Martes, 26 de Marzo de 2019
Última actualización: 02:09 CET
NARCOTRÁFICO

La Aduana de Cuba incautó 63 kilogramos de drogas entre enero y octubre de este año

Droga incautada por las autoridades en Cuba. (EFE)

Las autoridades incautaron 63 kilogramos de drogas ilegales entre enero y octubre de este año en 18 casos de narcotráfico, de los que 17 tenían como objetivo la introducción de estas sustancias en Cuba, dijo este jueves la Aduana General de la República (AGR).

En declaraciones que recoge la oficial Prensa Latina, la directora de Enfrentamiento de la AGR, Moraima Rodríguez, precisó que además de la droga incautada —62 kilogramos de cocaína y uno de cannabis sintético— fueron detectados 41 casos de consumo de estupefacientes en los cruces de frontera, principalmente aérea.

En algunos de los casos descubiertos los narcotraficantes traían la droga ingerida o adherida al cuerpo, y en otros estaba oculta en el equipaje o en alimentos, añadió la funcionaria.

"Vivimos en un escenario muy complejo, tanto geográfico como por la situación mundial, con la diversificación de las rutas y métodos de ocultación cada vez más sofisticados", subrayó.

Recordó que el Gobierno cubano mantiene "tolerancia cero" al tráfico de estupefacientes y para cumplir con ese objetivo cuenta con fuerzas capacitadas y alta tecnología como escáneres, que permiten descubrir pequeñas cantidades ocultas en cavidades del cuerpo humano, equipajes y cargas.

Las autoridades cubanas incautaron en 2017 más de 5,5 toneladas de droga, principalmente en el mar, de los que más del 60% correspondía a marihuana y gran parte del resto a cocaína, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Drogas.

Esa cifra triplicó la registrada en los dos años anteriores, cuando se aprehendieron menos de dos toneladas en 2015 y se alcanzaron las 3,2 toneladas en 2016.

En 2017 la prensa oficial de la Isla acusó a los cubanos residentes en el extranjero de alimentar el consumo de estas sustancias en Cuba.

El año pasado fueron detenidas 56 personas por presuntamente tratar de introducir marihuana, cocaína o drogas similares a través de los aeropuertos cubanos, mientras 39 turistas fueron sorprendidos con este tipo de sustancias para uso personal, de acuerdo con la fuente.

El tráfico de drogas es penado en Cuba con altas condenas e incluso cadena perpetua y la tenencia también está penalizada, mientras los consumidores solo reciben multas y advertencias al tratarse de dosis mínimas destinadas al uso personal.

En enero de 2017 la prensa local oficial informó que la Fiscalía Provincial de Holguín condenó a ocho ciudadanos a penas de entre cuatro y 15 años de privación de libertad por tráfico de droga.

Ante la legalización de la marihuana en países del continente como Uruguay y sobre en Canadá, uno de los principales emisores de turistas a Cuba, el Gobierno de La Habana les ha advertido directamente que dejen el cannabis en su país.