Miércoles, 24 de Enero de 2018
01:55 CET.
Opinión

Dos poetas se encuentran en La Habana

Como viajaban las noticias en la Antigüedad, de mano en mano, al poeta Rafael Alcides le llegaban las críticas que de manera episódica escribió Néstor Díaz de Villegas, otro poeta cubano, pero exiliado en EEUU, sobre el documental Nadie, de Miguel Coyula, del cual Alcides es protagonista.

A pesar de que Néstor lo atacaba por haber creído en el proceso y cito: "Alcides no admite que tuvo que existir, dentro de sí mismo, una pulsión de muerte, un apetito de destrucción, y no solo de júbilo".

Sin embargo, Alcides nunca pareció ofendido, sino todo lo contrario, lo admiraba: "Es un poeta", decía, "hasta cuando hiere lo hace con elegancia… un provocador, es la visión de un tipo que está del lado de allá".

"Si acaso, Alcides y su generación son más reprobables después de la confesión", refiere Néstor en otra parte de sus artículos.

Se generaba un misterio alrededor de la figura del crítico, que odiaba y amaba al Alcides personaje, al que solo conocía a través de la pantalla.

Finalmente Coyula comienza a comunicarse con Néstor, y un mes más tarde, el pasado 13 de mayo, ocurrió un encuentro antológico entre los dos poetas en la casa de Alcides, en La Habana.

Alcides lo llama "el último gran amigo", Néstor le corresponde.

Mientras los escucho hablar, pienso que una película los ha reunido, o tal vez no.

Néstor, un radical, su juventud fue truncada en medio de la euforia del proceso revolucionario. A causa de sus poemas, sufrió cinco años de prisión, siendo un adolescente.

Alcides, un romántico, no emigró, pero es un fantasma entre los escritores de su generación y con la voz entrecortada dice: "Coño, Néstor, me siento responsable, yo contribuí a crear esta cárcel".

Con la condena de Néstor fueron estigmatizados sus padres, en una época en que ser considerado un contrarrevolucionario era repudiado por la mayoría. Su padre fue expulsado de las filas del Partido Comunista de Cuba (PCC), su hijo era "la papa podrida".

Desde la soledad del presente se reconocen, se estremecen… se reúnen las almas de los poetas.  No es que el dolor haya cedido, es que se transformó en poesía.

"La Revolución es incapaz de generar entusiasmo, de reavivar la creencia y transformarla en arte", dice también Néstor, refiriéndose al discurso expresado en Nadie.

Verlos juntos, escucharlos, develó una parte del misterio. Pensaba que ambos, en circunstancias y generaciones distintas, pero por una misma causa, padecen de ostracismo dentro de la Isla.

Me preguntaba, ¿qué habría sido de ellos, si los artistas e intelectuales cubanos no hubiesen aprobado las "Palabras a los intelectuales" de Fidel Castro en el año 1961? Doce años antes de que juzgaran a Néstor, firmaron su sentencia de muerte, pues nunca quedó claro qué significaba estar "dentro" o "fuera" de la revolución, o incluso, qué era la "revolución". Un término tan subjetivo como el arte mismo, susceptible a cualquier tipo de interpretación.

El tiempo los une en el juicio final, ante la muerte de una ideología que no es precisamente la muerte de las ideas.

Casi al final de la tarde, Alcides con rabia pregunta: "¿Y cómo es que todavía tú vienes a este país Néstor, después de todo lo que te hicieron?".

Y como un Odiseo que regresa a Ítaca, él le responde: "Porque siento a los Néstores multiplicados en la Isla".


Este artículo apareció con otro título en Havana Times. Se reproduce con autorización de la autora.

Miguel Coyula: 'Hago el cine que me permite dormir tranquilo'

El realizador habla sobre su último trabajo, 'Nadie', que aborda la experiencia del poeta Rafael Alcides, censurado en la Isla. El régimen desplegó este sábado un operativo policial para impedir que el filme se proyectara en la galería privada habanera El Círculo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

No etiendo porque publican como "anonimos" eso  da muchas dudas de la veracidad de los comentarios, Pues ami me parece divino que  se hayan  reunido estos dos  grandes poetas, que serán en los  tiempos  venideros tan importantes como los que figuran en la historia de la literatura universar. por el valor de sus poemas y por la fuerza de sus talentos.  Pena  que no haya podido salir de Cuba Alcides con las  veces  que lo  han invitadol,   pero  ya podrá  viajar.  Porque  la dictadura ha sido larga, pero no sera eterna.  Y ojala que todos los que estamos fuera nos hubieramos quedado como Alcides que tiene la fortaleza  del  reconocimineto y .a, verguenza de denunciar la dictadura y felicidazdes a Coyula y gracias  pro  la  serie documental que hizo con Alcides...yo si comento  con  mi nombre...

