Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 01:52 CET
MÚSICA

El Parque Metropolitano de La Habana se queda pequeño para el 'Bembé' de Orishas

Orishas en el cierre de Havana World Music. (EFE)
Orishas en el cierre de Havana World Music. (TWITTER)

Adorados por miles de voces y brazos en alto, el famoso trío Orishas regresó el domingo a los escenarios de Cuba tras años de ausencia para reafirmarse como los dioses absolutos de la fusión y el rap hecho en la Isla, en un concierto esperado y cantado "desde la nostalgia y la lejanía", reportó EFE.

"No saben lo felices que estamos. Ustedes no vienen a vernos. Nosotros venimos a verlos a ustedes", aseguró Roldán González, la "voz sonera" que, junto a los raperos Hiram Riverí "Ruzzo" y Yotuel Romero, revolucionaron hace más de 20 años el género urbano con su mezcla de hip-hop y ritmos tradicionales como el son y la rumba.

"Represent" fue el tema escogido para abrir el espectáculo que cerró el festival Havana World Music. La sede fue el Parque Metropolitano de La Habana, que se quedó pequeño ante la cantidad de público que acudió a ver —la mayoría por primera vez— a los ídolos de la música urbana cubana.

Los propios Orishas predijeron la estrechez de la plaza e intentaron cambiar el lugar del concierto, pero si en algún momento se desanimaron por el reducido espacio, no lo demostraron en las casi dos horas de show. Según describe la agencia española, la energía y el buen humor de la banda no decayó ante pequeños fallos técnicos y de sonido.

Los seguidores del grupo se acomodaron hasta en las barandas del puente sobre el río Almendares, con una vista privilegiada encima del escenario.

Otros, esperaron pacientemente casi seis horas para guardar un sitio junto a la tarima y ver de cerca a los músicos, que repasaron todos sus éxitos, junto a las canciones más nuevas que incluirán en su próximo disco, Gourmet.

La multitud coreó "Hay un son" y "Atrevido", bailó con la recientes "Bembé" y "No hace falta nada", y gritó con furor desde los primeros acordes de "A lo cubano" y "537 Cuba", elevados casi a la categoría de himnos para los isleños.

"Sastre de tu amor" y "Habana 1957", también incluidas en la nueva producción, pusieron la nota romántica a la noche, esta última interpretada junto a una "persona muy especial" para Orishas, la actriz y cantante española Beatriz Luengo, esposa de Yotuel.

Llenas de contenido social, "El Kilo" y "¿Qué pasa?", recordaron los orígenes humildes de los integrantes de la banda, creada en París en 1999 y que se ha presentado oficialmente solo dos veces antes en la Isla, ya cuando Yotuel, Ruzzo y Roldán eran famosos en el mundo entero.

"Estamos sumamente agradecidos por el cariño del público. Muchos no nos conocen, pero lo que deben saber es que tratamos de defender y poner la música urbana cubana en lo más alto", dijo Yotuel, quien además pidió a los jóvenes músicos que aprovechen "la mina de oro" de tradición cultural que los antecede.

Tras lo que pareció una despedida y ante los gritos de la audiencia, Orishas regresó para complacer con "Cuba, isla bella", sencillo con el que se reunieron en 2016 tras siete años separados.

"Escrito desde la añoranza", el tema fue interpretado junto a la orquesta de cuerdas Camerata Romeu, a los rumberos Osaín del Monte y los cantantes Waldo Mendoza y Laritza Bacallao.

El dúo de hip hop noruego Madcom se unió a los músicos por sorpresa en el escenario para estrenar "Muévelo".

"Cantamos para el corazón de todos los cubanos", se despidió el trío, que puso punto final con la energética "Nací Orishas".

El abril de 2017, los artistas estuvieron en un acto organizado por la Embajada de Cuba en España, el cual estaba dedicado al día de la Unión de Jóvenes Comunistas.

1 comentario

Imagen de Amadeus

Es lo de siempre. Tienen un discurso para Madrid y otro para La Habana. Ellos se sprovechan del régimen y el régimen se aprovecha de ellos. Como Pablito Milanés o Padura,  pero light. Dignidad no hay mucha.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.