Martes, 23 de Julio de 2019
Última actualización: 02:22 CEST
SUCESOS

Tras las rejas en Cuba, un hombre que quemó los genitales y asesinó a otro

Perito de Criminalística en Sancti Spíritus. (ESCAMBRAY)

Fuerzas del Ministerio del Interior (MININT) en Sancti Spíritus detuvieron al autor "confeso" de un crimen el pasado sábado, cuya víctima sufrió la desfiguración del rostro y la quema de sus genitales, publicó el periódico oficial Escambray.

El medio ofreció detalles del esclarecimiento del asesinato del ciudadano Lázaro Fernández Lumpuy, de 56 años, vecino de Olivos II, ocurrido en horas de la madrugada del 16 de marzo en la pista de patinaje o patinódromo, ubicado en el complejo deportivo, al norte de la ciudad espirituana.

El teniente coronel Jorge Luis Carrazana Saroza, jefe de la Unidad Provincial de Investigación Criminal y Operaciones Sancti Spiritus, explicó que el MININT conoció el hecho a partir de llamadas de la propia población a través del 106 en las primeras horas del sábado.

"Inmediatamente se manda a comprobar con los medios de vigilancia y patrullaje que se encuentran circulando en la vía, allí se personan las principales autoridades del MININT en la provincia, comienzan las acciones investigativas, entre estas el levantamiento del cadáver, en el que participa también Medicina Legal, Criminalística y todas las especialidades vinculadas", dijo Carrazana.

Las condiciones en que se encontraba el cuerpo no permitieron que se reconociera a la víctima de manera inmediata: "Estaba bastante desfigurada y no fue hasta el sábado en horas de la tarde que se logró identificar" gracias a la intervención de amistades y vecinos en el reconocimiento, según añadió el funcionario.

La residencia de la persona asesinada fue también objeto del robo de "un numeroso grupo de bienes".

Testigos del acontecimiento contaron que la víctima sufrió golpes contundentes en el rostro y otras partes del cuerpo, así como la quema de sus genitales.

El oficial del MININT declaró al medio local que tras establecerse las evidencias del robo comenzó otra etapa en las acciones investigativas y de instrucción.

"En horas del domingo se detuvo a una persona sospechosa de este hecho —explicó Carrazana—, comenzaron las acciones comparativas por parte de Criminalística y todas las especialidades, incluida la de Instrucción Penal, y el martes se logró la confesión del detenido, quien además de revelar cómo cometió el asesinato, también reconoció que sustrajo bienes de la vivienda de la víctima y precisó el lugar donde tenía parte de los mismos".

El jefe de la Unidad Provincial de Investigación Criminal y Operaciones, citado por Escambray, dijo que "en registro efectuado en uno de los repartos de esta ciudad, se recuperó una bicicleta montañesa, un televisor pantalla plana, una laptop, un teatro en casa, entre otros equipos electrodomésticos y otro grupo numeroso de mercancías, de maletines y cosas que fueron extraídas de la vivienda de la víctima".

La propia fuente informó que el martes 19 de marzo se realizó la reconstrucción de los hechos, tanto en el lugar donde ocurrió el asesinato como en el sitio donde fueron sustraídos los bienes.

"Las investigaciones prácticamente están comenzando, ahora se continúa profundizando junto a Fiscalía, que ha participado con nosotros en todas las acciones de instrucción que se han desarrollado, incluso se ha logrado esclarecer otro hecho delictivo que ocurrió en este propio entorno el pasado mes de enero", concluyó la fuente.

Cuba registró entre 2000 y 2017 un total de 10.703 homicidios, una media de 595 por año, según datos entregados por el Ministerio de Salud Pública a las Naciones Unidas, y que recogió en su momento el periódico oficial InvasorEl medio consideró un "peligro" la negación del fenómeno, en una inusual crítica a la ausencia del tema en la prensa estatal.

Estos hechos de sangre suelen ser cubiertos en la Isla por la prensa idependiente. Recientemente, de forma inusual, el periódico 5 de Septiembre dio seguimiento al asesinato de una joven madre y la posterior resolución del caso hasta el juicio de los ejecutores del crimen.