Lunes, 23 de Julio de 2018
Última actualización: 00:16 CEST
AVIACIÓN

Funcionarios de Aeronáutica Civil de México ignoraron las denuncias contra Global Air

Restos del Boeing 737-200 accidentado en Cuba. ( )

A pesar de conocer las graves irregularidades en sus aeronaves, denunciadas por sus propios pilotos y otros empleados, Global Air siguió operando vuelos con la anuencia de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México.

Un reporte del medio local El Diario sigue arrojando luz sobre el oscuro manejo de la pequeña compañía mexicana, uno de cuyos aviones, arrendado por la estatal Cubana de Aviación, se estrelló hace un mes en Cuba.

Alexandro Argudín Le Roy, actual director del Aeropuerto de Toluca, recibió como titular de la DGAC un expediente en octubre de 2013 donde se señalaban anomalías con las que operaban las aeronaves de la empresa, pero aun así permitió su operación, señaló la publicación digital.

Miguel Peláez Lira, quien sucedió a Argudín como titular de la DGAC de enero de 2016 a abril de 2018, fue el último funcionario que en noviembre de 2017 dio por buena una verificación de seguridad del Boeing 737-200 matrícula XA-UHZ, de Global Air, que se estrelló en La Habana con 113 personas a bordo.

Con las denuncias archivadas, Peláez avaló su navegabilidad y mantenimiento. Producto del siniestro de la aeronave en Cuba 110 personas murieron de forma inmediata. Dos sobrevivientes fallecieron más tarde y solo una joven de 19 años permanece con vida en estado muy grave.

El Diario recuerda que Marco Aurelio Hernández Carmona, quien llegó a pilotear esa nave en decenas de ocasiones, fue quien hizo saber a Argudín las graves condiciones con las que volaban esa y otras aeronaves de la empresa Damojh, propietaria de Global Air, en una denuncia realizada el 14 de octubre de 2013.

En decenas de ocasiones, voló esos aviones con sobrepeso. En la ruta Ciudad Juárez-Cancún "se hicieron vuelos con 112.000 libras arriba de lo permisible", escribió Hernández.

Manuel Rodríguez Campo, el dueño de Damojh, detalló Hernández en el escrito, obligaba a los pilotos a alterar las bitácoras de vuelo.

"El 13 de julio de 2013", señala la denuncia, "transporté 125 pasajeros de los cuales 120 eran adultos y cinco niños presentando un sobrepeso, reportándose siempre 62 pasajeros".

Rodríguez Campo adquiría refacciones usadas de otros aviones en desuso y obligaba a pilotos a volar horas de más.

Mariana Montaño, una sobrecargo que trabajó cinco años con Damojh y que voló en varias ocasiones en el Boeing 737-200 accidentado, resume: "solo nos quedaba persignarnos cada vez que subíamos".

La empleada declaró que el avión carecía de botiquín, las máscaras de oxígeno no alcanzaban para todos los pasajeros, los tanques de oxígeno estaban caducos, y bajo los asientos no había chalecos salvavidas suficientes.

Según el medio mexicano, desde 2013, Mirna Díaz, otra exsobrecargo de la empresa, documentó con imágenes diversas irregularidades en los aviones, entre ellos el Boeing 737-2000 con matrícula XA-UHZ que dejó 112 muertos.

En dos correos electrónicos, Díaz envió el material a Edna González, entonces inspectora de la DGAC, que incluyó fotografías de la manera en la que trabajadores realizaban de forma  irregular la recarga de combustible al avión siniestrado.

"A Edna, me la jalé de la inspección para explicarle la situación y presentarle mi queja de modo personal. Ella me proporcionó su tarjeta. Yo le envié dos correos electrónicos donde le mando las fotografías de la recarga de combustible (de forma manual y sobre el ala del aeronave) y otra sobre el derrame de agua en el baño en los aterrizajes y despegues. No me atreví a poner más porque no tuve respuesta", enfatizó.

En entrevista con Reforma, sostuvo que los dos aviones en los que ella trabajo, el de matrícula XA-UHZ y otro estaban igual de dañados.

"Sería maravilloso que revisaran a todos los aviones para que terminen de horrorizarse, porque parece que lo que he dicho es poco. No es nada exagerado con la realidad", manifestó entonces.

Algunas de las anomalías más graves que observó fue que se viajaba con sobrepeso, volaban sin agua por tres días, no llevaban balsas salva vidas ni el equipo completo de salvamento.

Relató que, además, la mayoría del personal trabajaba bajo abusos laborales, que incluían dormir y comer en el avión durante días.

La exempleada, quien trabajó de 2013 a 2016 para la compañía, expuso que después de su denuncia fue amenazada con quitarle la licencia de sobrecargo si seguía hablando de las condiciones en las que las aeronaves prestaban su servicio.

