Miércoles, 19 de Junio de 2019
Última actualización: 16:53 CEST
reforma constitucional

La nueva Constitución no reflejará la sociedad a la que aspiran los cubanos

'Consulta' sobre el Proyecto de Constitución. (PL)

Una mayoría de cubanos rechaza la existencia de un partido único y la irrevocabilidad del socialismo, y está en desacuerdo con la concentración de poder en manos del Estado. Mientras, un aplastante porciento (entre el 68 y el 82) se posiciona contra la posibilidad de que los profesionales que abandonan misiones en el exterior y quienes tienen posturas políticas diferente a las del Gobierno sean considerados traidores a la patria.

Asimismo, la mayoría esta preocupada por la posibilidad de que algunos servicios de salud y educación dejen de ser gratuitos, y casi un 60% rechaza que el Estado otorgue garantías a la inversión extranjera a la vez que frena a los emprendedores cubanos.

Son parte de los resultados de una encuesta realizada por el proyecto CubaData, con la participación de DIARIO DE CUBA, para conocer las opiniones, percepciones y valoraciones de los cubanos acerca de la propuesta de reforma constitucional.

La encuesta fue aplicada a 1.612 personas de toda la Isla entre el 12 y el 19 de noviembre de 2018, y sus resultados ponen en duda las afirmaciones del Gobierno tanto sobre la participación ciudadana en la llamada "consulta" del proyecto de Carta Magna, como sobre la confianza de los cubanos en que sus voces sean escuchadas.

El sondeo abordó cinco áreas temáticas: participación y legitimidad del proceso de consulta, modelo de sociedad, el rol del Estado, derechos y modelo económico.

CubaData se planteó realizar una encuesta que capturara durante la etapa final del proceso de "consultas" a la ciudadanía, las opiniones, percepciones y valoraciones de los cubanos. Para ello, usó los mismos términos y formulaciones empleados por el Gobierno en su propuesta de reforma.

Legitimidad de la consulta

Entre los resultados reveladores de este sondeo, esta el de que un 45,5% de la muestra declaró no haber participado en la "consulta" organizada por el Gobierno. El dato contradice los elevados índices de participación que las autoridades declararon haber conseguido.

Solo un 26,8% de los encuestados dijo haber tenido oportunidad de emitir sus opiniones o recomendaciones, mientras que un 8% dijo haberlo hecho parcialmente, y un 19,7% no emitió opinión alguna.

Entre los encuestados que emitieron opiniones, un 20% consideró que estas no serán tenidas en cuenta, mientras que otro 20% no sabría qué curso o impacto podrán tener.

En consecuencia, un alto porcentaje se mostró dudoso o reticente respecto de la importancia que puede tener su voz en las correcciones que finalmente se realicen al texto constitucional. Solo un porcentaje minoritario (11,7%) expresó confianza en que sus opiniones serían consideradas.

El modelo de sociedad

Casi la mitad, el 47% de los encuestados, dijo estar en desacuerdo con la existencia de un partido único en Cuba y reconoció que eso no garantiza la libertad política, mientras que un 14,6% cree que solo la garantiza parcialmente, y un porcentaje minoritario (15,7%) piensa que manteniendo un partido único puede garantizarse dicha libertad. Por último, un porcentaje no despreciable (21,9%) declaró no saber cómo responder a esta pregunta.

El carácter irrevocable del Socialismo como sistema económico, social y político, consignado en el Artículo 3 del nuevo texto, no fue aceptado por el 45,1% de los encuestados. Un tercio no supo cómo posicionarse ante ese tema, mientras que solo un 25,9% dijo estar de acuerdo en mantener dicho carácter.

Las respuestas ratificaron que, efectivamente, un número cercano a la mitad de la población entiende las limitaciones que surgen a raíz de un sistema que niega la pluralidad política y excluye cualquier otro tipo de pensamiento.

Entretanto, el posicionamiento respecto de lo que se considera traición a la patria fue categórico: los encuestados rechazaron que los profesionales que cumplen misiones en el extranjero y las abandonan (77,7%), quienes se organizan, asocian o reúnen pacíficamente, aunque con fines diferentes de los permitidos por el Gobierno (68,1%), y quienes expresan públicamente una opinión política o postura diferente a la del Gobierno (82,7%), sean tipificados como traidores.

