Lunes, 29 de Mayo de 2017
21:15 CEST.
Editorial

Pobre consuelo de rabia

"Estas parecen ser las Olimpiadas de los cubanos nacionalizados", escribía pocos días antes de la clausura en Río de Janeiro una colaboradora de DIARIO DE CUBA. Y estos también han sido unos juegos olímpicos en los que no llegó a cumplirse el pronóstico de medallas de la delegación cubana.

Los triunfos de cubanos en equipos de otras nacionalidades, sumados al incumplimiento de las metas oficiales, hicieron que un vocero del régimen tildara de "excubano" al subcampeón olímpico Orlando Ortega. En ciertos círculos desató una gran indignación el hecho de que Ortega se acogiera a la bandera española para celebrar su victoria, y poco faltó para que citaran el más conocido poema de Bonifacio Byrne con su dilema entre dos enseñas nacionales.

Lo que se esconde detrás de toda esta patriotería es la alarma ante unas imágenes de riesgo. Porque, envueltos en la bandera de España o Turquía o Azerbaiyán o Italia, los medallistas de origen cubano contradicen la versión oficial de que quienes emigran de Cuba lo hacen siempre por razones económicas y no sostienen ningún desacuerdo político con el régimen.

Pues bien, decididos a desarrollar al máximo sus capacidades, esos medallistas nacidos en Cuba se vieron obligados a tomar una decisión política. Representan ahora otra bandera y se envuelven en ella cuando alcanzan la victoria. Compiten por sus países de adopción porque la cerrilidad de las autoridades de la Isla ayudó a hacer de ellos unos emigrantes políticos.

Otras sociedades no encuentran escandaloso o extraño que los atletas nacionalizados compitan por sus países de origen. Incluso lo promueven. En el caso de Cuba una cuestión así se hace altamente problemática, se convierte en cuestión de Estado. Sin embargo, el problema atañe menos a los deportistas que a las autoridades políticas. O aprenden las autoridades a respetar las potencialidades y libertad de los deportistas, o tendrán que recurrir cada vez más a esa patraña de registro civil de tildarlos de excubanos.

Esto último constituye un pobre consuelo de rabia que no conseguirá bajar del medallero olímpico a campeones como Orlando Ortega, Yasmani Copello, Lorenzo Sotomayor, Osmany Juantorena, Frank Chamizo y otros más que, con sus respectivas banderas, surjan en el futuro.

Comentarios [ 47 ]

Imagen de Anónimo

padre ignaciio, se ve que hace tiempo que no vas a la habana

Imagen de padre Ignacio

Yo reto al culebron de proa este, el tal Randy a encontrar un lugar en La Habana donde pueda como yo en Hialeah, comerse un pan con timba y tomarse un guarapo, tambien lo reto a que me diga en que parte de La Habana puede comprar una bandera cubana, con la misma facilidad que lo puedo hacer en Hialeah. Tan recome mier.....

Imagen de Anónimo

Amadeus, y tú emigraste para mantener la panza

Imagen de Anónimo

Anónimo 6:24:

Te felicito, yo me echaría a la espalda la bandera Cubana, si no fuera lo que los Castro la convirtieron: el símbolo de la esclavitud, hambre, represion y desgracia. Cuando la Historia la lave de todas esas manchas, entonces valdría la pena enarbolarla; por el momento, me echo  al hombro la bandera del país que me acogió y me respeto el derecho a la libertad y la consecución de la felicidad.

Imagen de Amadeus

@ 06:24

Su problema es que usted es emigrado de panza. Mi patria es donde tengo mi familia, me gano el pan y me respetan. A mi me cuadra cualquier bandera mientras no sea la de Rusia o la del IS. Al final es trapo de colores.

Imagen de Anónimo

Me sorprende el nivel dictatorial de muchos comentaristas, Orlando Ortega es libre de hacer y tomar sus decisiones, yo respeto su decision y me dio orgullo verlo ganar la plata al igual que a Copello el bronce, para sigue siendo cubano aunque corra por cualquier pais ya que lamentablemente cuba lo denigro. No es facil lo que hicieron, salir y triunfar requiere concentracion, dedicacion y sacrificio, para mi son un orgullo cubano.

Imagen de Anónimo

anonimo 624, ese eres tu, tu no harias eso; pero el si, por lo tanto es su decision y debes respetarla.

Imagen de Anónimo

Anonimo 06.24: Te entiendo perfectamente. Eso le pasa a los emigrados de barriga.

Imagen de Anónimo

 han sido, son y seguiran siendo cubanos "exvictimas del socialismo" , que tienen que buscar la carrera profesional y la libertad fuera de su país.     pero no le hagamos mucho  swing a las babas de los comunistas, ellos nos sovietizaron el país desde tomaron el poder por la fuerza en el 1959. .....los que han escogido el camino de Ortega simplemente dejaron de ser o menchevique o bolchevique como los de la mesa retonta.          Angel(CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

La verdad que lo que me jode no es nada de lo que se dice aquí. Cuánto tiene que esperar un tipo "normal" en España para que le den la nacionalidad? Pero si eres un deportista de alto rendimiento te la otorgan enseguida y además arman el lío para que compitas por ellos. Tengo nacionalidad de otro país además de ser cubano; pero no me pasa por la mente echarme a la espalda otra bandera que no sea la de Cuba.