Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
21:34 CEST.
Represión

Grafitero Yulier P: 'Voy a defender mi obra y asumir las consecuencias'

El grafitero cubano Yulier Rodríguez Pérez (Yulier P), famoso por sus gigantescos murales con fantasmagóricas figuras diseminados por ruinas de La Habana, se niega a borrar sus obras como le han exigido las autoridades.

Rodríguez Pérez fue detenido la semana pasada cuando realizaba una intervención en un derrumbe en Centro Habana. Tras 48 horas preso, la Policía le hizo firmar una acta de advertencia indicándole que si no eliminaba todas las obras, sería acusado de "maltrato a la propiedad".

Las autoridades le dieron una semana para cumplir con la exigencia.

"Creo que el grafiti como obra artística en un lugar destruido aporta estéticamente a la imagen visual de la ciudad", dijo Yulier P, de 27 años, a la agencia AP.

En La Habana, donde la mayoría de los carteles están dedicados a la propaganda política del régimen, Yulier P se hizo notar desde hace tres años por inundar zonas importantes de la ciudad con sus personajes oníricos y fantasmales.

Aunque no lleva una cuenta precisa, calcula que ha realizado casi 200 murales en La Habana y algunos más en otras capitales provinciales.

"No voy a borrar las obras, yo creo firmemente que el arte en la ciudad —y más en estos espacios destruidos— es necesario porque establece un punto de diálogo", subrayó el artista. "Trato de promover la conciencia social en las personas, una actitud más responsable, más humana, más sensible".

En Cuba, donde el Gobierno se esfuerza por controlar todas las manifestaciones del arte, hay poca cultura de grafiti o expresiones callejeras.

En cuanto a la legislación, no hay una norma específica para esa expresión creativa, pero no está permitido escribir las paredes de espacios públicos o frentes de casa particulares, por lo que Yulier P aseguró que busca lugares abandonados, derrumbes o basureros.

"Si algo aprendí de José Martí es que lo más importante es la obra, el pensamiento... y voy a asumir las consecuencias que tenga que asumir en pos de defender mi obra", afirmó.

La artivista Tania Bruguera expresó su solidaridad con Yulier P en declaraciones a Martí Noticias.

"Cuando voy a mi casa, tengo que pasar por uno de los grafitis de él", dijo. Me parece que la reacción del Gobierno cubano respecto a este artista (…) es no solo desproporcionada, sino también irónica".

"En vez de estar persiguiendo a un artista que está embelleciendo la ciudad con su obra, lo que tendrían que hacer es dedicar parte del dinero que está entrando en Cuba a arreglar las casas, la vida de la gente que está viviendo en ellas en una situación de mucha pobreza", criticó Bruguera.

"En vez de estar invirtiendo el tiempo en pensar qué se hace en Venezuela para que (Nicolás) Maduro siga en el poder, el Gobierno de Cuba debería ocuparse de sus ciudadanos", dijo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Pero si lA propiedad YA esta maltratada POr lA dictadura.que tiene a Cuba en ruinas y a familias cubanas viviendo en ellas.de hecho se ven mas chic con sus pinturas.