Se trata de un resultado alentador en relación a futuros procesos de reconciliación, necesarios para una posible transición democrática, apuntó CubaData.

El rol del Estado

En términos generales, los encuestados estuvieron en desacuerdo con la concentración del poder (42%). El alto porcentaje (27,6%) que no supo responder a la pregunta sobre la facultad de designación del presidente, podría estar relacionado con el desconocimiento generado por un prolongado y absoluto ejercicio del poder en la Isla, consideró CubaData.

En cuanto al control estatal sobre los medios de comunicación, la mayoría de los encuestados (53,6) valoró la necesidad de la independencia de estos, lo que supondría una percepción positiva respecto a la información que producen medios no sujetos al poder del Gobierno.

Por otra parte, llama la atención el alto porcentaje (30,7%) de encuestados que respondió no saber si el tiempo asignado a la Asamblea Nacional en su función de legislar es suficiente.

Ello, según los encuestadores, revela dos cosas: el desconocimiento de la significación de la labor de la Asamblea y lo falso de una estructura "democrática" en un sistema donde una entidad, el Partido Comunista, ejerce todo el poder.

Los derechos

Los encuestados afirmaron categóricamente (70%) que la participación política es un derecho muy importante y que debe incluirse entre los que menciona la propuesta de reforma constitucional.

Con igual contundencia (70%) se manifestaron sobre garantizar la protección de la discriminación por razones de conciencia, pensamiento, expresión y edad. Lo anterior indicaría el reconocimiento de la necesidad de una mayor pluralidad y de los beneficios que esta conlleva, algo inédito tras décadas de partido único y ataques a las diferencias; un resultado a considerar en las propuestas y programas de la sociedad civil y los partidos políticos.

Alrededor de la discusión acerca del matrimonio igualitario, la encuesta mostró una coincidencia a favor de la unión entre personas del mismo sexo (52,9%), aunque vale la pena notar que el 35.2% de reprobación está entre los más altos de todas las respuestas.

En general, el resultado difiere de la polarización reflejada en la sociedad alrededor del punto más mediático de la propuesta de reforma: el célebre Artículo 68. Lo que llevaría a cuestionarse si la intención del Gobierno ha sido una legítima preocupación por una ampliación de derechos o un elemento de distracción, toda vez que en el texto de la reforma el sujeto de derecho ni siquiera está claramente identificado.

Otro de los aspectos más debatidos ha sido la posibilidad de que los cubanos/as que residen en el exterior puedan disfrutar de los mismos derechos que los que residen de manera permanente en Cuba.

Sobre este punto, los encuestados favorecieron un tratamiento equitativo en un 72,7%. Este alto nivel de acuerdo es una opinión de suma importancia, teniendo en cuenta la relevancia cuantitativa que ha adquirido el fenómeno migratorio en la Isla, así como su impacto social, político, económico y cultural en múltiples ámbitos de la sociedad cubana.

El modelo económico

Lo regresivo de la nueva propuesta constitucional en temas como la salud y la educación es el reconocimiento de la crisis económica perpetua y de la incapacidad del régimen por solucionarla. Es una renuncia a la continuidad de los principios de los postulados comunistas.

Mediante el Artículo 83, el texto reformado continúa entendiendo al Estado como garante del acceso y gratuidad a los servicios de salud, pero no se explicita si estará obligado a prestar el servicio.

Se le preguntó a los encuestados si estaban de acuerdo en que se excluyeran la gratuidad de algunos servicios de salud, tales como la prevención y la asistencia estomatológica, y la mayoría (63,9%) respondió estar en desacuerdo.

Un rechazo también mayoritario (59,6%) surgió ante el Artículo 84, que elimina la obligación del Estado en la prestación de servicios gratuitos en el nivel de educación de posgrado.

Sobre la definición del modelo económico en el proyecto de reforma, los encuestados no rechazaron la presencia del Estado en la vida económica y comercial de la sociedad, pero siempre que también permita participar a los ciudadanos. El resultado ratificó la encuesta anterior de CubaData, que en el ámbito económico arrojó que los cubanos, más que enfrentarse al sistema, lo que desean es que este les otorgue un mayor espacio.

