Martes, 12 de Diciembre de 2017
13:28 CET.
Literatura

Miami: Neo Club Ediciones presenta libros de Armando Añel y Ernesto Olivera

Neo Club Ediciones presentará este 20 de febrero el poemario La pausa que refresca, de Armando Añel, y la novela Donde crece el vacío, de Ernesto Olivera.

Las palabras de presentación correrán a cargo de Omar Villasana. El acto tendrá lugar en Delio Photo Studio.

"Luego de quince años de exilio, este libro —suerte de híbrido conformado por poemas, prosa poética y divertimentos— hace una disección del pasado insular para negarlo paradójicamente. Este no es un canto a la patria tradicional sino todo lo contrario, porque patria (matria) es liberad y amor; se trata, en cambio, de la revancha del humor y la poesía", advierten las palabras de contraportada de La pausa que refresca, segundo poemario de Añel.

En tanto, Olivera se estrena como novelista con Donde crece el vacío, donde apuesta "por la dulce digresión en la ficción", donde puede "salvar la microhistoria de la egolatría y del héroe transgresor de los sentimientos individuales", según comenta en una entrevista con Neo Club Press.

Armando Añel (La Habana, 1966) es editor del portal digital Neo Club Press y reside en Miami desde 2004. En 1999 obtuvo el primer premio de ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha publicado varios libros, entre ellos: las novelas Erótica (2010), Apocalipsis: La resurrección (2011); Cuentos de camino (2013), y La novela de Facebook (2015), un proyecto interactivo que contó con la participación de los lectores.

Ernesto Olivera Castro (La Habana, 1962) ha recibido, entre otros reconocimientos, el Premio Nacional Paula de Allende, de la Universidad de Querétaro, en 1991. Su poesía ha aparecido en antologías de México, Cuba, España y EEUU. Ha publicado poemarios como Habitante provisional (1994), Cuarto menguante (1998) y Largo aliento (2013), entre otros. 

El evento es cortesía de Sandra’s Beauty Salon, Neo Club Ediciones y la peña “Lectura de problemas”, de Delio Regueral, según indica la invitación. La presentación será este sábado 20 de febrero, a las 7:00 pm, en Delio Photo Studio (2399 Coral Way, Fl 33145), en Miami. La entrada es gratuita.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

Oh, oh, oh, tanto floto que en medio de la inspiración, de la ebriedad en que he caído por léxico tan elevado, erré la hora de la nota anterior dedicada al ano de las 9:25 pm. Nueve, no ocho. Nueve, hora nunca mejor adecuada, ya que dicho número es signo del genio artístico, de la generosidad, del idealismo y la sabiduría en bien de la humanidad, todo lo cual he visto reflejado en su nota. Qué Alá me lo proteja y no me lo parta un rayo.

Imagen de Anónimo

Anónimo 8:25 pm del 19 de Febrero: Día de San Álvaro de Córdova, San Beato de Liébana, San Bonifacio de Lausana, San Mansueto de Milán y de los Santos Barbado, Gabino,  Proclo y Quadlude. Día en que se conmemora los nacimientos de Nicolás Copérnico, José Eustasio Rivera, André Bretón, Carson MacCullers y la muerte de Beny Moré y de Harper Lee, yo, este simple mortal que me habita, deseo agradecerle su hermosísima nota.  Su lenguaje me resulta  elegante, exquisito, inefable. Sublime. Muchas gracias.

Imagen de Anónimo

Veo que sigue flotado la envidia en el pozo ciego. Gentuza por envidiosa y cobarde, sin duda. Si trabajaran mas y persiguieran menos a los que trabajan, tal podrian llegar a algun lugar. Miserables.

Imagen de Anónimo

Hace unos días leíamos en este diario un artículo que hablaba de la cloaca que representa la fabla de la Cuba actual. Cuando veo que un supuesto escritor, para referirse a otros cubanos utiliza la desventurada frase “gentuza intelectual” me doy cuenta, tristemente, cuanto ha calado, en el subconsciente social, la vulgaridad, la cloaca que mencionaba Prats Sariol. Con esa pobreza de lenguaje, reflejo del espíritu, no puedo imaginarme obra alguna de valor.

Imagen de Anónimo

Gracias Raul, ya sabes, escribo para trasgredirme a mi mismo, sin tener tiempo para la gentuza intelectual sin rostro. Todos estos años escribiendo esa novela van por ti. 