"No perdí la licencia, pero trabajo no me volvieron a dar", reprochó Díaz.

Aseguró que en Global Air se rumoraba que las empresas Meigas Aviation Services, Easy Sky y Sudamericana de Aviación sobornaban anualmente a las autoridades de México, para que no se realizaran las inspecciones.

Según la exsobrecargo, "las inspecciones se realizaban en la oficina".

"Eran muy sínicos. Las inspecciones se deberían realizar en el avión, pero en los tres años que trabajé yo jamás vi al inspector arriba de un avión", dijo.

Díaz denunció también una serie de abusos laborales, pues para un empleado de Global Air las anomalías comenzaban desde que firmaban su contrato.

10 comentarios

Imagen de Anónimo

20:12— El tema de éste desastre no es el nivel de corrupción que existe en Méjico, nadie se lo va ha desmentir, el tema aquí ES, que siendo la corrupción  mejicana milenaria -como alega ud-, la del régimen cubano con solo 60años la ha perfeccionado al grado de superarla. Resulta que en Cuba los que toman las decisiones de lo que se puede hacer en el pais, tenían conocimiento de que ese avión no estaba en condiciones para volar,  que estaba vedado hacerlo  en un sin número de países. Así es que -teniendo en cuenta q al régimen castrista nadie lo engaña-, saque usted sus propias conclusiones, y díganos Ud si la corrupción de q han acumulado los Castro en medio siglo no es más letal q la de los mejicanos q tiene siglos. Saludos 

Imagen de Amadeus

En Cuba nadie asume responsabilidades, es una costumbre del gobierno por más de medio siglo de barrer todo debajo de la alfombra

Imagen de Anónimo

Aeronáutica mexicana  Y  la Dictadura Castrista TAMBIÉN, las dos entidades IGNORARON las denuncias, que ya eso está más que comentado, Se sabe que ese avión nadie lo usaba porque no servía y que ningún país se lo rentaba, pero también se sabe que los cubanos sabiéndolo se lo rentaron, así es que el gobierno de Cuba es el último culpable.    

Imagen de Anónimo

PARA 20:12 Y COMO EN CUBA NO SON CORRUPTOS PUES AUN ASI ARRENDARON EL AVION A SABIENDAS. VAYA!! EL BURRO HABLANDO DE OREJAS.

Imagen de Anónimo

en este accidente hasta los USA se confabulan con Cuba, hace rato que se tenian que conocer los datos de las cajas negras y mas aun cuando se encontraban en buen estado, el silencio es total

Imagen de Anónimo

Sinicos es con C.

Imagen de Anónimo

que esperar de uno de los paises mas corruptos del mundo desde la epoca de los aztecas, la corrupcion en ese pais es genetica y todo camina con ese sistema, me extrañaria si dijeran otra cosa

Imagen de Anónimo

“El Subcomité de seguridad Nacional de los Estados Unidos celebrará hoy miércoles una audiencia en Washington DC, sobre la urgencia de responsabilizar a los lideres cubanos por los crímenes de lesa humanidad”, y el éste último del avión debe ser incluido, pues el gobierno sabiendo de ante mano la alta posibilidad de riesgo criminalmente lo siguió usando. 

Imagen de Anónimo

Como que me estoy oliendo que empezó la campaña de dar por sentado quién va a quedarse con la culpa, se ve a las clara que los de labana le han advertido a los mejicanos que será mejor que arreglen las cosas para que todo quede de la parte de allá, Ya se sabe lo que hizo la aeronáutica civil de Méjico, algo que siempre se supo conociendo el nivel de corrupción del pais y porque desde a solo horas después del accidente ya éstos mismos testimonios se estaban dando a conocer, “Incluyendo” el de un ex Capitán de Cubana de Aviación que asegura que existe desde el 2010 un expediente en “seguridad aeronáutica de cubana” la recomendación de “no arrendar más aviones a esa empresa ...”,  recomendación que  el gobierno cubano desconoció y volvió arrendarlo. Éste crimen a todas luces quedará como otro más perpetrado por los Castro, pues ellos eran conscientes de “lo que había”, Podrán hacer que toda la prensa mejicana empiece a lavarles la cara pero la realidad es que: Últimamente el gobierno cubano es el  “único” culpable de ésta tragedia por ser el “único” país que no le importó la seguridad de sus ciudadanos y fue el “único” que sin una gota de pudor   contrataba ésta nave a SABIENDAS del alto peligro que corrían.   

Imagen de Anónimo

Y a pesar de eso Cubana rentó ese avión!!! Pues he ahí la prueba que Cubana es una empresa ASESINA

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.