Sábado, 23 de Septiembre de 2017
23:20 CEST.
Artes

Fundación Cintas: 'No hemos cambiado nuestra misión ni dado la espalda a los artistas de la diáspora'

La Fundación Cintas anunció esta semana que, cumpliendo los deseos de su fundador, Oscar B. Cintas, abre su programa de becas también a personas de nacionalidad y ascendencia cubana residentes en la Isla.

La decisión ha sido rechazada por el American Museum of the Cuban Diaspora que, en respuesta, anunció la suspensión de un proyecto para exhibir en su sede obras de la colección Cintas.

El American Museum of the Cuban Diaspora y el curador de la exposición, Jesús Rosado, consideraron que este paso de la Fundación Cintas significa un cambio en su curso.

DIARIO DE CUBA entrevista a Víctor Deupi, presidente de la Fundación Cintas, para conocer el punto de vista de esa institución en esta polémica.

La beca Cintas se otorgaba a artistas exiliados ¿Por qué ahora se abre a artistas dentro de Cuba? ¿Cuáles eran los deseos fundacionales de Oscar B. Cintas?

Oscar B. Cintas creó la Fundación, originalmente llamada The Cuban Art Foundation Inc. en 1957. Su certificado de incorporación, de fecha 25 de abril de 1957, declaraba que su propósito era fomentar y estimular las artes (incluyendo sin limitaciones las artes visuales, la música y la literatura) dentro de la República de Cuba. También, la creación de obras y el estudio de las artes por parte de personas de nacionalidad y ascendencia cubana dentro o fuera de la República de Cuba.

En 1963, el nombre The Cuban Art Foundation fue cambiado por Cintas Foundation Inc., en honor a Oscar B. Cintas. Las primeras becas se concedieron en 1963-1964 y, desde entonces, la Fundación se enorgullece de haber entregado más de 300 premios a artistas cubanos por todo el mundo.

¿Tiene algo que ver esta decisión con el cambio de política hacia Cuba que implementó la Administración de Barack Obama?

Las nuevas relaciones diplomáticas con Cuba permitieron a la Fundación estudiar la posibilidad de otorgar subvenciones a los cubanos de la Isla, a quienes desde 1973 —por una resolución de la Junta de Cintas— no se les ha permitido presentarse a convocatoria. Ayudar al pueblo cubano fue el argumento del presidente Obama para el deshielo y la Fundación Cintas puede apoyar a los artistas cubanos. Al hacerlo, estamos estimulando las artes dentro y fuera de Cuba y, por lo tanto, cumpliendo la intención original de la Fundación.

¿Quiere decir este cambio que ahora podrán optar por las becas artistas defensores del Gobierno cubano, como Alexis Leyva Machado (Kcho)?

La Fundación Cintas es el referente para la promoción de las artes visuales cubanas, el diseño, la composición musical y la literatura. Durante los últimos 55 años lo ha hecho continuamente, especialmente en apoyo de los artistas cubanos exiliados. La Junta otorga las becas después de la recomendación de jurados independientes. Los artistas cubanos de la Isla que soliciten el premio estarán sujetos a los mismos procedimientos y requisitos que cualquier otro solicitante.

¿Tuvo la fundación que solicitar algún permiso al Gobierno estadounidense y establecer algún tipo de contacto con las autoridades culturales cubanas para la participación de artistas residentes en la Isla en su programa de becas?

La Fundación Cintas no ha contactado con ninguna autoridad cubana y no está colaborando con ninguna agencia cubana. Estamos promoviendo estas novedades a través de nuestro sitio web y nuestros propios contactos.

¿Ha iniciado la fundación alguna exploración para una posible colaboración con instituciones culturales de Cuba?

No.

El American Museum of the Cuban Diaspora suspendió la colaboración que tenía programada con la Fundación Cintas y el historiador Jesús Rosado consideró que se ha producido "un cambio de la agenda histórica de la organización". ¿Qué opina la fundación sobre la decisión del American Museum of the Cuban Diaspora y el señalamiento de Rosado?

La Fundación Cintas tiene una relación de larga data con el Museo de Arte y Diseño del Miami Dade College (MDC). Su colección Fellows, de más de 350 obras, se almacena en la Torre de la Libertad y el MDC gestiona las competiciones y la ceremonia de entrega de premios. Este año, sin embargo, la Torre de la Libertad está en proceso de renovación y, por lo tanto, la Fundación quiere utilizar esto como una oportunidad para mostrar en otros espacios su increíble colección de trabajos de becarios.

Existían conversaciones con el American Museum of the Cuban Diaspora, pero no se había llegado a un acuerdo, por lo que todo estaba todavía en su fase inicial.

Entendemos la posición, pero también sentimos que su declaración oficial con respecto a la Fundación Cintas no fue exacta o históricamente correcta, y por tanto debemos reiterar el hecho de que no hemos cambiado nuestra misión —que es apoyar a todos los artistas cubanos— y ciertamente no hemos dado la espalda a los artistas cubanos de la diáspora.