Imagen de Anónimo

"¿Qué has hecho, Maestro?" (Rubén Darío a José Martí, 1895). Tanto nadar para ahogarse en la orilla...

Imagen de Anónimo

Cualquiera diría que están hablando de Walt Whitman y T.S. Eliot.  De Milton y Donne. No sé cómo no les dan vergüenza estos titulares. Estos dos son poetas de a dos por un kilo. Por Zeus. Alcides nunca ha sido un gran poeta. Y Néstor, tampoco. Antes disfrutaba de los ensayos de este último. Pero luego que se fue a Cuba lo dejé de leer, pues que me di cuenta que todo lo que había dicho anteriormente era un embaucamiento. Por supuesto, Néstor tiene un ego que no lo salta un chivo, y que aquí  puerilmente se proyecta. Por último, cuando hace algún tiempo empecé a ver el documental de Coyula, tuve que dejarlo de inmediato ya que encontré que era, en el fondo, una oda a la Involución Cubana. Y para Coyula: la censura opera desde 1959, cuando fusilaban. ¿O no te has enterado, Coyula, de las UMAP, las expulsiones universitarias y todo el terror aberrado que vive en Cuba desde el annus horríbilis de 1959? ¿Dónde vives?

Imagen de Anónimo

Que pasen estos encuentros es muy positivo, tenemos que reencontrarnos todos, todos los cubanos buenos nos merecemos nuestra tierra, nuestro lugar de dialogo, de purificacion, despues de tantos años oscuros!! los unicos que sobran en cuba son los castro!!!! 

Imagen de Anónimo

Todo el mundo se convierte en juez de los otros. Pero qué m... de nación somos? Fidel Castro hizo de nosotros, los que estamos en contra y los que están a favor, los que estaban dentro y los que estamos afuera, su propio detritus. Amén

Imagen de Anónimo

La pregunta me parece que es: ¿quién es Néstor para convertirse en juez de los que creyeron o no creyeron, de los que se quedaron o no quedaron? Alcides creyó en la revo, y después dejó de creer. Le pasó a muchos. Y ya no hay nada que juzgar, oye, tampoco mató a nadie. Alcides pregunta: ¿y por qué vuelves? Y el otro responde: Porque siento a los Néstor multiplicados por la isla. El ego de este poeta (correcto) es tremendo. Nestor multiplicado por toda la isla, como las palmas. Ni Alcides fue un asesino, ni Néstor es Essenin. No saquemos las cosas de quicio.

Imagen de Anónimo

Nestor es más ambiguo que la palabra "mar". Habla por los dos extremos del sistema digestivo, y por ninguno de los dos se le entiende. De repente le ha dado un ansia de protagonismo que en cualquier momento sale al rescate para la historia de la literatura a Abel Prieto, el chivato de sus "mejores amigos" de juventud. Y si de malas razonesr se trata, deberían concursar en el fondo de la fosa de Bartlett, a primera muerte. Qué farsante ese Néstor, ahora nostálgico de la Cuba de cuerpo presente. Y lo peor es que no es mal poeta el cabrón. Deberían dejarlo un tiempo encerrado, para que coja cajita y sepa lo que mosca pica. ¡Votaría por él para dictador perpetuo de la UNEAC! El "Doc" Duvalier de las letras cubanas.  

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Yo jamas he vuelto a Cuba, pero jamas he criticado a quienes van. Sin embargo, hoy voy a romper ese principio. Creo que los pecados que Alcides pudo haber cometido en aquel contexto, digamos revolucionario, son de menor envergadura que el que ha cometido Diaz de Villegas al volver a Cuba. Y mas que pecado, porque en fin de cuentas aqui nadie escapa de ellos, francamente, ese viaje a Cuba de Diaz de Villegas lo muestra como un hipocrita sin remedio.

Imagen de Kurt_Turing

Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios.Alexander Pope

Imagen de Anónimo

En todo hemos perdido grandeza...hasta en literatura. Alcides, buena gente, fue siempre un segundon. Villegas, preso mucho tiempo en Cuba, era mas activista que escritor...hasta aqui. Va a Cuba y reprocha a la Uneac que no lo invite a leer sus poemitas...