Jueves, 22 de Febrero de 2018
12:40 CET.
LITERATURA

La traducción al inglés de 'Herejes', de Padura, es incluida entre las mejores novelas negras publicadas en EEUU

La publicación especializada Literary Hub incluyó la traducción de Anna Kushner al inglés de Herejes, de Leonardo Padura, en una lista de las mejores novelas negras publicadas en EEUU este año.

El medio digital presentó el texto de Padura dentro de su selección de 2017 en la categoría de "ficción internacional" donde comparte espacio con el escritor ruso Boris Akunin y su Consejero estatal y John Le Carré con Un legado de espías.

Padura, que ya es un "ícono de la ficción criminal latinoamericana", parece cada vez "más ambicioso con cada novela, a medida que las investigaciones de su héroe adquieren una franja histórica cada vez más amplia", consideró la publicación.

Destacó que en Herejes, la investigación que realizan Mario Conde y otro de sus personajes, alrededor de una obra de arte de una familia judía, "logra la proeza habitual de Padura, a la vez un retrato complejo de La Habana contemporánea, y también una mirada a la historia traumática del país".

"Hay pocas experiencias de lectura tan agradables y gratificantes como una historia de Conde", sostuvieron los editores de Literary Hub.

"Desde un asesino en serie a mediados de siglo en Glasgow, hasta un Ranger de Texas enfrentándose a supremacistas blancos en los bosques, a la muerte de cientos de personas en la jungla guyanesa: fue un año provocativo y contundente en la literatura criminal, un género muy apropiado a la desordenada brutalidad de los tiempos modernos", señaló la publicación especializada.

En la que calificó como "selección idiosincrásica de favoritos de 2017" sobre libros de crímenes y misterios, el sitio también escogió a Philip Kerr por Prussian Blue, Don Winslow por The Force, Dennis Lehane por Since We Fell  y Volver al oscuro valle, del colombiano Santiago Gamboa, entre otros autores.

Con la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Mario Conde, Padura ha obtenido premios como el Café Gijón de 1995 y el Hammett de 1997, 1998 y 2005.

Cuatro estaciones en La Habana serie basada en la tetralogía policíaca del escritor, cuyo guión asumió él mismo, se hizo con el Premio Platino a la mejor miniserie o teleserie cinematográfica iberoamericana en la cuarta edición de estos galardones celebrados en Madrid.

 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Amadeus

00:42 –––– Oiga, a el Premio Nobel de LIteratura salvo la pasta que dan, no seduce a nadie. Es un desprestigio que revela la superficialidad y la falta de objetividad del jurado. Mire que darle un Nobel a Bob Dylan, a Elfriede Jelinek y o un par de pergegrinos más, es fuerte. El Nobel no ya es sinónimo de calidad y méritos.

Imagen de Anónimo

Tampoco me gustó herejes, yo sí la leí hasta el final y de hecho su último párrafo es bello. Pero la reivindicación del artista como un soitario incomprendido, que sentí en su lectura no me gustó para nada y me pareció una idea bastante reaccionaria. La primera historia parecía que iba a parir mucho, pues la investigación era muy interesante, pero ni recuerdo en qué quedó. Me gustó, eso sí, la apología de la amistad. En fin, es una novela de oficio, pero no de calidad. También desde mi opinión, claro. El hombre que amaba sigue siendo insuperable. No obstante felicidades.

Imagen de Anónimo

Alguien vaticinó hace unas semanas por rado (un escritor chilenlo) que Padura ganaría el premio Nobel. Yo creo que Pan Duro ganará el premio No Ver. Ese sí.

Imagen de Anónimo

De acuerdo, 21:25, olvidé decir que el traductor necesita la base, pero, ¿usted se ha leído la obra en cuestión? Le sobran unas cuantas páginas, amigo. Lo mejor es que Padura tiene conciencia de que no es un genio. Y eso me gusta. Padura también tiene el que se mantiene en Cuba, y eso da prensa y respaldo que los escritores exiliados no tienen. Los rojos se apoyan entre sí, aunque Padura no lo sea. Padura es un nadador experto, que ha aprendido a andar entre dos aguas, para su bien. Y para mal cuando se trata del bien de todos los cubanos, de ética. Pero ca uno es ca uno. Felicidades, pues, a la Princesa de Asturias.

Imagen de Joshua Ramir

20:13, es muy importante un buen traductor, pero siempre quedara un escalon por debajo del autor, el autor crea, y traductor recrea

Imagen de Anónimo

Siempre se ha dicho que un buen traductor es el mejor de los autores. Traduttore, traditore. Es al traductor a quien hay que dar mérito.

Imagen de Anónimo

Desde la subjetividad que la valoración de una obra siempre implica, Herejes me parece la peor de la novelas de Padura. No la pude terminar. Me aburrió.