Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Última actualización: 17:23 CET
SALUD

Al menos 15 personas han sido tratadas en Villa Clara por consumir pescado en mal estado

Peces muertos en el río Sagua. (CUBANET)
Pescadores con producto en mal estado. (CUBANET)

Tras días sin pronunciarse al respecto, la Dirección de Higiene y Epidemiología en Villa Clara alertó a los habitantes del municipio Sagua la Grande, sobre todo a los de la ciudad cabecera, de que no consumieran pescado proveniente del río.

Una fuente del hospital de la localidad dijo al sitio de noticias Cubanet que ya son más de 15 los pacientes que han acudido al cuerpo de guardia de esa y otras instalaciones hospitalarias, aquejadas de infecciones debido a que comieron pescado en mal estado.

El medio cita reportes de la prensa estatal, según los cuales, pobladores que capturaban peces para consumo de sus animales también adquirieron leptospirosis, aunque en una variante no muy severa.

El Departamento de Higiene, cuya máxima atención se ha centrado en la situación en torno a la propagación del dengue, había realizado con anterioridad la supervisión del río, pero muy someramente.

Cubanet señala que la contaminación del río llega a tal punto que varias toneladas de peces han muerto progresivamente por la falta de oxígeno en las aguas tras la tormenta subtropical Alberto.

A todos los inconvenientes de consumir pescado en mal estado, se suma la situación económica por la que atraviesan la mayoría de los cubanos de la zona que poseen embarcaciones autorizadas. Los pescadores han acumulado grandes cantidades de esos peces y ahora no saben hacia dónde llevar la carga o qué harán con ella.

En declaraciones de Javier López, principal especialista del CITMA en la región, la contaminación es tan grande porque muchas empresas vierten sus residuos o deshechos en las aguas del Sagua.

"Prometieron hace años dragar el río, pero si ni el puente han arreglado que puede esperarse para el río", dijo el experto a Cubanet.

La semana pasada, unas 40 personas, entre ellas varios menores, fueron hospitalizadas con un cuadro de intoxicación alimentaria en Villa Clara tras ingerir un dulce en mal estado.

Los afectados quedaron ingresados en dos hospitales de Santa Clara con vómitos, diarreas y dolor abdominal, aunque ninguno presentó un estado grave, según la emisora local de radio CMHW.