Imagen de Anónimo

Ja, ja, ja. ¿Así que conferencias gestionadas? Si, sí, sí. Claro que sí. Y yo nací y sali ayer. ¡Qué bien se ve que acabas de salir y no sabes ni hostia de lo que estás hablando! Vives en el sueño. Te invitan a dar conferencias, precisamente, cuando tienes renombre. No digo en el Guetto. Allí te apareces con tus amiguetes en las cuatro esquinas y todo el mundo te aplude. Yo, cuando te hablo, me refiero a instituiciones serias, por ejemplo, las Ivy League. Estás más perdío que un delfín en el orinal de tu abuela. Lo de las traducciones sí, te las hace cualquiera y, claro, no te las publica nadie. Las editoriales importantes tienen a sus traductores estrellas. Ven acá, chico, ¿tú crees que estás en Palo Cagao? Todavía tienes tu cabecita lavada con la propaganda pioneril de que los ricos se han hecho robando. Y yo, hace tanto tanto que salí que nada tengo que ver con Cuba. Nací allí por casualidad. No soy cubano. Así que, según tú, los escritores de renombre son debido a la corrupción. Asere, que es como tú entiendes, ¿no me digas? ¿Así que Philip Roth, por nombrarte solo uno, es un fraude, un caso de corrupción? Dile a los de tu antiguo comité, de la juventud, del partido y de defensa, que te devuelvan el dinero. Ah, por favor, avísame cuando vengas por Harvard para irte a escuchar en tu magnífico inglés, que de seguro debes, a esta fecha, hablar. Gracias.

Imagen de Anónimo

Vivir del cuento en las editoriales de “prestigio”? Yo creo que tu no eres tan tonto como pareces, sino que te haces. Gente como tu todavia pueden hacerle el cuento del enriquecimiento a los pobres cubanos que no tienen acceso a internet… esos del enriquecimiento son cuatro gatos que la mayoría sabemos como lo logran. Ya la corrupción y el amiguismo no cuelan. Ahora cualquiera puede gestionar traducciones y conferencias sin pasar por las editoriales del desprestigio. The End. Nos vemos en la proxima caricatura.

Imagen de Anónimo

¿Así que no te gusta que te paguen derecho$ de autor para vivir del cuento? ¿Sabes cuánto, según la revista Forbes, ganó, por ej. James Patterson, en 2011? Pues, la módica suma de 94 millones de dólares. Claro, lo de ustedes es por amor al arte. No les interesa el dinero para comer bien, viajar, conocer museos, cultura de la alta, de donde nutrirse. Pues bien, las editoriales desechables,  donde ya "nadie" quiere publicar, como por ej. a Debate, Grijalbo, Plaza & Janés y Sudamericana, están asociadas actualmente con Random House. James Patterson es uno de los autores de Random House. Pero ya sé, ya sé. A ustedes no les interesa ser reconocidos internacionalmente, ni traducidos a todos los idiomas, ni vendidos, ni ganar derechos de autor, ni ser llevados al cine. No. Ustedes viven en siglos lejanos, muchos más que el de Nietzsche, que by de way, fue un escritor del siglo XIX.

Imagen de Anónimo

"editoriales de prestigio', donde? cuas cuas... Eso no existe y tu vives todavia en el siglo pasado... a quien le importan las corruptas editoriales españolas de toda la vida y sus corruptos premios? A estas alturas son un desprestigio! Acaso no sabes que hasta el propio Lezama publicaba en editoriales pequeñas, de "amigos" como dices, por no mencionar a Nietzsche y tantos otros? Estas en el siglo XIX tio, de que cementerio tu saliste? De pie que te van a echar agua en la cara! 

Imagen de Anónimo

Ahora llaman envidia a la verdad. Vaya reacción pueril. Pues sigan, sigan publicándose y alabándose en el gueto, con editoriales de poca monta y no luchen por ascender a las publicaciones internacionales. Sigan aspirando a andar en coches de burros con gusanos y no aspiren a los Maybach Exelero. Bravo. Buena reacción de pigmeos en el mundo de los Gulliver literarios. Eso es muy importante en la bio. Y no aspiren a becas de renombre internacional como la Guggenheim entre cuyos requisitos está el enviar libros publicados en editoriales, guess what, que tengan prestigio, con reconocido consejo editorial que lean el producto que sale al mercado. El que no se lleva de consejo, no llega a viejo. Pero el Ego de ustedes no puede esperar. Es mejor permanecer inédito hasta que llegue una oportunidad. Que, si son buenos, llegará. Y el tiempo dirá.