Jueves, 20 de Junio de 2019
Última actualización: 06:23 CEST
SUCESOS

Muere en Cuba un extesorero argentino que desapareció con más de tres millones de dólares

Mario César Fendrich. (LA NACIÓN)

Mario César Fendrich, un antiguo empleado de banco que se hizo famoso en Argentina por escapar con más de tres millones de dólares en los años 90, falleció la madrugada de este miércoles en Cuba, donde se encontraba de vacaciones, tras sufrir un accidente cerebrovascular, informaron medios argentinos.

Según publicó Clarín, el fin de semana sus familiares habían recibido el parte médico desde la Isla. El extesorero estuvo internado e incluso sus hijos viajaron a Cuba para intentar trasladarlo, pero no logró superar el cuadro y finalmente murió esta misma madrugada.

De acuerdo con el diario, Fendrich padecía hipertensión y diabetes y tenía 77 años.

El nombre de este hombre saltó a la popularidad en Argentina en 1994. El 23 de septiembre de ese año le había dicho a su mujer que luego de trabajar se iría a pescar todo el fin de semana. Sin embargo, el lunes 26 de septiembre de 1994, cuando las autoridades del banco abrieron la sucursal, se encontraron con un faltante alarmante: 3.200.000 pesos, cuando la moneda argentina estaba dolarizada.

Según la investigación, ese viernes Fendrich esperó el camión de caudales, guardó el dinero en una caja en vez de dejarlo en el tesoro y desapareció.

Desde entonces, el robo del empleado bancario dio la vuelta al mundo. La prensa local e internacional se hizo eco del millonario golpe y también del tiempo que su autor se mantuvo oculto de la Justicia (109 días). Era buscado intensamente por toda la Argentina y países limítrofes.

El 9 de enero de 1995, Fendrich se entregó. Estaba con barba y con el pelo teñido.

Fue condenado a ocho años de prisión por la Justicia de Santa Fe, aunque obtuvo libertad condicional tras haber pasado cuatro años en la cárcel. Sin embargo, nunca se supo nada del dinero. Su versión fue que había sido secuestrado y que le habían robado todo.

Según Clarín, este fue el único medio que logró entrevistarlo en dos oportunidades. Siempre dio largas a las preguntas en torno al dinero. "Ojalá algún día se sepa la verdad", repetía.

El pasado mes de septiembre, cuando se cumplieron 24 años del suceso, el medio intentó hablar nuevamente con él. "No, ya está. Ya dije lo que tenía que decir y ya cumplí con la Justicia", respondió.