Domingo, 16 de Diciembre de 2018
Última actualización: 19:54 CET
represión

Una Dama de Blanco y sus familiares cumplen un mes durmiendo en la calle

Hortensia Alfonso Vega, su madre y tía. (MARTÍ NOTICIAS)

La Dama de Blanco Hortensia Alfonso Vega, junto a su madre y tía, ambas ancianas, cumplieron este martes 29 días viviendo en un parque de la ciudad de Cárdenas, tras ser expulsadas en julio de la vivienda que rentaban, reportó Radio Martí.

Hortensia, pernocta con su madre Lidia Vega de la Fe, de 88 años, y Cira Vega, su tía de 79 años, en la calle luego que el 17 de julio las tres fueran desalojadas de la casa que tenían alquilada, tras amenazas de la Seguridad del Estado al arrendatario.

En conversación con Radio Martí, la Dama de Blanco describe como 'terrible' su situación.

Al mismo tiempo agradeció las muestras de solidaridad que ha recibido.

Es la cuarta vez que Alfonso Vega es desalojada del lugar que alquila en Cárdenas, según ha dicho a Radio Martí, por presiones de la Seguridad del Estado a los propietarios, debido a su activismo en las Damas de Blanco.

DIARIO DE CUBA reportó hace un mes que las tres mujeres habían sido expulsadas "a golpes" de la vivienda que alquilaban en Cárdenas. Desde entonces, duermen a la intemperie en el Parque Colón de esa ciudad.

"No hay ninguna respuesta de las autoridades. Se entregó una carta en el Gobierno municipal explicando cómo el Departamento de la Seguridad del Estado ha influido en las personas propietarias de la vivienda para que nos desalojaran", denunció Alfonso Vega a DIARIO DE CUBA en esa ocasión.

Unos días después de establecerse allí, fueron detenidas por órdenes de la Seguridad del Estado.

"A las 6:00AM aproximadamente, estábamos durmiendo frente a la puerta de la iglesia aquí en el parque cuando el oficial Villamil de la Seguridad del Estado al frente y mujeres policías con tonfas para golpear como si fuéramos delincuentes, vinieron y nos detuvieron aquí", contó Alfonso.

"Nos metieron en una camioneta, con una ambulancia detrás, porque mi madre tiene 88 años, es cardiópata, tiene enfermedades cardiovasculares, todo avalado por los médicos. También está mi tía, de 79 años. Nos condujeron a la unidad de la PNR, donde nos tuvieron hasta las 12:45 del mediodía, detenidas por gusto", lamentó.

Según le comunicó el oficial al frente del operativo, las tres mujeres no podían estar en el parque.

"Además de que la situación no se iba a revertir, me dijo descaradamente que ellos no conocían lo que estaba sucediendo", señaló Alfonso Vega.

"Le hice saber que soy una persona enferma, recién operada de un cáncer colorrectal, que no podía estar en la calle expuesta a enfermedades e infecciones, pero a ellos no les importa eso. Después del mediodía nos liberaron y nos volvieron a llevar para el parque", añadió.

"Seguimos aquí, bajo las inclemencias del tiempo, no sabemos lo que va a ocurrir. Estamos exigiendo al Gobierno cubano que no interfiera más en los alquileres. El hecho de que yo sea Dama de Blanco no implica que sea terrorista, no tengo nada que ver con eso. Lo que estoy pidiendo es libertad y el cambio en mi país", defendió.

"La situación va de mal en peor, mi madre tiene los pies muy hinchados, con edemas debido a su cardiopatía. El tiempo está un poco malo, amenaza lluvia. Mi tía tiene una herida abierta que lleva sutura, en una pierna. Tenemos que estar en busca de alimentos y agua en la calle constantemente", describió.