Las respuestas también reflejan cierto desconocimiento cuando se hace referencia a conceptos de mayor complejidad —como el de la planificación socialista de la economía— y, por otro lado, miedo a lo desconocido.

Al consultar sobre las garantías a la inversión extranjera, el resultado de la encuesta habló claramente en contra del actual rumbo estratégico de la inversión en Cuba, que privilegia los intereses extranjeros sobre los nacionales.

La mayoría de los encuestados (57,7%) se mostró en desacuerdo con que el Estado promueva y brinde garantías solo a la inversión extranjera, mientras aumenta las trabas a los cubanos. Llama la atención y es indicativo del rumbo que se le quiere dar al país, la inclusión de un artículo tan discriminatorio hacia los ciudadanos que pretendería empoderar.

La propuesta de reforma constitucional fue elaborada por una comisión de 33 miembros del Partido Comunista. Aún se desconoce cuál va a ser el procedimiento para incluir las propuestas de los ciudadanos en la reforma final, que será votada el 24 de febrero de 2019. Lo que sí se conoce es que las y los cubanos votarán en bloque —sí o no—, y no por áreas temáticas. Esto le otorga al conjunto del proceso un carácter plebiscitario.

Para los organizadores de este sondeo de opinión, si la Constitución es un pacto social en el que todos deberíamos tener cabida, la forma es fondo. Y en este caso, el mecanismo a través del que la propuesta de la reforma constitucional se ha llevado a cabo, al menos de inicio, podría afirmarse que carece de legitimidad.

Otros datos sobre la encuesta

El sondeo de CubaData contó con el soporte de una plataforma digital, donde los encuestados participaron a partir de perfiles individuales y verificables.

Respondieron mayoritariamente hombres (65%) frente a un 35% de mujeres. La distribución por provincias arrojó una participación relativamente homogénea, salvo en la capital, que concentró el mayor número de respuestas, alcanzando un 36,4%.

Le siguieron en mayor porcentaje de participación la provincia de Villa Clara (8.7%), Holguín (8.0%), Matanzas (7.9%), Camagüey (6.5%) y Santiago de Cuba (5.8%).

En cuanto al nivel educacional, la muestra elegida posee altos niveles de instrucción, teniendo en cuenta que el 50,8% declaró ser universitario y el 29% contar con estudios técnicos. Por edades, los encuestados se agruparon fundamentalmente en los tramos de 22 a 35 años (45.7%) y de 36 a 55 años (31.6%).

8 comentarios

Imagen de danny68

Una encuesta de poca calidad. Como escogieron la muestra de los encuestados? Por que redactaron las preguntas de manera sesgada, de forma que las respuestas llevan necesariamente a la hipotesis original del encuestador? Si se fijan bien, no importa como tu respondas esa encuesta, el resultado serà siempre el mismo. Y la realidad es otra: a la gran mayorìa de los cubanos les tiene sin cuidado su sistema polìtico, el pluripartidismo, la libertad de expresiòn o de asociaciòn, lo que quieren es mejorar su economìa personal

Imagen de Balsero

Una simple pregunta... Por qué no le dan a los cubanos, ya que en teoría los hacen opinar, la posibilidad de leer otras constituciones nacionales, de países que sepan que les ha ido bien y dentro del cual no hay tensiones sociales de ningún tipo? Qué tal la de Uruguay o Sud Africa, por ejemplo? El primero es un lugar al que están accediendo muchos venezolanos y cubanos, para insertarse definitivamente y poder desarrollarse en paz. Y el país africano, ya sabemos que viene del sufrimiento del apartheid, muy bien resuelto por Nelson Mandela.

