Jueves, 8 de Diciembre de 2016
16:53 CET.
Poesía

Voy a saltarlas todas, verduritas sobrantes...

 

Voy a saltarlas a todas, verduritas sobrantes,
porque es domingo a la noche.
Y el domingo a la noche es este magma
de pasado y presente en día feriado
de omelettes, de salchichas y de arenques
y pan Goldstein con manteca y rabanitos
y sal, de hijos y nietos de polacos
de esa melancolía de la infancia
imprecisa, melancolía a tientas
ensayo de algo más definitivo.
De modo que prepárense, verduras.
Es noche de domingo y todo salta.

 


Laura Wittner nació en Buenos Aires en 1967. Sus libros más recientes de poemas son La tomadora de café (Vox, Bahía Blanca, 2005), Lluvias (Bajo la luna, Buenos Aires, 2009) y Balbuceos en una misma dirección (Gog y Magog, Buenos Aires, 2011). Ha traducido a Charles Tomlinson, James Schuyler, Charles Reznifkoff y Keneth Rexroth, entre otros.

Otros poemas suyos: Aerosilla, Por qué cuando me gusta mucho una canción tengo que imprimir su letra, Balbuceos en una misma dirección y Por qué los días malos miramos fotos de viajes.