Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Última actualización: 21:04 CET
Poesía

Primera función

(RERERIGA.LV)

Cortan amarras y hacen manojos la gran carpa
en señal de que el viaje acaba de empezar
y la mañana próxima todos vamos a estar...
en movimiento. Pero, nuestro hogar nunca zarpa.

Cubre el malabarista sus lunas fulminantes
y el domador recoge cada bestia en su pecho,
presagio de que pronto queda atrás el barbecho
y va a abrirse una ruta de pueblos abundantes.

Diaria y gran ilusión. Envolver en mortajas
el patíbulo falso y trucos y quimeras
y todo lo que amamos irlo metiendo en cajas.

Yo, que tengo mi rostro nada más, mudo miro
agitarse el panal y, lejos, entre esperas,
el horizonte yéndose lento como un suspiro.


Francis Sánchez nació en Ceballos, Ciego de Ávila, en 1970. Sus últimos libros de poemas publicados son Extraño niño que dormía sobre un lobo (Letras Cubanas, La Habana, 2006) y Epitafios de nadie (Oriente, Santiago de Cuba, 2008). Este poema pertenece a su libro inédito Cuarto de desahogo.

Otros poemas suyos: Castrato y Los poetas se mueren.

Archivado en