Jueves, 25 de Abril de 2019
Última actualización: 04:16 CEST
Política

Rechazo contundente a la nueva Constitución del régimen: sondeo de CubaData

Resultados del sondeo. (CUBADATA)
Propaganda gubernamental por el Sí en La Habana. (AFP)

A pesar de la represión y del uso abusivo que ha hecho el Gobierno de su gran maquinaria mediática para promover el Sí a su nueva Constitución, un 41,60% de los cubanos estaría dispuesto a decirle No en el referendo del próximo 24 de febrero y un 16% no acudiría a votar.

Son los resultados de una encuesta del proyecto CubaData, aplicada a una muestra de 1.000 cubanos de todo el país entre el 16 y el 18 de febrero.

Según el sondeo, solo un 42,40% de los encuestados apoyaría el nuevo texto constitucional.

De concretarse, sería un resultado sumamente adverso para un Gobierno acostumbrado a exhibir cifras inverosímiles de participación y respaldo electoral. Además, demostraría un rechazo contundente de los cubanos al socialismo irrevocable, el superpoder del partido único, la prohibición de la libertad de prensa y la amplia posibilidad de aplicación de la traición a la patria que se derivará del nuevo texto constitucional.

La mínima diferencia entre el Sí (424 encuestados) y el No (416) indicaría un empate técnico. Sin embargo, expertos consultados por DIARIO DE CUBA resaltaron la inmensa desventaja que han enfrentado durante todo el proceso de reforma constitucional los opositores y consideraron que esto aumenta la relevancia del porcentaje de rechazo a la nueva Constitución que señala la encuesta.

Mientras realiza una intensa campaña por el Sí a través de sus medios de prensa (los únicos legales en el país) y en el espacio público, el régimen reprime a los activistas que promueven el No.

Los detractores de la reforma no tuvieron oportunidad de expresar sus argumentos durante el llamado proceso de "consulta popular", tutelado por el Partido Comunista. Tampoco han podido hacerlo a través de los medios de comunicación.

En las últimas semanas, el régimen ha incrementado la persecución contra aquellos que públicamente piden votar No en el referendo o abstenerse de ir a votar.

La semana pasada, una funcionaria de Cultura agredió físicamente a la poeta Katherine Bisquet tras una lectura en la Feria del Libro de La Habana por llevar una camiseta con el letrero #YoVotoNo.

En Santiago de Cuba el régimen utilizó 200 efectivos, entre policías y tropas de asalto, para allanar con violencia el 11 de febrero ocho viviendas de activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), organización que promueve el No a la nueva Constitución.

En el aparatoso operativo, fueron detenidos y golpeados cerca de diez activistas, entre ellos un joven de 16 años. Los agentes confiscaron equipos de trabajo y propiedades de los opositores.

CubaData preguntó a los participantes en su sondeo qué harán en el referendo del próximo 24 de febrero.

De los 1.000 encuestados, 691 eran hombres y 309 mujeres. 515 tenían estudios universitarios y 282 técnicos.

Por edades, la mayoría de los entrevistados (439) tenía entre 22 y 35 años, mientras 295 tenían entre 36 y 55 años, y 195 entre 16 y 21 años.

El No tuvo un respaldo mayoritario (44,70%) entre los encuestados con edades de entre 22 y 35 años, contra un 42,50% que dijo que votaría Sí. También, entre los entrevistados de entre 36 y 55 años (29,80% contra 28,80%), y entre los mayores de 56 años (8,20% contra 6,80%)

El Sí recibió mayor respaldo entre los jóvenes de entre 16 y 21 años de edad (22% contra 17,30%).

La mayoría de quienes dijeron que no irán a votar tienen entre 36 y 55 años (30,60%). Les siguen jóvenes de entre 16 y 21 años (15,70%)

10 comentarios

Imagen de Anonim

Felicitaciones de DDC por publicar resultados de encuesta que confirma la victoria del No contra la "normalización" del castrismo. Las encuestas dentro de Cuba han sido cada vez más confiables y precisas, y los cubanos expresan cada vez más lo que piensan en público, no porque haya más libertad sino porque pertenecen a una nueva generación que no fue adoctrinada ni aterrorizada como las dos generaciones anteriores. Los cubanos tienen el deber de aprovechar cada oportunidad para actuar en legítima defensa y entorpecer, frenar o deshacer las acciones del régimen en contra de los intereses de los cubanos.

Imagen de Ana Julia Faya

Con sondeo y sin sondeo, con el NO o la abstención, ese mamotreto será aprobado "por amplia mayoría" según el régimen. Eso sí, los voluntarios que estén contando boletas verán una pila de NO y cualquier cantidad de disparates también escritos en los papelitos. 

Imagen de Un Cubano Libre

Y alguien va a creer sin haber observadores que el régimen no va alterar la votación? Ellos son expertos ya lo han hecho en Venezuela, y otros países Latinoamericanos. Espero que los cubanos que tanto se preocupan por las remesas para poder sobrevivir aprovechen este momento decisivo y acaben con esa maldito régimen.

Imagen de Balsero

Difícil gane el Sí en la realidad semejante adefesio leguleyo. El problema es que ningún observador internacional imparcial estará allí, por lo que el resultado ya se sabe desde ahora: "94,53% del maravilloso pueblo dió al Sí a la nueva Constitución", dirán los propagandistas, devenidos periodistas.

Imagen de Ricardo E. Trelles

// Una futura, legítima Consitución cubana tendrá que se aprobada por 2/3 *de los electores*  //

Imagen de Joshua Ramir

esta claro que hay un rechazo mayoritario al regimn, que se traduzca en accion es otra historia, y si se traduce que el regimen la acepte es otra aun mas grande

Imagen de danny68

Jajaja, las encuestas de DDC siempre dan como resultado la validaciòn y confirmaciòn del criterio editorial de la revista! jajaja toda una joya de objetividad estadistica! Ravsberg, extraño tu blog, compadre!

Imagen de pim-pam-pum

Esa constitución saldrá aprobada, ¿ O de verdad hay ingenuos que a estas alturas no saben cómo se las gasta ese gobierno para convertir "los reveses en victorias"? 

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Deseos no preñan.

Imagen de Joshua Ramir

...

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.