Jueves, 18 de Octubre de 2018
Última actualización: 00:04 CEST
Represión

El Gobierno cubano quiere 'un país mudo, sordo, y ciego', advierte la Sociedad Interamericana de Prensa

Adriana Zamora, Osmel Ramírez y Manuel Alejandro León, periodistas de DDC que han sido reprimidos por las autoridades. (DDC)

El Gobierno cubano busca tener "un país mudo, sordo, y ciego" en materia de comunicación, periodismo e internet, dijo la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en el informe sobre la Isla presentado este domingo en Medellín, reporta EFE.

Se trata de "una meta cada vez más difícil por la cada vez mayor, aunque lenta, conexión a internet de los ciudadanos y la perseverancia de periodistas y medios independientes que no cesan sus labores pese a las restricciones", dice el documento, que fue leído por el director ejecutivo de la SIP, Ricardo Trotti.

El directivo presentó el informe en representación del periodista cubano que debía hacerlo, que no pudo salir de la Isla para viajar a Medellín a la reunión de medio año de la SIP, indicó EFF.

En referencia a la próxima salida de Raúl Castro de la Presidencia de Cuba, la SIP dijo que "no se esperan mejoras", puesto que el general mantendrá el cargo de primer secretario del Partido Comunista.

Asimismo, señaló que tras el anuncio del presidente Donald Trump de crear un "grupo operativo" para apoyar el acceso de los cubanos a internet y el desarrollo de medios independientes, la Seguridad del Estado cubano "incrementó la agresividad contra los periodistas no oficialistas".

Pese a esa dura situación, la prensa independiente "procura sobrevivir y crecer" con ciudadanos que firman "con su nombre o bajo seudónimo".

Según recoge el informe, han sido atacados la Asociación Cubana Pro Libertad de Prensa, el Centro de Pensamiento Convivencia, el diario digital 14ymedio, las agencias de videoperiodismo Palenque Visión y En Caliente Prensa Libre.

También han sufrido agresiones la plataforma Cuba Posible y la revista La Hora de Cuba, y periodistas en la Isla de proyectos que radican en el exterior, como DIARIO DE CUBA, Martí Noticias, Cubanet y El Estornudo, entre otros.

En el estudio se menciona a decenas de periodistas que sufrieron diferentes agresiones y subrayan que se producen "en un clima de total indefensión jurídica y de un Estado que lo gobierna todo".

Acerca del acceso a internet en Cuba, el informe indica que "sigue siendo caro", por lo que para solo 30 horas de conexión al mes sería necesario un salario medio completo.

A ello se suma que el Gobierno bloquea sitios web y "direcciones de email relacionados con el periodismo y los derechos humanos", además de que "varias webs periodísticas nacionales y del extranjero están bloqueadas en Cuba".

Finalmente, el informe detalla que el espionaje de los datos de navegación y de teléfono, y el hackeo de perfiles personales en redes sociales "es moneda corriente" en la Isla.