Viernes, 15 de Diciembre de 2017
17:14 CET.
Opinión

La argumentación política de los derechos humanos

El derecho natural es una doctrina ética y jurídica que postula la existencia de derechos humanos fundados o determinados en la "naturaleza humana". Es fuente de derecho junto a la costumbre o el derecho positivo o escrito.

Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, económicos, sociales y culturales, son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes. El avance de uno facilita el avance de los demás. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los otros.

La comunidad internacional, consciente de esta realidad, ha utilizado los derechos humanos como base de su argumentación de acercamiento a Cuba, cuando la realidad esconde en muchos casos otros intereses geopolíticos y económicos.

La represión en Cuba ha aumentado este año por encima de las 9.000 detenciones arbitrarias y va en aumento. La situación de los activistas de derechos humanos ha empeorado notablemente. La protección jurídica de los mismos es absolutamente inexistente y la última ola represiva ha sido generalizada.

El Gobierno no ha expresado su intención de realizar un cambio en este sentido, ni de respetar la resolución 53/144 de Naciones Unidas de 9 de diciembre de 1988: Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidas.

Esta Declaración, que por supuesto contó con la oposición de Cuba, supuso un auténtico hito en cuanto al reconocimiento de la legitimidad del trabajo a favor de los derechos humanos y de aquellos que lo llevan a cabo.

La situación en Cuba es crítica desde el punto de vista político y social. Lo más digno, para evitar confusiones y expectativas, sería que los miembros de la comunidad internacional implicados en este proceso de acercamiento político a La Habana, fueran abiertos y sinceros sobre sus prioridades. Así por lo menos los cubanos sabríamos realmente a qué atenernos. La democratización de Cuba depende de los cubanos, pero el apoyo internacional sincero es imprescindible.

En este sentido, hay que reconocer la claridad meridiana del Gobierno de Raúl Castro en sus afirmaciones de sustentar su sistema político por encima de todo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Hay que agradecer la claridad de la articulista y lo didactico de su explicacion. JAB

Imagen de Anónimo

Ya en los Estados Unidos se abrio una nueva era, la de Europa viene en camino. El encuentro de Coblenza ayer, lo anuncia.

Imagen de Anónimo

Buen artículo...lo que pasa es que ni los disidentes ni los exiliados toman cartas en el asunto...hay que tomar medidas drásticas contra los gobiernos patrocinadores del socialismo en Cuba en la que precisamente España es de los líderes .(Trump)

Imagen de Anónimo

Magnifico articulo.Que definan claramente sus intereses, que no son otros que económicos y de aprovechamiento de la miseria del trabajador cubano.