido a su fallo y afirmó, moralmente tocado, que lo único que deseaba era "desaparecer de este planeta".

"En España llevo cinco años entrenando solo con mi padre. Pienso que entrenar con Trajkovic nos va a aportar mucho a los dos. Necesitaba volver a encontrar esa exigencia, esa hambre, y por eso he empezado este nuevo proyecto: luchar por el oro en Doha y Tokio", declaró al diario El País.

"Estaré un mes o dos. Obviamente, tendré que desplazarme, pero no dejaré Valencia. Valencia es mi casa, mi sitio. Mudarme a vivir a Valencia fue lo que me proporcionó tranquilidad y una mentalidad más positiva. Me ha rejuvenecido y me ha ayudado a hacer una buena preparación este invierno. Poco a poco veremos cómo organizamos mis entrenamientos cuando esté aquí", dijo al diario español.

"Con Trajkovic ha ocurrido algo muy sano", contó Ortega. "Nos conocemos desde los Juegos de Río. Hemos hablado muchas veces, nos hemos reído juntos. El día que conversamos en Glasgow me dijo que juntos podemos mejorar. Es un pedazo de atleta y su grupo ha demostrado que han hecho las cosas muy bien. Desde los Juegos ha estado en todas las finales".

Ortega, de 27 años y natural de Artemisa, Cuba, es uno de los mejores vallistas de todos los tiempos. Subcampeón olímpico de Río es, junto con Ana Peleteiro, la principal opción de medalla para el atletismo español en los Mundiales de octubre en Doha y en los Juegos de 2020.

En la zona mixta de Glasgow dijo que arrastraba problemas personales y que no quería saber nada del atletismo.

"Simplemente exploté. Si hubiera sido bronce, me hubiera sentido igual, son momentos de explotar y soltarlo todo. Pero ya les aclaré a los medios de comunicación que no pienso retirarme, que nunca dije eso", aclaró el atleta.

"Este invierno iba compitiendo y la salida era cada vez mejor, hacía tiempo que no disfrutaba tanto. Pero en la vida pasan estas cosas, pasas de estar feliz a sentirte frustrado en siete segundos. Lo que me ocurrió en la final de Glasgow fue falta de concentración, me puse a pensar en problemas personales en los que no había pensado en toda la temporada. Esa oportunidad la perdí, pero no pierdo la confianza ni la fe", añadió.

Los buenos resultados de esta temporada, reiteró, se los debe a estar cerca del mar, al clima y la vida que le recuerda a Cuba, cuando entrenaba con un grupo grande, 13 atletas, y tenía una motivación constante.

Para viajar a los grandes campeonatos solo había dos pases en la selección y había que ganárselos, era una lucha constante, recordó.

Lo que le ha afectado a Ortega todos estos años ha sido la soledad y la ausencia de esa motivación extra que quiere recuperar en Chipre.