Martes, 19 de Febrero de 2019
Última actualización: 14:30 CET
Salud

Maduro anuncia un recibimiento 'muy pero muy especial' a los 2.000 médicos que le enviará Díaz-Canel

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, junto a profesionales de la salud cubanas. (EFE)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció un acto "muy pero muy especial" para recibir a los 2.000 médicos cubanos que le enviará su aliado, Miguel Díaz-Canel, y que hasta noviembre pasado trabajaban en Brasil.

"Vamos a hacer un acto esta semana que viene, muy pero muy especial, para darle recibimiento por todo lo alto a 2.000 nuevos médicos integrales comunitarios que Cuba nos envía, que vienen desde Brasil", dijo el jueves Maduro en una transmisión televisada, por la llegada de otros 500 médicos que le mandó La Habana.

Los profesionales de la Isla se incorporarán al programa Barrio Adentro, del Gobierno de Maduro, uno de los que más seguridad da a La Habana para la vigilancia y control de sus trabajadores.

Venezuela es, en contraste, uno de los peores destinos para los médicos cubanos debido a su economía devastada y su situación política.

Maduro ya se había referido a la llegada de los médicos el fin de semana pasado.

"Cardiólogos, anestesiólogos y otros médicos especializados llegarán desde Cuba para fortalecer todo el sistema de salud venezolano", dijo entonces.

Por las declaraciones de este martes, sin embargo, parece que la mayoría de los profesionales serán graduados en Medicina General Integral, la categoría que más exporta La Habana.

Aunque el Gobierno de la Isla presenta las misiones médicas como altruistas, la venta de servicios profesionales, principalmente del sector de la salud, es su mayor fuente de ingresos.

En el caso de Venezuela, las misiones médicas han permitido al Gobierno cubano conseguir petróleo. Maduro no ofreció detalles sobre cómo pagará estos nuevos servicios, informó Reuters.

Los profesionales sacados de Brasil en noviembre pasado trabajaban en el programa Más Médicos, iniciado en 2013 y propuesto en año antes por La Habana al Gobierno de Dilma Rousseff, según mostraron cables diplomáticos revelados por DIARIO DE CUBA.

Los cubanos fueron contratados para Más Médicos en un esquema que utilizó como intermediaria a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La Habana se quedaba con al menos un 70% de lo que Brasilia pagaba en salarios por los médicos y la OPS con otro 5%. A los profesionales cubanos llegaba solo una ínfima parte.

Cuando el actual presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ganó las elecciones y anunció que pensaba revisar Más Médicos para exigir que los cubanos recibieran su salario completo, tuvieran que revalidar su título en Brasil y pudieran tener consigo a sus familiares, La Habana decidió llevarse precipitadamente a sus rentables trabajadores, dejando sin atención a miles de brasileños.

Según una encuesta divulgada días atrás, casi la mitad de los brasileños (49%) cree que la atención en salud empeorará en el país por la salida de los médicos cubanos, mientras que el 38% dijo creer que la situación mejorará.

"El fascismo brasileño acabó con el plan de salud, y los 2.000 médicos vienen para Venezuela", celebró Maduro este jueves.

Maduro, que gobierna en medio del colapso de una otrora boyante economía, se ha enfrentado a crecientes quejas por el deterioro del sistema de salud y el abandono constante de las instalaciones que una vez fueron atendidas por los médicos cubanos.

Tras el episodio brasileño y una investigación de DIARIO DE CUBA que denuncia los abusos contra los médicos cubanos, los senadores Bob Menéndez (demócrata) y Marco Rubio (republicano) presentaron una resolución en el Senado estadounidense que califica de "tráfico humano" la venta por parte de La Habana de los servicios de los profesionales de la salud de la Isla.

Asimismo, la resolución pide a Washington restaurar el programa de refugio para médicos que escapan de misiones en el exterior (el Cuban Medical Professionals Parole) y exige a la OPS "proporcionar inmediatamente una mayor transparencia sobre su participación en el programa Más Médicos" y su acuerdo La Habana.

Añade que el Gobierno cubano "debe compensar" a los médicos que trabajaron en Brasil "por el monto total de los salarios que les fueron embargados".