Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 02:00 CEST
VIOLENCIA

La violencia campea por las madrugadas de Sancti Spíritus

Calle de Sancti Spíritus. (ESCAMBRAY)

Un grupo de siete personas golpearon con puños y patadas al joven evangélico de 19 años Enmanuel Hernández Barceló, a quien provocaron varias lesiones en el cuerpo, entre ellas la fractura del tabique de la nariz, en otro hecho de violencia sucedido el martes en horas de la madrugada en Sancti Spíritus.

"Enmanuel regresaba de una fiesta de quinceañera cuando fue interceptado por siete personas desconocidas que sujetaron a los dos amigos que le acompañaban y la emprendieron a golpes contra él, propinándole puñetazos y patadas mientras se encontraba tirado en el piso, hasta que un señor mayor que venía en bicicleta intercedió por mi hijo y logró lo dejaran de golpear", explicó Pedro Luis Hernández, padre del joven.

Pedro Luis Hernández es director de capacitación del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

En una nota publicada por el ICLEP Hernández atribuyó la paliza propinada a su hijo "a la inseguridad y la alta violencia juvenil que vive la población espirituana".

Esta misma semana la prensa estatal se hacía eco de un asesinato, cuya víctima fue salvajemente golpeada y sus genitales quemados. El autor del crimen, ya tras las rejas, confesó también que había robado la vivienda del hombre de 54.

"La suboficial de carpeta de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), Maday Menéndez Perdomo, con placa 36136, fue quien registró la denuncia que hicimos con el número 3299, y nos dijo que el caso de Enmanuel era uno más de los que habían ocurrido en los últimos días y nos contó que el fin de semana pasado se reportaron cinco hechos similares", aseguró Hernández.

La directora del medio de comunicación comunitario del ICLEP, El Espirituano, Orlidia Barceló, madre del joven agredido, explicó que Enmanuel ha sido remitido por el doctor Chaviano Pérez Haide, a un especialista en maxilofacial para que sea valorada la fractura del tabique de la nariz.

El director general del ICLEP, Normando Hernández, no descartó que la agresión de que fuera víctima el hijo de los periodistas independientes "sea obra de las tenebrosas estrategias de la policía política, con el objetivo de amedrentar a los comunicadores".

"¿Qué podemos esperar de una policía política que utiliza a maestras para que agreda físicamente a niños de ocho años de edad?", señaló.

Hernández recordó una agresión que sufrieran el pasado 12 de marzo los hermanos gemelos César Nadiel y César Raidel, hijos del director ejecutivo del ICLEP, Alberto Corzo. Según el director del ICLEP la maestra de los niños "incrustó la cara de uno de ellos contra el pupitre escolar y golpeó al otro por la espalda sin que el niño lo esperara".