Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 17:44 CEST
sociedad

Eusebio Leal necesitaría 'una bola de cristal' para saber si los 500 años de La Habana devolverán el turismo de EEUU

Eusebio Leal. (EFE)

El historiador de La Habana, Eusebio Leal, afirmó que esta ciudad "espera mucho" de España con vistas a la celebración de su 500 aniversario en 2019, una invitación que extendió a "todos los pueblos del mundo", incluido Estados Unidos, pese al mal momento que atraviesan las relaciones bilaterales, reportó EFE.

"De España también esperamos mucho, porque tenemos unas relaciones tan fraternales con los pueblos de España que no se podrá escribir la historia de estos años difíciles sin decir que los pueblos de España extendieron su mano generosa al pueblo de Cuba y a La Habana en particular", señaló Leal.

Leal presentó este lunes las obras y actividades culturales que la Oficina del Historiador lleva a cabo con motivo del quinto centenario de la ciudad.

Un evento que "puede contribuir a llamar a que vengan personas de todas partes del mundo, del norte de América, del sur del continente, de Europa...", dijo el alto funcionario, quien desea "fervorosamente la paz con todas las naciones" y "en lo personal, como historiador y como intelectual" tiene "las mejores relaciones con instituciones académicas de norteamérica".

Sin embargo, reconoció que necesitaría "una bola de cristal" para saber si los fastos por los cinco siglos de La Habana pueden ayudar a que se recupere el flujo de visitantes estadounidenses a Cuba, que ha caído considerablemente en el último año por las nuevas restricciones impuestas por la administración de Donald Trump.

"La política actual que sanciona o limita la posibilidad de venir a Cuba a los nacionales de otro estado no depende de nosotros (...). La principal garantía que tienen esos y otros visitantes es poder andar por las calles de La Habana, poderse relacionar con el pueblo cubano, por tanto el temor no es nuestro, es del otro", sostuvo.

Las autoridades de La Habana están volcadas en los preparativos para el quinto centenario de la ciudad de San Cristóbal de La Habana, la última de las primeras siete grandes villas cubanas fundadas por conquistadores españoles.

Eusebio Leal afirmó que, pese a tener la mano tendida para que la comunidad internacional se sume a la celebración, los aportes y ayudas exteriores "no han sido determinantes" y el esfuerzo económico para mejorar la ciudad "lo hemos sacado de la piel y las costillas".

También subrayó que el 500 aniversario de La Habana "no es una meta, sino un hito" para continuar trabajando por la capital y por la solución a sus muchos problemas, entre los que destacan el deteriorado estado de las edificaciones e infraestructuras y la gestión de los residuos urbanos.