Viernes, 14 de Diciembre de 2018
Última actualización: 07:58 CET
ESPECTÁCULO

Osmel Sousa se desmarca del escándalo de corrupción y prostitución de Miss Venezuela

Las candidatas a Miss Venezuela posan con el organizador del concurso, Osmel Souza, en Caracas, el 6 de octubre de 2015. (AFP)

El cubano Osmel Sousa, conocido como el "zar de la belleza" tras dirigir cuatro décadas el concurso Miss Venezuela, rompió su silencio este viernes para negar cualquier vínculo con acusaciones de corrupción y favores sexuales cruzadas entre exconcursantes, reporta la AFP.

Un mes y medio después de su intempestiva renuncia, Sousa publicó un comunicado en Instagram en el que niega haberse enriquecido con el certamen o valerse de las candidatas como "moneda de cambio".

"Mi vida austera y sencilla y mis pocas posesiones materiales responden por sí solas a cualquier insinuación de riquezas indebidas", aseguró el cubano-venezolano de 71 años.

Sousa reivindicó su exitoso paso por el concurso, del que han surgido siete Miss Universo y seis Miss Mundo, convirtiendo a Venezuela en una auténtica fábrica de reinas.

El escándalo estalló a principios de marzo cuando una decena de exmisses y animadoras de televisión se trenzaron en una guerra de acusaciones de vínculos con poderosos hombres cercanos al Gobierno acusados de corrupción.

Los insultos en las redes sociales alcanzaron grueso calibre: "zorras", "prostitutas" y "enchufadas", este último reservado a quienes se supuestamente se benefician de la corrupción oficial.

Pero Sousa afirmó que su conducta siempre fue "profesional e intachable".

Los éxitos del evento "serían imposibles si hubiese actuado con mala fe o usando a otras personas, especialmente a personas bajo mi responsabilidad y protección, como moneda de cambio para lucrarme", sostuvo.

El "zar" manifestó que, al contrario, su celo por las misses llegó al punto de la "sobreprotección".

"Nadie se imagina el dolor que me produce ver el nombre de Venezuela mancillado (…) y cómo pretenden destruir logros y reputaciones", se lamentó.

Sousa aseguró que dejó el certamen Miss Venezuela porque los directivos se dedicaron a "minar" su autoridad y desautorizarlo ante su equipo de trabajo.

A raíz del escándalo, la organización suspendió el pasado miércoles temporalmente los castings y anunció una "revisión interna" para determinar si allegados al reinado incurrieron en "actividades que quebranten los valores y la ética".

Sousa reconoció que pudo haber fallas en su trato con algunas candidatas, pero se mostró dispuesto a asumir la responsabilidad frente a "cualquier desliz" que haya cometido "inadvertidamente".

Al comentar el post, la ex Miss Universo Alicia Machado se solidarizó con él. "¡Mi querido Osmelín! ¡Siempre contigo! ¡I love you y siempre estaré agradecida! ¡Bendiciones y disfruta la vida!", expresó.

De acuerdo con un reporte del El País, muchas exconcursantes de Miss Venezuela se han acusado entre sí en las redes sociales de ser escorts (acompañantes) de jerarcas chavistas y hasta de ostentar propiedades en el exterior producto de sus relaciones con empresarios.

El diario español pone el ejemplo de Zoraya Villarreal, de una de las acusadas por dirigir la fundación del magnate Diego Salázar, detenido por blanqueo de capitales en la Banca Privada de Andorra (BPA) en diciembre de 2017 y el primo del expresidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) Rafael Ramírez.

También la exrepresentante de Venezuela en el Miss Mundo 2007, Claudia Suárez Fernández, está involucrada con Salázar por contribuir en el desfalco de la empresa petrolera e ingresar un millón de dólares en la BPA, según un reportaje publicado en El País.

1 comentario

Imagen de Kurt_Turing

Los jerarcas chavistas y los boliburgueses estaban cobrandole en especies a las muchachitas de Miss Venezuela. La cosa tomó un nivel intolerable a la luz de escandalos mundiales de ese tipo. Osmel hizo bien, se salió del mierdero antes de que lo ensuciaran.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.