Martes, 25 de Junio de 2019
Última actualización: 01:53 CEST
Transporte

Con la crisis del transporte, regresan los 'amarillos' a las ciudades cubanas

Amarillos en Holguín. (ADELANTE)

La Dirección Provincial de Transporte de Ciego de Ávila informó que a partir de junio volverán a activarse dentro del perímetro urbano de las ciudades del territorio los llamados "puntos de embarque", con inspectores popularmente conocidos como "amarillos".

Esta medida trae a los cubanos el recuerdo de los llamados "puntos de recogida" a los que durante el "Periodo especial" recurrían quienes necesitaban transportarse.

Durante esos años, sobre todo de la década de 1990, inspectores vestidos con uniforme amarillo se encargaban de detener los pocos vehículos que circulaban para que trasladaran a los pasajeros necesitados.

En los últimos años los "amarillos" no desaparecieron, pero quedaron restringidos solamente a ciertos puntos, en general en las afueras de las ciudades y en carreteras nacionales.

En esta ocasión, la nota de la entidad estatal de Ciego de Ávila, aparecida en el semanario provincial Invasor,  indicó que la medida responde a "la situación que presenta hoy la disponibilidad de combustible".

"Esta medida, con carácter provincial, (...) establece la obligatoriedad de autos y vehículos estatales de recoger pasajeros, siempre que circulen vacíos, en estos puntos habilitados al afecto", agregó.

La comunicación refirió los puntos de la ciudad de Ciego de Ávila donde estarán esos puntos de recogida, y aclaró que "se irán incrementando en dependencia de la demanda de la población".  

Varias provincias cubanas han hecho drásticas reducciones del servicio urbano e intermunicipal de ómnibus, una vez que la escasez de combustible que sufre Cuba, afectada por la escasez de liquidez y la crisis de los aliados que suministran petróleo al Gobierno de la Isla, se ha agudizado.

Esta misma semana, el semanario 26 de Las Tunas informó de la reducción del transporte público en ese territorio.  

Luis Enrique Arias Peña, director de la Empresa Provincial de Transporte de Pasajeros y Cargas Generales, dijo a ese medio que si bien allí solo quedan 45 "amarillos", de una centenar que llegaron a ser, su entidad iba a exigir a las empresas estatales que "sus vehículos deben detenerse en las paradas y puntos de transportación masiva para ayudar al traslado de pasajeros" como paliativo a la situación. 

El propio funcionario dijo que Las Tunas dispone en mayo de un 30% menos del combustible habitual para el transporte público de pasajeros y mercancías, algo que ya ocurrió en abril.

En ese y otros territorios, como Sancti Spíritus y Villa Clara, la solución ha sido una disminución drástica de los horarios y frecuencias de los ómnibus que la población utiliza para desplazarse al trabajo, la escuela, las gestiones diarias y los lugares de ocio.

La depresión del servicio de transporte público, además de la escasez de alimentos y los frecuentes y dilatados apagones son los tres elementos más dolorosos que los cubanos que vivieron el "Periodo especial" recuerdan. En la actualidad, dos de esos efectos de la crisis se manifiestan con creciente fuerza, si bien el Gobierno se opone a calificar del mismo modo el momento económico que vive la Isla.

2 comentarios

Imagen de Ana Julia Faya

Amarillos de nuevo, y en la foto se ve un camión lleno de gente como ganado o sacos de cemento. Muy prometedor el transporte.

Imagen de Balsero

Los amarillos luego se hicieron azules.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.