Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Última actualización: 09:11 CEST
REPRESIÓN

UNPACU: El régimen encausa a una activista que protestó en las calles de La Habana

Sonia de la Caridad González Mejías (i), junto a la activista Melkis Faure Echavarría (d). (YOUTUBE/ CAPTURA DE PANTALLA)

La activista Sonia de la Caridad González Mejías, de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue citada este miércoles en la mañana para el próximo día 13 en el Tribunal municipal de Diez de Octubre, en La Habana, según denunció a DIARIO DE CUBA la organización opositora.

"Se le acusa de los delitos atentado, desobediencia y negación de auxilio. El documento no dice cuál es la petición fiscal, pero es la causa 92 de 2015, es decir, un supuesto delito que cometió hace más de dos años cuando protagonizó una protesta pública junto a la activista Melkis Faure en las calles de La Habana", explicó Carlos Amel Oliva Torres, portavoz de la UNPACU.

Asimismo, destacó que González Mejías "no se presentará ante el Tribunal si no le dan tiempo para preparar el juicio y si no le notifican la petición fiscal. No ha contratado a abogado y tiene menos de una semana para prepararse para este juicio".

Este es el tercer proceso judicial en contra de la activista, recordó Oliva Torres.

"Ellos (las autoridades) han ido engrosándole un amplio expediente. Este es el tercer delito que le fabrican. En 2016 la acusaron por el delito de atentado haciendo alusión a un incidente que se dio en la puerta de la prisión de mujeres del Guatao, cuando fue a visitar a la activista Melkis Faure y hubo una discusión con los guardias por parquear supuestamente mal el carro frente a la prisión", explicó Oliva Torres.

La primera acusación que pesa sobre González Mejías le fue comunicada en febrero de 2017 respecto a estos anteriores sucesos y con una petición fiscal de seis años por el supuesto delito de atentado.

"El 25 de julio pasado Sonia González fue golpeada por varios policías en la unidad de Zapata y C" en La Habana y estuvo varios días detenida. Por este incidente en el que ella fue la víctima y terminó con lesiones y fracturas, en el que a finales de año le llegó una petición fiscal de cinco años por el supuesto delito de atentado", concluyó Oliva Torres.

En 2015, Sonia González junto a otra activista de UNPACU, Faure, salieron por las calles de La Habana vestidas con unos sacos con mensajes en contra de la dictadura y gritando mensajes como "Entre el comunismo y la muerte, la muerte". Una multitud las siguió y dos periodistas europeas que filmaron la protesta fueron arrestadas.

A finales de 2014 González Mejías fue "fuertemente golpeada, provocándole fractura, y quedando en muy mal estado de salud, agravado luego por la permanencia una semana en huelga de hambre y sed en protesta a su prisión injusta, hasta que por presiones fue liberada".

El régimen amenaza con ampliar un año más la condena del activista Noslen Ayala

El también activista de la UNPACU, Noslen Ayala García, detenido en la prisión de Melena del Sur, no pudo recibir este miércoles la visita de su padrastro: "Las autoridades le prohibieron ver a este señor que incluso se trasladó desde otra provincia, desde Cienfuegos, hasta la prisión. La prohibición se basa en que Noslen Ayala no se acoge al programa de reeducación comunista en la cárcel".

Además, Oliva Torres señaló que las autoridades le dijeron al activista que están revisando su caso y que "podrían aumentar la sentencia un año porque había un error".

La UNPACU es una de las organizaciones más activas dentro de la oposición en la Isla. El régimen mantiene tras las rejas actualmente a más de medio centenar de sus integrantes. A estos activistas la policía política les suele "fabricar delitos", según denuncian familiares y detenidos.