Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
00:21 CEST.
Poesía

Tiempo de bosque

 

No se puede decir
"era la mañana en el bosque".
No existe el tiempo en el bosque. Existen
el color, la luz, la textura.
El bosque está rosado. O el marrón ha entrado
en su fase de fuego o
el bosque está azul.
Y así, sucesivamente.

Todo de pie.
Los árboles me recuerdan a él. Largos y afilados.
Tratando de ascender, rasgando sin saberlo
el cielo con su mano. Plena mansedumbre.
Los árboles son como muchachos bien criados.

El llanto de un árbol consuela los esfuerzos de mi fe.

 


Margarita Pintado nació en Bayamón, Puerto Rico, en 1981. Ha publicado el libro de poemas Ficción de venado (La Secta de los Perros, San Juan, 2012). Este poema pertenece al libro inédito Frágil y perpleja.

Otros poemas suyos: Vístete que..., Bodegón de fin de mundo, Tú, bosque pálido... y Lo que.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Me parece bien hacer lo que hacen los famosos. Algunos ejemplos: Como Sócrates: Tómese un vaso de cicuta. O como Cleopatra: déjese morder por un áspid. Quizás como Leopoldo Lugones, deléitese con una mezcla de wiski con cianuro. O como Van Gogh, dese un buen disparo. O como Judas Iscariote, ahórquese.  O algo  poético, a lo Alfonsina Storni, métase en el mar. Pero haga algo con su EGO, por favor.

Imagen de Anónimo

Com "me o sin "me", este poema es evocativo, sugestivo, sensual, "los árboles me recuerdana él, largos y afilados", disfruto de esas líneas.

Imagen de Anónimo

"Tus ojos me recuerdanlas noches de verano,negra noche sin luna,orilla al mar salado,y un chispear de estrellasde un cielo negro y bajo"

Al Anónimo que clama por la Madre del Amor Hermoso, que vaya a corregirle a Antonio Machado por los versos anteriores, que tanto ha cantado Paco Ibáñez.

Imagen de Anónimo

...«me» recuerdan… Madre del amor hermoso, el verbo «recordar» es transitivo. No se usa como pronominal. No existe, pues, la forma pronominal “recordarse.” Su utilización es errónea.

Imagen de Anónimo

A mí me sobre la segunda parte. Lo que se va a decir, ya se dijo muy bien en la primera parte.