Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
12:04 CET.
Poesía

Debajo de la sombrilla

 

Debajo de la sombrilla

varias tortugas moldeadas en arena

se yerguen e inician su camino hacia el mar.

Apuntando, tal vez, en dirección opuesta

nudos de histéricos cangrejitos negros

patalean al violento vaivén

de un baldazo de espuma estancada.

 

Vemos a otros —en fin: a nuestros hijos—

ocupar diestramente el espacio

reservado para momentos fundantes:

tomar la ola de frente,

dejarse mojar

los pies por lo que viene y va;

vencer el frenesí, flotar,

hundirse poco a poco en arenas movedizas,

emerger.

 

¿Quiénes nos creemos

al sol y desvestidos,

revolcados en los torrentes del amor?

¿Ambiciosos directores de una escena sobreexpueta

manoteando recursos, utensilios?

O mejor: responsables

de, con un crudísimo presente,

ir armando el álbum de recuerdos.

 


Laura Wittner nació en Buenos Aires en 1967. Sus libros más recientes de poemas son La tomadora de café (Vox, Bahía Blanca, 2005), Lluvias (Bajo la luna, Buenos Aires, 2009) y Balbuceos en una misma dirección (Gog y Magog, Buenos Aires, 2011), al cual pertenece este poema. Ha traducido a Charles Tomlinson, James Schuyler, Charles Reznifkoff y Keneth Rexroth, entre otros.

Otros poemas suyos: Sábanas frescas, toallas limpias y papel con membrete, Esta mañana, Mi lado del diálogo y Voy a saltarlas todas, verduritas sobrantes...

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.