Viernes, 22 de Febrero de 2019
Última actualización: 00:55 CET
Béisbol de Grandes Ligas: La tanda cubana

No apto para cardiacos

El abridor de los Dodgers de Los Ángeles, Clayton Kershaw. (MLB)

Deberían colgar un cartelito a la entrada de cada estadio: "no apto para cardiacos". Porque lo mismo en Los Ángeles que en Houston, a cualquiera que por estos días se acerque a Chavez Ravine o al Minute Maid Park puede darle un síncope, un patatús, una sirimba.

Anoche los Dodgers le entregaron la piedra a su as, Clayton Kershaw (7IP, ER, 3H, 9K, 2BB, 4.50), y este tiró siete capítulos completos mientras el mundo del béisbol contemplaba cómo el piloto de los Cerveceros, Craig Counsell, enviaba a las duchas a su propio "abridor", Wade Milley (BB, 0.00), tras enfrentar apenas al primer bate de los anfitriones. La estrategia —anunciar un serpentinero zurdo, esperar a que el line up contrario se pueble de janaqueros derechos, y luego sacar a un relevista diestro tan pronto sea conveniente— le salió relativamente bien a Counsell, pues Brandon Woodruff (5,1IP, 3R(2ER), 5H, 8K, BB, 2.45) entró chapeando bajito desde el montículo, solo que al final no pudo evitar que lo tocaran con limón.

Ya los Cerveceros habían marcado una en el tercero, gracias a un doblete del centerfielder Lorenzo Cain (de 4-2, 2B, RBI, .250), cuando Grandal, que no calzó spikes, vio cómo su sustituto tras el plato de los Dodgers, Austin Barnes (de 4-1, RBI, 3K, .182), igualaba las acciones en el quinto con rolata al centro. Luego, en el sexto, un jilito impulsor del zurdo Max Muncy (de 4-1, RBI, 3K, .200) dio una ventaja mínima y preparó la mesa para que Yasiel Puig (de 2-2, 2B, RBI, .308), de emergente, impulsara la tercera de Los Ángeles con un cañonazo que se internó en los jardines a la velocidad de un cohete. 

Dos más marcarían los Dodgers, por una sola los visitantes, en lo que acabó como el tercer triunfo de los locales, 5 a 2, en una serie al mejor de siete encuentros. A partir de mañana, los últimos dos se dirimirán en el Miller Park de Milwaukee, donde visto lo visto, también deberían colgar el cartelito de alerta para los débiles de corazón.

En Houston, mientras tanto, las Medias Rojas de J. D. Martínez (de 4-2, RBI, 2R, BB, K, .200) volvieron a sorprender a los actuales campeones, derrotándolos por tercera jornada al hilo e inclinando la serie peligrosamente a su favor.

Dos a cero, dos a uno, tres a uno, tres a tres, tres a cuatro, cuatro a cuatro e inmediatamente a cinco, seis a cinco, siete a cinco y, a la postre, ocho a seis fueron los parciales de un gran duelo protagonizado por las ofensivas. Jackie Bradley Jr. (de 2-1, HR, 2RBI, R, 2BB, .250), el centerfielder y noveno bate de Boston que la noche antes disparó un vuelacercas, repitió la gracia, cosa que también hizo su contraparte, el último en la tanda de los Astros, Tony Kemp (de 3-2, HR, RBI, R, 2BB, K, .375). Además de estos destacaron los torpederos, Bogaerts (de 4-2, 2RBI, BB, K, .333) y Correa (de 4-3, 2B, 2RBI, BB, K, .400), y también los jardineros Springer (de 4-3, HR, 2B, RBI, R, BB, .412), por los locales, y Benintendi (de 5-2, 2R, .263), por los visitantes. 

En el noveno inning, con las bases llenas, dos outs y frente al closer de las Medias Rojas, Craig Kimbrel (2IP, ER, 2H, K, 3BB, 6.00), el más peligroso de los Astros, Alex Bregman (de 5-0, R, K, .182) disparó un cañonazo al left field que ya picaba y habría empatado las acciones cuando, en el último momento, el ya nombrado Benintendi apareció de la nada, se tiró de cabeza, como si la grama fuera agua, y sacó el out 27 en el último suspiro. 

Con la espalda contra la pared, los Astros enviarán hoy a la lomita a su as, Justin Verlander, mientras las Medias Rojas contarán con David Price, que tan a menudo se ablanda. Una victoria de los de Gurriel (de 5-1, R, .176), discreto ayer como quinto bate aunque más que solvente en la defensa, enviaría la serie de vuelta a Boston. Una derrota, en cambio, los haría cantar aquello que cantaban Los Van Van cuando en Cuba se comía mucho gofio y en la diáspora se oía la WQBA: chirrín chirrán, se acabó. 

Nos vimos ayer, nos veremos mañana. 


 

LIGA AMERICANA

Astros de Houston/Medias Rojas de Boston (7 a 2)

Astros de Houston/Medias Rojas de Boston (5 a 7)

Medias Rojas de Boston/Astros de Houston (8 a 2)

Medias Rojas de Boston/Astros de Houston (8 a 6)

Medias Rojas de Boston/Astros de Houston (18.10)

Astros de Houston/Medias Rojas de Boston (20.10)*

Astros de Houston/Medias Rojas de Boston (21.10)*

 

LIGA NACIONAL

Dodgers de Los Ángeles/Cerveceros de Milwaukee (5 a 6)

Dodgers de Los Ángeles/Cerveceros de Milwaukee (4 a 3

Cerveceros de Milwaukee/Dodgers de Los Ángeles (4 a 0)

Cerveceros de Milwaukee/Dodgers de Los Ángeles (1 a 2)

Cerveceros de Milwaukee/Dodgers de Los Ángeles (2 a 5)

Dodgers de Los Ángeles/Cerveceros de Milwaukee (19.10)

Dodgers de Los Ángeles/Cerveceros de Milwaukee (20.10)*

 

*en caso necesario

2 comentarios

Imagen de Egroj

El otro que se esta buscando un pelotazo en las costillas (otro) es el Puig, no hay nada malo en alardear un poco pero al contrario hay que respetarlo, que cubano pa ser sangron!

Imagen de Kreutz

Yuli Gurriel se cree que esta jugando en al Liga del Tomate y no batea, no roba bases, no corre, no presiona al pitcher, no amaga, no hace ni carajos, juega desganado. Le estan cayendo los años encima y va a terminar como el viejo Andres. Estos Astros no tienen nada que ver con el equipo del año pasado. Son una banda.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.