Viernes, 22 de Febrero de 2019
Última actualización: 21:17 CET
SOCIEDAD

Solo un tercio de los trabajadores del sector privado cubano tenía contrato laboral en 2017

Una calle de La Habana. (EFE)

Solo 152.251 trabajadores privados cubanos, un tercio de los 579.415 registrados en la Isla hasta septiembre de 2017, tenían un contrato laboral establecido, de acuerdo con un informe del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social divulgado este lunes, reportó EFE.

El temor a perder el empleo y la remuneración que reciben son las principales causas por las que los trabajadores del incipiente sector privado renuncian a los derechos que les garantiza la legislación, dijo la directora jurídica del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, Yudelvis Álvarez, citada por el semanario oficial Trabajadores.

Se trata, además, de empleos con salarios en pesos convertibles CUC, paritaria con el dólar y que convive con el devaluado peso cubano CUP con que se pagan los salarios estatales.

La directiva señaló que un estudio reciente sobre la contratación de los trabajadores por cuenta propia —como los bautizó eufemísticamente el Gobierno— arrojó que es "deficiente" el establecimiento de esa garantía.

"El contrato es la principal herramienta que tienen para impedir la impunidad", subrayó la jurista, para quien el trabajo independiente es una actividad que "llegó para quedarse" en el panorama laboral cubano.

Sin embargo, cree que quienes lo ejercen "necesitan estar informados de sus derechos para que las violaciones que se cometan contra ellos no pasen desapercibidas".

El trabajo privado lo ejercen más de medio millón de "cuentapropistas", que representan el 12% de la fuerza laboral de la Isla, acogidos a unas 170 categorías de actividades permitidas por el Gobierno cubano, pero ninguna de tipo profesional.

El pasado mes de febrero, sin embargo, un grupo de expertos de The Havana Consulting Group (THCG), recordaba que el número de modalidades para ejercer un trabajo por cuenta propia había caído de 201 a 122.

Fue una medida del Gobierno cubano en su resolución de no permitir la concentración de riqueza.

En agosto pasado, las autoridades anunciaron un proceso de reorganización del trabajo por cuenta propia, que ha congelado hasta ahora la entrega de nuevas licencias a restaurantes privados y casas de renta turísticas, entre otras actividades, con la justificación de frenar ilegalidades, "desviaciones" y "corregir deficiencias".

En respuesta a este "frenazo impuesto por el Gobierno cubano al sector privado, THCDG alertó que se estaba generando una "fuga de capital local hacia el exterior" de entre 280 y 350 millones de dólares anuales.

Alpinistas en La Habana

Una cooperativa integrada por cristianos repara fachadas de edificios en La Habana.