Viernes, 24 de Noviembre de 2017
08:12 CET.
ARTES

El pintor y escritor Juan Abreu renuncia a la beca Cintas

"Aprovecho la ocasión para reafirmar mi renuncia al título de ganador (1993-1994 Oscar B. Cintas Fellowship for Painting) de la Beca Cintas. La Fundación Cintas es hoy, en lo que a mi persona concierne, otra pieza de la maquinaria propagandística de la dictadura cubana", señaló el pintor y escritor Juan Abreu en una carta abierta publicada en su blog personal.

La Fundación Cintas anunció recientemente que a partir de este año otorgará sus becas a cubanos y descendientes de cubanos, vivan en Cuba o fuera de la Isla, en lo que el historiador del arte Jesús Rosado calificó como "un cambio de la agenda histórica de la organización".

"El Sr. Deupi y la Fundación Cintas son, claro está, libres de poner el dinero del Sr. Cintas y de la Fundación que lleva su nombre, al servicio del lavado de cara de la dictadura de los Castro. Yo escojo no ser parte en forma alguna de semejante vileza", añadió Abreu.

Asimismo, Abreu señaló que creía que era "falso que el acercamiento de Deupi y su junta a la dictadura cubana constituya una vuelta a los deseos originales de Cintas".

"Es falso, obviamente falso, que incluir a los cubanos que viven bajo Castro en el programa de Becas de la Fundación, no sea un cambio de política de la Fundación Cintas. Lo es, y es además una traición al propósito inicial del Sr. Cintas y a lo que ha sido y representado la Fundación Cintas", añadió.

Consideró que esta decisión de la Fundación es "un acto de gran bajeza moral por su implícito desprecio a las víctimas del castrismo, en tanto ayuda a 'normalizar' a los victimarios".

Juan Abreu inauguró a principios de este año en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas su exposición 1959 integrada por fotografías de los "alrededor de 4.000 o 5.000 personas" que dijo fueron fusiladas en la Isla entre 1959 y 2003.

Este cambio de la Fundación Cintas en sus becas ha conllevado varias reacciones en el mundo del arte.

Ante la decisión de la institución, el historiador del arte Rosado renunció públicamente a la curaduría de una exhibición de la colección Cintas en el American Museum of the Cuban Diaspora y señaló entre sus razones que este giro no se diera antes "en momentos más aciagos de la dictadura cuando los abstractos eran relegados, los miembros de la generación del ochenta eran censurados o arrestados y los movimientos de arte libre e independiente eran silenciados o reprimidos".

Asimismo, para el historiador, no hay garantías de que "los Kcho, los Nelson Domínguez, los Miguel Barnet, todos artistas oficialistas y consagrados a la dictadura, no obtengan una beca Cintas".

El American Museum of the Cuban Diaspora, radicado en Miami, además, canceló la exhibición de la Fundación Cintas que tenía programada para junio, y suspendió las futuras colaboraciones con la institución, "decisión dolorosa" y "unánime" que tomó ante el reciente cambio de misión anunciado por la entidad.

Por su parte, Víctor Deupi, presidente de la Fundación Cintas, en entrevista con DIARIO DE CUBA señaló: "No hemos cambiado nuestra misión ni dado la espalda a los artistas de la diáspora".

Juan Abreu pinta los rostros de fusilados por el castrismo

Con estas obras el escritor y pintor cubano denuncia los fusilamientos en Cuba bajo el régimen de los Castro. Con el título de '1959' los 90 retratos se exhiben por estos días en el Parlamento Europeo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 29 ]

Imagen de Anónimo

Cuando me fui de Cuba el siglo pasado, la categoría de la oficina de Inmigración donde hacía los trámites de partida se identificaba como "Salida Definitiva" y después, mi pasaporte lo acuñaban esas mismas dos palabras. Y tomé "Definitiva" de ambas partes: Ni yo quiero nunca más, nada de allá, ni nada de acá le doy a ninguno de los de hace tiempo y allá lejos. ¿Por qué me vienen ahora con lo de compartir la Cintas?   

Imagen de Anónimo

Hablando de captaciones en Cuba. Miren si les suena:
 
https://www.youtube.com/watch?v=w1EfYn5MYcE

Imagen de Anónimo

¿Alguien ha visto el Testamento de Óscar B. Cintas?

