Sábado, 23 de Marzo de 2019
Última actualización: 11:17 CET
SALUD

El MINSAP insiste a los médicos cubanos en Brasil que 'tienen empleo' en Cuba

Médicos cubanos. (REUTERS)

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) insistió este martes, a través de una declaración, que no solo "está dispuesto a recibir en la patria" a los 2.000 profesionales cubanos que se quedaron en Brasil tras la suspensión de la participación cubana en Más Médicos, sino que les ratificó ofertas de empleo y asistencia para el regreso.

"Recientemente se ha conocido que dicho programa fue definitivamente cancelado y no se han cumplido los ofrecimientos de empleo a los médicos cubanos que eligieron no regresar a Cuba al término de su misión, así como a algunos otros que formaron familias con ciudadanos brasileños y que sí cumplieron honrosamente su compromiso con la salud pública cubana y con el pueblo brasileño, incluso cuando ya eran residentes de ese país", dice la nota publicada por el sitio oficial Cubadebate.

El MINSAP aprovecha para atacar a quienes cataloga como "los adversarios históricos de la Revolución y los enemigos de su sistema de Salud Pública", así como al programa de refugio en EEUU que hoy intentan reactivar los senadores Bob Menéndez (demócrata) y Marco Rubio (republicano) y en el que ponen sus esperanzas profesionales cubanos varados en terceros países y en situación desesperada.

Menéndez y Rubio presentaron una iniciativa  en la que citan una investigación iniciada por DIARIO DE CUBA, que denuncia los abusos contra los médicos cubanos enviados al exterior, y acusan a La Habana de someter a esos profesionales a una "trata de personas patrocinada por el Estado".

"(…) Poniendo por encima de todo la dignidad humana, los derechos y la seguridad de nuestros médicos, incluidos aquellos que decidieron no regresar al concluir su misión, el Ministerio de Salud Pública ratifica que, como lo ha hecho para los que han estado en otros países, está dispuesto a recibirlos en la Patria y ofrecerles empleo en el sistema nacional de salud cubano", dice la declaración del MINREX.

El texto, que insiste en la "generosidad" inculcada por Fidel Castro añade que la Embajada y consulados en Brasil "están listos para apoyar su regreso, proporcionándoles la documentación requerida y asistiéndoles en lo que esté a su alcance".

El viernes pasado ya el exministro cubano del sector Roberto Morales Ojeda se encargó de enviar un mensaje igual a los profesionales de la Isla varados en Brasil.

En el esquema creado para Más Médicos, La Habana y Brasilia utilizaron como intermediaria a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una estrategia del Gobierno de Rousseff para evadir al Congreso brasileño, al que tendría que haber acudido en caso de acuerdo bilateral.

Como resultado, por la contratación de trabajadores de salud cubanos que prestaban servicios en Brasil, la OPS se quedaba con el 5% de lo que pagaba en salarios el Gobierno de Rousseff. El régimen cubano, por su parte, se embolsaba al menos el 70%. A los profesionales de la Isla llegaba solo una ínfima parte.

El Gobierno de Cuba decidió en noviembre pasado abandonar dicho proyecto como forma de protesta por los que consideró comentarios "amenazantes y despectivos" del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien calificó a los médicos cubanos como "esclavos" de una "dictadura" y llegó ofrecerles asilo.

También impuso ciertas condiciones para seguir adelante con el programa de salud, entre ellas que los profesionales de la Isla recibieran el sueldo íntegro y que pudieran tener a sus familias de forma permanente en Brasil.

Como respuesta, La Habana ordenó el regreso de sus médicos, que hasta ese momento totalizaban 8.332 ejerciendo de manera activa en el gigante sudamericano.

Tras conocer sobre el anunciado fin de Más Médicos por Brasilia, médicos que decidieron "romper las cadenas" con La Habana, manifestaron sentirse "traicionados" y "engañados" por Bolsonaro.