Martes, 21 de Noviembre de 2017
01:46 CET.
Opinión

'Cambios migratorios' en Cuba: el ruido y las nueces

El canciller Bruno Rodríguez anuncia nuevas medidas migratorias que, dice, muestran que "Cuba abre mientras EEUU cierra". Suprime la prohibición a cubanos que salieron ilegalmente del país; cancela el impedimento a entrar por vía marítima; elimina los trámites de "habilitación" y "avecindamiento" para quienes, respectivamente, deseen visitar o nacionalizar a sus hijos nacidos fuera de la Isla. Eso sí: seguirá implementándose (arbitrariamente) el veto por razones políticas.

El pasaporte cubano sigue siendo de los más caros del mundo y hay que prorrogarlo (pagando) cada dos años; además de ser insustituible para entrar al país, al no reconocerse la doble ciudadanía de los emigrados. El vaso medio lleno o vacío, según lo vea cada quién.

Todo esto obedece a una coyuntura, un contexto y un futuro. La elite política cubana quiere exhibirse ante el mundo como la antítesis aperturista de un Trump agresivo; en medio de la crisis generada por los supuestos ataques acústicos a diplomáticos en la Isla. Pero, sobre todo, Raúl Castro y sus herederos necesitan aliados menores que sostengan el naciente capitalismo autoritario y compensen la crisis económica y demográfica nacional.

Como ha hecho con el capital extranjero —al que seduce con un proletariado mal pagado, instruido y dócil— la dictadura lanza un guiño a esos cubanos —mayormente blancos, de clase media y dotados de diversos capitales— que andan desperdigados por el mundo, como resultado de sus erráticas políticas. Quiere empresarios y consumidores que reconstruyan, con habitus globalizados, los circuitos metropolitanos de una Habana gentrificada y sus equivalentes en el resto de la Isla. Gente hábil, que le coja la vuelta al sistema, dispuesta a adaptarse a sus limitaciones y aprovechar sus oportunidades. Siempre al filo de la navaja, en ausencia de las garantías e instituciones de un Estado de derecho. Inmersos en la orfandad ciudadana.

Si alguien, que se ha insertado y crecido en una sociedad abierta y democrática, decide volver a aquel redil, es su soberana decisión. Así como hay quien vuelve al casino donde lo esquilmaron o a una relación abusiva y humillante —con la esperanza de que el bingo y el amor ahora sí le favorecerán— algunos irán con la esperanza de montar su negocito. Otros para exhibir, adolescentes, una imagen de éxito y consumo. Muchos para ver y ayudar al pariente que dejaron atrás. Y aquel Gobierno, ajeno a los escrúpulos y las presiones, aprovechará nuevamente nuestra nobleza y cálculos, nuestra ansia y dolor. Como siempre.

Ahora mucha gente obtendrá algo parecido a la felicidad; por ellos me alegro. Respirarán aliviados por la gracia que el hacendado —deseoso de plata y protagonismo— concede a sus cimarrones. Pero la llave del barracón —y el recuerdo y amenaza del látigo— permanecen en manos de los mismos viejos dueños. Dispuestos a cerrar y abrir, sin recato y a conveniencia. Saquen cuentas, quienes han disfrutado el valor y la dignidad de vivir bajo eso que llamamos —sin apreciarlo demasiado— libertad.


Este artículo apareció originalmente en el diario mexicano La Razón. Se reproduce con autorización del autor.

¿Qué significan las nuevas medidas migratorias para los cubanos?

El Gobierno cubano anunció este 28 de octubre cuatro nuevas medidas migratorias que no se aplicarán a todos los cubanos

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

Esa robolucion  es una estafa .. siempre chupando de los demas se la han  pasado jineteando por 60 años... partia de vagos y chulos lo que se da bien en la “perlita”del caribe 

Imagen de Pedro Benitez

Llamar a los cubanos del exilio en sus yates es la forma más pura de prostitución revolucionaria.  La tirania y su grito desesperado.

Imagen de Anónimo

Lo que pienso sobre todo esto es muy fácil de escenificar.Telenovela Sol de Batey, años 80. El cimarrón Liberato se quita las cadenas y dándole vueltas exclama:¡¡¡YO NO TEENGO DUEÑO..YO SOY LIIIIBRE!!!Así lo expreso yo. SIN COMPASIÓN CON ESTOS HP. NO OLVIDO NI PERDONO. Por tanto no tengo nada q buscar allá hasta que mi Cuba sea libre. Dr. Agustín Delgado Vázquez.  

Imagen de Anónimo

Sr Esopo, a qué análisis de Dilla usted se refiere; yo nunca he dicho ni pensado eso que usted ha asumido. Haroldo Dilla.

Imagen de Anónimo

que quiere decir el autor con "la dictadura lanza un guiño a esos cubanos —mayormente blancos, de clase media y dotados de diversos capitales"? ¿No hay negros de clase media y con capitales?

Imagen de Anónimo

Yo sigo pensando y diciendo que a este castrismo decrepito en cuando a reforma migratoria, económicas y políticas hay que irlo llevando por aproximaciones sucesivas, estoy de acuerdo con el análisis de Dilla y ahora con este de Chaguaceda y posiblemente con otros u otro al respecto, pero lo que no se puede perder de vista es que al castrismo hay que “pedirle limosna con escopeta” hasta que entregue toda la bolsa, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Juan

20:46 Jaja! Se te olvido mencionar que tienes un número en la frente de esclavo y ese número es el del pasaporte cubano. Yo se que entre nosotros hay muchos locos pero eso de regresar para sacarle  algo a la dictadura, eso tiene su precio. Como dije, en nuestra familia hay montón pila de locos que ven las cosas  como tu lo está viendo, suerte.

Imagen de Anónimo

IQuién quiere hacerse ciudadano Castrocubano a estas alturas? Quien está de acuerdo en comprar un pasaporte que dura 6 años, que tienes que pagar $100 US cada 2 años para entrar a la isla y que te cuesta $500 US en Estados Unidos y $ 250 en Latinoamérica? Quien quiere tener un pasaporte con el que no puedes viajar ni a Haití y lo único que da es o asco, o pena? Si yo decidiese ir a la isla ( a la que desde que me fuí no he vuelto y hasta  ahora no lo pienso) yo entraría con mi pasaporte, extranjero para Cuba; yo por el contrario no quiero la ciudadanía de la Cuba de los Castro. 

Imagen de Anónimo

Una migaja le estan Sandi a lis cubanos de dentro y fuera porque primero Obama cortó la frontera y la vavula de escape para el regimen y para los cubanos de uno y otro lado de la orilla tenia en ese aunque riesgoso modo de salir de la isla carcel un alivio, una esperanza, una via de escape. Luego Trump dio el puntillazo al hacer Los tramites de emigracion mas enriscados que in macarron teniendo que pedir visa en colombia, mas costo, mas desgaste y pizca garantias en ese intento. Los cubanos estan cansados, el viejo tirano ya se murió, no siquiera apelar a sus frases vacias nueva a las masas que ya se lanzan a la calle porque "no queremos mas muela" como dijeron en la protests de 10 de Octubre los cubanos queremos agua, comida y LUZ!!!! Ya hast a de tinieblas, de miedo de sometimiento, mentiras y represion.

Imagen de Anónimo

He leído y releído las nuevas medidas migratorias de la dictadura y no veo por ninguna parte que se trate de retorno; se habla de poder entrar al país y que se puedan acoger a la ciudadanía los hijos nacidos en el extranjero, el resto es especulación del autor y de los comentaristas en este foro; bastante flojito el análisis del artículo 

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.