Viernes, 23 de Junio de 2017
22:54 CEST.
Turismo

Extranjeros y cubanos, príncipes y mendigos

Una amiga que vive en Miami ha viajado a la Isla con sus hijos. De padre cubano, quería que los niños conocieran los familiares que aún quedaban allá. Pospuso el viaje una y otra vez sin saber por qué; algo le decía que podía ser una experiencia llena de contrariedades y desencuentros. Afortunadamente, la relación familiar fluyó con una naturalidad inusitada: los niños y sus parientes cubanos en la Isla se trataron como si se conocieran de toda la vida.

La parte triste del viaje no fue la familia, ni siquiera vivir la odisea de la otrora París del Caribe, hoy ciudad de escombros, sedienta, con basura acumulada en cada esquina. Ella estaba preparada, o al menos enterada, de los apagones, los baches, el olor a keroseno, el jarrito y el cubo de agua para bañarse y las más elementales carencias alimentarias. Para lo que no estaba alerta era para ver cómo los cubanos tratan a sus compatriotas.

Y no lo entiende, entre otras razones, porque solo a 90 millas, los cubanos son "príncipes". Lo que no podría hacer ningún latinoamericano, ni siquiera un inglés en EEUU, legalizar su estatus migratorio y hacerse ciudadano en poco tiempo, lo pueden hacer los cubanos. En el sur de La Florida controlan la política y la economía. De hecho, ella misma, al casarse con un hijo de esa isla, alcanzó un estatus migratorio diferente que le ha permitido encontrar buenos trabajos y seguir estudiando. Ofender o humillar a una natural de la Isla por causa de su nacionalidad original puede salirle muy caro a los propios estadounidenses.

Ella dice haber sentido, desde el aeropuerto mismo, un "apartheid" incluso con los cubanos que de Miami —inconfundibles por sus maletas, abalorios y sombreretes— regresaban de visita a su propio país; la sacaron de la fila de chequeo migratorio con sus hijos y la pasaron por delante de otras madres con niños pequeños porque "no era cubana". Después y de modo ocasional, fue el acoso: los familiares que la acompañaban a las paladares y a las tiendas podían ser potenciales "jineteros".

Muy observadora, ella hace una acotación cruel: debajo de ese aparente rechazo al propio nacional —que nada puede dar—, y la lisonja al extranjero, el "de afuera" —todo lo tiene, todo lo puede—, los cubanos siguen siendo personas amables, saben querer y entregarse; son como La Habana, una ciudad en ruinas que se cae a pedazos y aun así puede ser restaurada.

De alguna manera, la capital cubana de estos días reproduce la observación de mi amiga. Las ciudades, sus edificios, parques, teatros, escuelas y hospitales se parecen a sus dueños. Son las personas, su espíritu, quienes hacen el ambiente, y este, recursivamente, quien devuelve a las personas la magia de vivir en paz, las ilusiones. Es lo que cualquiera percibe cuando va a Madrid, a París, a Nueva York o a Ciudad de México: el turismo no es la Gran Vía, la torre Eiffel, el Empire Estate o el Ángel de la Independencia. El turismo lo hacen las personas del lugar; cómo las autoridades tratan con respeto, y a veces mejor, a nacionales que a extranjeros.

Tratando de desaparecer el legado de los Gómez-Mena —cubanos, cuyo delito fue ser millonarios haciendo producir el país—, han sembrado una centenaria compañía extranjera a pocos pasos de la estatua de José Martí en el Parque Central. El lujoso Hotel Manzana, ya no de Gómez, sino de Kempinsky, está rodeado de iconos de la cultura y la política cubana republicana, y también de decenas de edificios y casas apuntaladas a punto del derrumbe. Las inferencias al pasado, aquella bofetada moral de los marines que tanta alharaca produjo, no son meras coincidencias. Puede que padezcamos de siempre un extraño "neuroticismo" —odiar y amar al mismo tiempo— con lo "de afuera".

El turismo no lo hace un hotel de lujo en medio de una ciudad devastada por la desidia y una población sospechosa de jineterismo. No puede haber turismo de excelencia donde se carece de agua, casi no hay alumbrado público, no hay cuidado del ambiente porque lo "esencial para los ojos" es un plato de comida. Como dijera la amiga en su breve visita a Cuba: lo que más espanta y duele al turista son los seres humanos que viven en la Isla; parecen como destruidos por dentro y al mismo tiempo se percibe que con una adecuada restauración, los cubanos podrían brillar como hoteles cinco estrellas.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

19:05

- Habana se escribe con "H" mayuscula

- Desbordado se escribe con "b"

- Botan, se escibe con "b". El otro con "v" es de votar en elecciones y eso no existe en Cuba.