Imagen de Anónimo

Ano 17.16. Lo que usted dice es una idiotez. La gran mayoría de los cubanos exiliados apoyó en su momento la Involución Cubana del 59 y al carismático gánster que fue el tirano. Según usted, Hubert Matos, o, incluso, Juanita Castro, la hermana de los asesinos, no tienen derecho a expresarse. Arma usted, en buen cubano, un arroz con mango que no lleva a nada. No estamos hablando de eso. Uno imagina que, quien dé la mano a la dictadura, está dispuesto a darle las espaldas a la disidencia. No habrá creadores disidentes a quienes se les otorgue la ahora manchada beca, de ahí que Deupi se negara a responder, a la manera fidelista de no responder lo que se le preguntaba, la cuestión sobre Kcho. Por otro lado, todo el mundo sabe que el dinero que entra a la Isla, sea por artistas, científicos, etc., va a parar a las arcas del sistema comunista y, por tanto, a apuntalarlo. La acción tomada por la jefatura de la actual Fundación Cintas es una conjura, un complot más preparado en La Habana al cual Víctor Deupi se prestó.  Vaya usted a saber por qué. (Uno sospecha que lo han filmado en circunstancias vergonzosas, o algo así, porque es sello reconocido de G2 castrista). Sea cual fuere el motivo no deja de ser una infamia sin límites.

Imagen de Anónimo

 En una fecha tan cercana como 1996, Zoe Valdés hubiera aspirado a la Beca Cintas, mientras era funcionaria del ICAIC y parte de la nomenclatura cultural. Ahora es la más grande contestataria. ¿Son dos personas diferentes la funcionaria y la contestataria? Y ¿cuál merecería el dinero de Cintas? He ahí el dilema.

Imagen de Anónimo

Ano 3:00 Y su comentario es lo más superficial que he leído en este diario. Recuerde que, por citarle solo a dos, el Ulysses de Joyce y Cien años de Soledad del García Márquez fueron rechazados. Van Gogh se moría de hambre, y eso que tenía a Theo, que trataba de vender su obra. Siempre hay gente ignorante, absurda, como usted, que habla sin conocer, sin saber. No es usted un caso raro. El tiempo, en el que confío, dirá la última palabra. Y esto de la Cintas, de mezclar creadores esbirros, como Kcho, de quien Deupi se negó a  hablar (para buen entendedor...), con exiliados libres, es una perversidad solo comparable con la tiranía. Bruta.

Imagen de Amadeus

Era de esperar que la jauría del régimen se lanzarán a la desprestigiar a Juan Abreu con vilezas como el dinero de la beca, o si expuso con Kcho, sabrá Dios cómo fue ni bajo que entuerto. Si algo es bien sabido es que a Abreu es un requetegusano con certificado.
Que el buenismo socialdemócrta y la influencia viral castrista se ha introducido en la Florida y ahora llega hasta la Fundación Cinta, es un hecho innegable.

Imagen de Anónimo

Dicen algunos foristas que la beca la necesitan más en Cuba que fuera de ella y alguien esgrime que a Arenas le hubiera venido bien en Cuba cuando vivió allá y estuvo perseguido. Para él que hizo la afirmación anterior le aclaro, que Arenas entonces hubiera ido a la cárcel por recibir esa beca (y ya lo persiguieron entonces, sólo por publicar en el extranjero) y por otra parte, el dinero no hubiera podido emplearlo (estaba prohibida la tenencia de divisas), amén del exceso de dinero que había en Cuba circulando entre los años 60s y 70s y que no había qué comprar con el mismo. A Arenas la beca le iluminó la vida en el exilio y recibir esa beca fuera de Cuba y no dentro de ella (porque se la hubieran incautado, como hicieron con su obra). Gracias a esa beca, Arenas pudo comer y tener paz para escribir una de sus mejores obras. Él mismo admitía que la libertad le facilitó poder escribir de otra forma, pero pasó muchas estrecheses para poder dedicarse sólo a escribir; y sin esos reconocimientos, lo hubiese tenido difícil para dedicarse a la escritura. Como es difícil colegir qué escritores e intelectuales en Cuba no colaboran con el régimen (aunque parezcan opositores), lo mejor es que la beca se instituya sólo a creadores del exilio. Si un rostro es el código de barras de una persona para conocerla, hay algunas que cantan y se habrán dado cuenta...

Imagen de Anónimo

Sin haber leído nada del anon. 1:37 me arriesgaría a afirmar que es un escritor malo. No creo que le otorgaría la Cintas, si yo fuera jurado.

Imagen de Anónimo

Un argumento ridículo y barato. A Oscar B. Cintas lo expropiaron y vendieron su colección, y los exiliados envían anualmente 3 mil millones de fulas en remesas, el equivalente de 1 millón de Becas Cintas otorgadas directa y exclusivamente a los funcionarios castristas en concepto de gravámenes. Dan risa estas clarias exiliadas!