Lunes, 11 de Diciembre de 2017
22:11 CET.
Poesía

Me puse a hablar alemán con una mata de coco...

Archivado en

Me puse a hablar alemán
con una palma de coco.
Me contestó en catalán
diciendo que estaba loco.

Me puse a hablar en inglés
con un perro enfurecido.
Me contestó en japonés
y me di por bien mordido.

Me puse a hablar en latín
con la muerte de un soldado.
Me contestó en mandarín
y acabé despapayado.

Me puse a hablar en coreano
con una mujer perdida.
Me contestó en italiano
endulzándome la vida.

Me puse a hablar con Martí
en el español de Cuba:
"Llévale un moriviví
a la que baila yoruba".

Con Borges hablaba en griego
y así decía el argentino:
"No he visto jamás a un ciego
equivocar el camino".

Y con amigos del rancho
platicamos en francés.
El mundo es ancho y ajeno
pero empieza en San Andrés.


Mardonio Sinta es un heterónimo de Francisco Hernández, que nació en San Andrés Tuxtla, Veracruz, en 1946. Autor de una extensa obra poética publicada con su nombre, la de Mardonio Sinta ha sido recogida en ¿Quién me quita lo cantado? (Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México, 2007). Este poema pertenece a ese libro.

Otros poemas suyos: Tres poemas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

ORGULLOSAMENTE VERACRUZANO