Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Última actualización: 20:32 CET
Decreto Ley 349

Artistas independientes se unen contra la censura impuesta a través del Decreto 349

Artistas cubanos contra el Decreto ley 349. (Y.N.LEYVA/FACEBOOK)
Los participantes el primer día de debate. (Y.N.LEYVA/FACEBOOK)

Artistas cubanos marginados por el régimen de la escena oficial han convocado a "redactar una propuesta de política cultural" que "vele por los derechos del arte y permita una producción cultural libre".

Creadores visuales, periodistas independientes, actrices, músicos, escritores, curadores, entre otros, unidos contra el Decreto Ley 349, debaten desde el miércoles sobre un documento que describen como "ambiguo" y que "proporciona un gran margen de acción a los censores cubanos".

El cuestionado Decreto Ley 349 está destinado al control del sector privado, pero establece más restricciones a las actividades artísticas independientes.

La convocatoria del análisis contra la regulación ha sido lanzada por Luis Manuel Otero Alcántara y la historiadora del arte Yanelis Núñez en la sede del estudio que impulsa la pareja en Calle Damas 955, entre San Isidro y Avenida del Puerto, La Habana Vieja.

Núñez Leyva explicó en un mensaje en Facebook que "la intención de los participantes de este primer encuentro es seguir conversando sobre este decreto mañana y los días que sean necesarios, pero principalmente, redactar una propuesta de política cultural en comunión con el resto de los artistas que viven dentro de Cuba y los que viven fuera también, que realmente vele por los derechos del arte y permita una producción cultural libre".

La abogada Laritza Diversent, fundadora del Centro de Información Independiente (CUBALEX), apoyó la acción en otro mensaje en las redes sociales.

Diversent consideró que el Decreto Ley 349 "violenta el derecho de toda persona a participar en la vida cultural, el derecho de toda persona a beneficiarse de la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones artísticas de que sea autora, el derecho a la indispensable libertad para la actividad creadora, el derecho de todos los pueblos a la libre determinación, el derecho al trabajo libremente escogido, remuneración y nivel de vida adecuado".

Movidos también contra esta disposición del régimen, Otero Alcántara, Núñez Leyva y otros tres artistas intentaron realizar recientemente frente al Capitolio de La Habana una performance protesta por la cual la mayoría de los involucrados fueron detenidos.

La acción terminó ejecutándola Núñez Leyva, quien se cubrió con excrementos cara y cuerpo. La idea original, que incluía la exhibición de un cartel que decía "Arte libre", era que Otero Alcántara realizara la protesta.

El artista explicó en su momento a DIARIO DE CUBA que con esta performance querían dejar claro lo que en su opinión representan los artistas independientes para el Estado cubano: "una mierda".

El Decreto No. 349/2018, publicado en la Gaceta Oficial como parte de lo que el Gobierno denomina "adecuaciones" del sector privado, se refiere a "nuevos delitos o contravenciones en la contratación de artistas, la venta de obras de arte y la exhibición de contenidos audiovisuales".

En concreto establece multas y decomisos, así como la posible pérdida de la licencia a quienes contraten músicos para realizar conciertos en bares y clubes privados así como en espacios estatales sin la autorización del Ministerio de Cultura o de las agencias de trabajo estatales.

También penaliza a los pintores o artistas que comercialicen sus obras sin autorización estatal.

El decreto permite asimismo imponer sanciones a quienes proyecten "audiovisuales" que contengan violencia, pornografía, "uso de los símbolos patrios que contravengan la legislación vigente", lenguaje sexista o vulgar y "discriminación por el color de la piel, género, orientación sexual, discapacidad y cualquier otra lesiva a la dignidad humana".