- Cerca se escribe con "c"

- Sede, de lugar, no de ceder algo, se escribe con "s"

- Han, cuando se puede substituir por "haber", se escribe con "h"

- Cuba se escribe con "C" mayuscula

Imagen de Anónimo

para Anonimo 19.05  Querido amigo..si hay seguridad , dime, porqué hay miles de rejas en ventanas, puertas de entrada etc..etc?  Se gasta bastante más varilla de acero en Cuba en enrejar casas que en la construcción.. lo de construcción es un decir..porque lleva sesenta años sin construirse nada..y lo poco que se ha construido, tipo Alamar, es denigrante, triste, indigno de ser habitado y usado por seres humanos... Y lo de la alegría de los cubanos..ponte a andar las calles de la Habana vieja, o Centro Habana , por la noche,  cuando la gente ha cenado o lo que llamen cenar...donde está esa alegría? solo se ven miseria y tristeza, mucha tristeza..así , de entrada, más del 20 por ciento de las familias están desgajadas, con sus gentes en cualquier lugar del mundo...gentes que se encargan de enviar todos los meses limosnas para sus parientes..si , limosnas..El gobierno cubano, rizando el rizo ha conseguido que los del Yuma, todo el Yuma, recarguen los telefonos moviles de sus parientes y amigos cubanos...y miles de paquetes, a diario, llegan para hacer menos dolorosa y onerosa la vida de los cubanos de la isla...puro limosneo

Amigo, Cuba se ha convertido en una mierda, como dicen en mi pueblo, mierda pinchá en un palo...y los cubanos contentos con esa mierda..todos los años el primero de mayo, entre la capital,la Habana y el resto de ciudades se juntan dos millones de cubanitos a saltar, bailar, dar todos los vivas del mundo a Raul y a la Revolución..por dar vivas se los dan hasta a Fidel....pero esperemos que ni así resucite...buenas noches

Imagen de Anónimo

Pues yo pienso que en un país donde no se puede criticar lo mal hecho y lo ne gativo, porque "hay otros peores", no se logra avanzar nunca ni mejorar. Es muy bueno que estos artículos se publiquen. Hay muchísimo más que criticar en Cuba y con mucha razón. Los que lo hacemos queremos más al país que los que viran la cara y todo les dá igual. 

Imagen de Anónimo

Naja,,algo tienen que escribir los periodistas y no voy a negar que en algunas cosas tienen razon...la basura en la habana es un problema muy grande...en la misma esquina donde vivo..hay un contenedor que lo cambian y la hora ya esta desvordado de escombros..y la vgente no tienen cuidado y la votan fuera..serca esta la cede del Ballet de la prestigiosa Liz Alfonso..y hay por dios..aquellos contenedores de basura..con agua mugrienta y escombros son un asco..hace poco lleve alli unos huespedes y no podian creer que se encontraban a metros del balle de Liz que siempre tienen actividades..tambien como dice otro..la gente an perdido la elegancia del vestir y sobre todo del hablar...Pero por eso vamos a juzgar una ciudad tan bella como la habana y a todos los que vivimos en ella??Generalizar es peligroso..y ahora la tienen tomada con cuba..todo lo malo que se ve,,que pasa nos toca a nostros.., y no es bueno comparar..pero en todos los lugares del mundo suceden cosas y peores...al menos el cubano..se divierte hasta con una lata..a pesar repito de todos los problemas de transporte...de agua...de personas que trabajan muy mal..y nos hacen perder mucho tiempo..de las interminables colas....Pero tenemos muchas cosas buenas..tenemos seguridad y aun no pasamos hambre..solo deseos de comer cosas que no las hay..pero todo no se puede tener en la vida..y siempre soy positivo..

Imagen de Anónimo

Cuba cada vez se parece más a Haití o Venezuela. Antes era un Costa Rica o un Chile.

Imagen de Anónimo

Valla, valla con el sabiolotodo del que escribio este pánfleto. las diferencias que dise se dán en todos los paises. Criticár por criticár.

Adaelio

Imagen de Anónimo

Todo una hipocrecia muy grande, por esa regla de tres tampoco vayas a Africa donde tampoco hay agua y comida, pero los millonarios van de safaris de lujo a matar animales, parece que Cuba es el ombligo del Mundo y no lo es

Imagen de Anónimo

Envidiosos? En q pais vives tu? Yo vivo en Cuba. Esa es nuestra triste realidad y eso q hay otras muchas cosas de las q ellos no de dan cuenta.

Imagen de Anónimo

Un comentario similar me hizo un amigo que viajó a la isla hace poco.

A él le daba la impresión, cuando caminaba por La Habana, que era un ghetto, en el que los pobladores estaban pasando penurias por alguna guerra, y que él, como visitante, era mirado a veces como enemigo ("imperialista") y las más, como un salvador, ya que tenía "fulas" para comprar todo lo que quisiera.

Dice que en las zonas comerciales no se nota tanto pero en los barrios, las calles están rotas, con salideros y pestilencia por doquier. Los habaneros andan mal vestidos, con abundancia de lenguaje chabacano, lejos de la imágen del cubano instruido que aún muchos tienen afuera.

Imagen de Anónimo

En el ideario cubano, el irse unos dias a un hotel para dormir en una buena cama con aire acondicionado, comer sabroso y bañarse en una piscina, ya eso califica como unas excelentes vacaciones. Es natural. En casa ni hay aire acondicionado, ni se come sabroso ni mucho menos hay piscina. 

Piensan entonces que en todo el mundo es igual. Concluyen que solo contruyendo hoteles con buenas camas, buen aire acondicionado, buen restaurant y buenas piscinas van a desarrollar el turismo. No entienden que quien tiene plata para irse de turismo hace rato que tiene una buena cama en un cuarto adecuadamente climatizado, que come a diario sabroso y que en muchos casos tiene hasta su propia piscina.

Lo peor es que no hay manera que entiendan lo equivocado que estan.

:-(

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.