Jueves, 19 de Abril de 2018
Última actualización: 13:50 CEST
SUCESOS

Dos cubanas, familiares de heridos del atentado de Barcelona, obtienen la nacionalidad española

Policías y personal sanitario socorren a las víctimas en las Ramblas de Barcelona, el 17 de agosto de 2017. (EL PAÍS)

El Consejo de Ministros de España concedió este viernes la nacionalidad española por carta de naturaleza a las ciudadanas cubanas Elizabeth Cera y Laura Parra, familiares de heridos en el atentado de Barcelona del pasado 17 de agosto, reporta EFE.

Según ha informado el Gobierno en un comunicado, en este caso concurren razones excepcionales para dar la nacionalidad a estas dos mujeres empadronadas en el Vendrell (Tarragona), derivadas de su condición de víctimas del atentado, en el que resultaron heridos de gravedad varios de sus familiares.

El ejecutivo ha expedido ambos certificados de nacionalidad en su condición de extranjeras víctimas de un atentado terrorista que recoge la ley de 2011 de protección a las víctimas del terrorismo.

La nacionalidad española se adquiere por carta de naturaleza, otorgada discrecionalmente por real decreto, cuando concurren circunstancias excepcionales y después de tramitar un expediente para cada caso particular.

Posteriormente, el solicitante debe jurar o prometer fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y a las leyes. En el caso de ser de países iberoamericanos, los beneficiados no tienen que renunciar a su nacionalidad.

En total, fueron cuatro los nacionales de la Isla heridos en el atropellamiento masivo de las Ramblas de Barcelona en agosto pasado y una quinta víctima (mujer) sufrió lesiones leves en otro acto terrorista, horas después, en Cambrils, Tarragona.

Las autoridades de la Isla no dieron a conocer la identidad de las víctimas cubanas. Tampoco el tipo de lesiones que sufrieron.

Los cinco cubanos, días después del atentado, recibieron el alta médica.

Los atentados en Cataluña en agosto pasado dejaron 15 muertos y más de un centenar de heridos. El grupo terrorista Estado Islámico (EI) se responsabilizó de estos sucesos.