Imagen de Egroj

Camilo esta que no genera, su punto numero 3. esta cortado y pegado de otro comentario anterior, de el mismo :) ... todo para volver a soltar el refrito "que los cambios vendran de adentro, que seran economicos" pues dile que se apuren porque en la economia cubana por no haber NO hay ni pan jajajajaja...Y enterate que el mundo no se divide en "dictadura cubana vs capitalismo salvaje" hoy un monton de sistemas economicos sociales en este mundo donde hay educacion y salud garantizada para todos sus ciudadanos, sin ser dictaduras como la cubana ni el "capitalismo salvaje" ese que mencionas.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Interesantes los resultados de la encuesta e interesante la opinión del Bobo de la Yuca, que obviamente no es tan bobo. No comprendo cómo el 60 % aboga por mantener las gratuidades en educación y salud y a su vez, “rechazan” el socialismo. Tal vez están pensando en un socialismo “atemperado”, que supongo que es también en lo que piensa el gobierno. De cualquier manera, digan lo que digan las encuestas, 1. gran parte del pueblo cubano no está preparado para el llamado capitalismo salvaje, 2. El gobierno conoce la opinión del pueblo por sus propios medios, 3. Los cambios serán básicamente económicos, vendrán de adentro, y la velocidad y profundidad de esos cambios será determinada por la necesidad de evitar un estallido social (improbable) sin el riesgo para el gobierno de perder el control. 

Imagen de Esopo

Muy oportuna esta encuesta y los aspectos evaluados de vital importancia, es una herramienta fundamental para la lucha por la democratización de Cuba y particularmente para la pretendida modificación constitucional castrista, con respecto a este último aspecto, la encuesta denuesta que seguir abogando por el NO es lo más acertado. Cito: “Lo que sí se conoce es que las y los cubanos votarán en bloque —SÍ o NO—, y no por áreas temáticas. Esto le otorga al conjunto del proceso un carácter plebiscitario”. Además, agrego, abstenerse, dejar la boleta en blanco o escribir cualquier barbaridad en la papeleta, entre otra cuestiones, es muy contraproducente para la democratización de Cuba, por eso sigo abogando hasta el mismísimo día plebiscito por el NOOOOOOOOOOOOO. 

Imagen de Ricardo E. Trelles

// Felicitaciones por esta encuesta // - - - - - Pero solo con encuestas como esta nos quedaríamos frente a dos afirmaciones, las de sondeos como este sobre unas dosmil personas y las "consultas" del régimen, que afirma cubren millones de personas.- - - - Con el Gran Foro Legislativo Nacional Cubano vamos a tener una magnífica Constitución Nacional Cubana, legítima y hecha por todos. Nadie podrá disputar las *opiniones serias* publicadas por miles o cientos de miles en GFLNC. - - - - AL FIN GranFLNC.net HA ENTRADO EN SU ETAPA INICIAL: Es una demostración parcial como LawGF.net pero completamente en español y ¡presenta la propuesta de Constitución para Cuba que el PCC está trabajando para establecer! En cuanto el PCC permita que se conozca su nueva versión, va estar inmediatamente en GFLNC. - - - - Seguro que usted no ha visto ese proyecto inicial de Constitución del PCC de forma tan clara. Y es difícil que vaya a haber mejor medio que GFLNC para discutirlo a fondo y tomar decisiones sobre la versión que "apruebe" su asamblea nacional y sobre leyes cubanas en el futuro. - - - - Ver  GranFLNC.net   < < < < <

Imagen de juanadearcos

Bien por el sondeo y sus resultados muestran lo que todos sabemos el régimen está agotado sin nada que ofrecer en una coyuntura nacional y regional muy adversa pero el pueblo  bajo su control  por eso hace está puesta en escena de " discutir " el anteproyecto de nueva Constitucio  que necesita para mantener la dictadura institucionalizada y judicializada sólo eso. Tal es así que sabiendo la ignorancia del pueblo en constitucionalismo y republicanismo ha redactado un texto que es un Frankesteim no por ignorancia sino porque no le importa el pueblo ni su opinion el verdadero objetivo es perpetuar en el poder  a un cartel apolítico rapaz,  dementemente enfermo de poder y su descendencia 

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

No entendí la pregunta "si estaban de acuerdo en que se excluyeran la gratuidad de algunos servicios de salud, tales como la prevención y la asistencia estomatológica". Me parece que dicho así, sin una contrapartida, la respuesta es obvia: por qué alguien que ya no tiene dinero para comer estaría dispuesto a pagar esos servidios. La pregunta tendría que ser acabar con la gratuidad pero con alguna contrapartida. Por ejemplo, acabamos con la gratuidad de esos servicios pero recibes 100 dolares por mes (que es lo que se gasta en media por esos servicios). Ahí ponen a varios a pensar: tal vez la mayoria prefiera olvidarse del cuidado de los dientes a cambio de 15 botellas de ron por mes.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.