Viernes, 23 de Agosto de 2019
Última actualización: 02:34 CEST
Transporte

Reducción drástica del transporte en varias provincias cubanas

Un ómnibus urbano en Sancti Spíritus. (ESCAMBRAY)

El transporte urbano en la ciudad de Sancti Spíritus ha sido "reajustado" debido a "restricciones en la entrega de combustible", advertía hace unos días el semanario provincial Escambray.

La "reducción" es, si se atiende a la nota de prensa, una disminución drástica de los horarios y frecuencias de los ómnibus que la población utiliza para desplazarse al trabajo, la escuela, las gestiones diarias y los lugares de ocio. 

Desde el 16 de abril, tanto los servicios urbanos, interurbanos como hacia las comunidades apartadas sufren restricciones severas: en la ciudad cabecera, los pequeños y estrechos ómnibus Diana solo cubren las rutas locales entre 5:30AM y 10:35AM; luego se reanudan entre 11:00AM y 2:00PM, y nuevamente entre 4:00PM y 7:30PM, en frecuencias de 40 minutos.

Fuera de eso, los habitantes de la ciudad pueden hacer uso de los taxibús entre 7:35AM y 11:35AM y 2:25PM y 4:55PM, pero en solo tres itinerarios.

Los viajes a los municipios, informa la nota, se mantienen, pero "priorizando los viajes de apertura, intermedios y cierre", en tanto que "el servicio a las comunidades se reajusta con recorridos en algunos días a la semana."

Asimismo, la nota comunica la cancelación del traslado habitual de los estudiantes hacia la Universidad Central Marta Abreu de Santa Clara.

En la vecina Villa Clara, el semanario provincial Vanguardia buscaba ofrecer un panorama menos gris, al asegurar que en lo que queda de abril habría "una ligera mejoría" en el transporte. 

Sin embargo, el director de Operaciones de la Empresa Provincial de Transporte, Juan Carlos Ferriol, dijo que de unos 76 medios de transporte de los que dispone la empresa para el servicio de ómnibus urbanos, solo operan entre "21 y 25 a causa de la compleja situación del combustible a nivel de país."

El directivo aseguró que en lo adelante trabajarían unos 45, pero concentrados en los "horarios pico": de 6:30AM a 9:00AM y de 3:00PM a 7:00PM. 

Además, anunció el reforzamiento del servicio hacia la cabecera provincial entre lunes y viernes "con un superbús que cubre la ruta Antón Díaz-Zona hospitalaria". Con "superbús", Ferriol aparentemene se refería a los ómnibus conocidos como "camellos" y que fueran una de las imágenes reiteradas en las calles cubanas durante el "Periodo especial".

Esta situación se repite en otros territorios cubanos. Esta semana, Martí Noticias indicaba que una prohibición estatal y la escasez de combustible agudizaron la crisis del transporte público en Guantánamo, mientras en Santiago de Cuba sindicalistas denunciaron el acoso de las autoridades a los camioneros que se dedican al transporte de personas.

En Guantánamo, los problemas para trasladarse dentro del territorio duran ya "varios días", pero este lunes "no había ninguna opción de transporte, y mucha gente se vio obligada a caminar largas distancias a pie", reportó el periodista de DIARIO DE CUBA Manuel Alejandro León Velázquez.

La única disponible eran las motos particulares, a "diez pesos en moneda nacional una carrera", añadió.

Sobre el tema, algunos comentarios dejados en los medios de prensa que informaron de la reducción de los servicios, son muy elocuentes. 

En Vanguardia, una lectora que firma como Yaquy, señaló: "En Báez, poblado del municipio Placetas, esto no es noticia, porque hace rato no tiene ómnibus, solo una guarandinga de los años 60 para Santa Clara a las 5:30AM y por tres pesos un superbús del año de la bomba que casi siempre está roto".

Mientras que en el semanario Escambray, José Luis invitó al medio a hablar claro: "¿Por qué llamar ajuste lo que es una disminución del transporte, o "Periodo Especial", a la crisis en todos los aspectos (...) que a todas luces se nos acerca en su versión dos?"