Más que nada, la Fundación Cintas está cumpliendo con la intención original de Oscar B. Cintas de promover y apoyar el arte cubano y los artistas cubanos en todo el mundo. Esto es algo que la Fundación está muy orgullosa de hacer.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 20 ]

Imagen de Anónimo

Concederle la beca a artistas cubanos radicados en Cuba implica entregársela a personas que colaboran muchas veces con el régimen y no es posible precisar de qué modo, por tanto, la merecen más los que están en el exilio.

Imagen de Anónimo

Sí es verdad que Cintas dejo por escrito que su voluntad es la que dice este señor ¡que nos enseñe los papeles ya!

Imagen de Anónimo

Que muestre dicho testamento así todos podremos leer la voluntad del fundador de la institución

Imagen de Anónimo

La Fundación Cintas es una entidad privada y por lo tanto puede tomar las decisiones que crea más oportunas. Se fundó en 1957, antes de la Revolución, y desde 1963 solo entrega becas a artistas, poetas y escritores cubanos del exilio. Pero si ya estamos en el 2017, con el régimen del 59 derrumbándose, ¿por qué no otorgar becas a artistas e intelectuales cubanos que residen en la Isla? ¿Por qué que no concederle becas a Tania Bruguera o a El Sexto? ¿Qué problema hay en darle una beca Cintas a ese excelente poeta, como es Rafael Alcides, ninguneado por el castrismo? ¿O a Ángel Santisesteban Prtas, uno de los mejores narradores cubanos del momento? Todos son CUBANOS y, además, son opositores y disidentes. Otra pregunta, ¿en una Cuba democrática y plural, sin exilio, se seguirá otorgando las becas solo a los cubanos exiliados? Las becas Cintas deben ser para todos los cubanos, residan donde residan.

Imagen de Anónimo

¿Por qué no le otorgan la beca Cintas a Tania Bruguera o al El Sexto que se oponen en La Habana al régimen del 59? ¿Por qué no se la conceden al excelente poeta cubano Rafael Alcides, ninguneado por el castrismo? ¿Por qué no darsela a Ángel Santiesteban Prats, uno de los mejores narradores cubanos del momento? Todos son cubanos y merecen el reconocimiento y el apoyo de todos los cubanos. La beca Cintas debe ser para TODOS los cubanos, residan donde residan, sino,  ¿qué pasará en una ya cercana Cuba democrática y plural, sin exlio, se seguirá dando esa beca solo a los artistas e intelectuales cubanos del exilio? 

Imagen de Anónimo

Pasó por la Universidad de Virginia y eso nos da la respuesta de lo sucedido con Deupi. Allí estuvo de profesora Ana Belén Montes y es celebérrimo el centro por su filiación al servicio del gobierno cubano y del stalinismo internacional.

Imagen de Anónimo

¿Quién eligió a este señor? Y por qué no se lanza una investigación sobre sus supuestas relaciones con funcionarios de la cultura oficial...

Imagen de Anónimo

Pues como ya cayó en manos castristas, los creadores del exilio deberíamos darle la espalda a la Beca Cintas. Así, o se compone, o se expone la realidad: que ahora es una asociación que quiere apuntalar a los Castro, pues ese dinero en dólares no va para otras arcas que las de la tiranía, como cada centavo de dólar o de euro que entra a la Isla. Qué papel tan sucio, tan bajo, tan cobarde, tan miserable, tan vil, el de Víctor Deupi.

Imagen de Anónimo

Al leer las declaraciones de Víctor Deupi me alarmo más, pues hace referencia a un testamento que nadie ha visto. Publicarlo es lo más sensato.  Una visita a su muro de facebook muestra sus fotos en Cuba, participando en eventos organizados por la tiranía castrista (abril del 2016). También en septiembre del 16, su mamá escribe: "Victor mi hijo, deberías expandir lo que la fundación es y sus objetivos y propósitos"... Para mí es evidente. Todo esto de cambiar lo de la Beca Cintas, se cocinó en Cuba y han aprovechado la debilidad de Eduardo Padrón, que siempre se pone nervioso y cede a la presión de Cuba y deja que se desprestigie el Miami Dade College. !Qué desparpajo!

Imagen de Anónimo

Anónimo 20:18, diste en el clavo. Seguro que este tal Víctor Deupi ha visitado Cuba y en su estadía creyó que allá era libre de hacer lo que deseaba y ahora le tienen filmado un largometraje, porque en el MININT sabían bien de quién se trataba. Lo usaron. Ése es el chantaje. Hay que investigar. Todo ha sucedido muy rápido. Eso esconde algo detrás, y se junta a lo que ya también han planteado los anónimos 17:27 y 20:20. Todo junto. Tenemos que seguir buscando, atando cabos, hasta saber cuál es la respuesa a este acto de alta traición. ¿Qué hay detrás? Pues responde al programa de captación castrista que siempre ha llevado a cabo el régimen tiránico de la Isla. Tiene su sello. Su hedor.