Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
Última actualización: 02:13 CET
EMIGRACIÓN

Islas Caimán concede asilo a un cubano que llevaba un año en un centro migratorio

Centro de detención de migrantes en Islas Caimán. (CAYMAN COMPASS)

El Tribunal de Apelaciones de Inmigración este miércoles otorgó asilo a un migrante cubano detenido en Islas Caimán desde diciembre de 2016, informa Cayman Compass.

El hombre —cuya identidad no fue revelada— dijo que esperaba noticias del Gobierno local sobre su próxima liberación del Centro de Detención de Inmigrantes de George Town y que esperaba ser trasladado pronto a una residencia en Gran Caimán, donde ahora tiene el derecho legal de vivir y trabajar.

El cubano llegó con un grupo en bote a Cayman Brac el 6 de diciembre de 2016. Después de 11 días escondiéndose, se entregó a las autoridades migratorias.

El refugiado político ocupó los titulares en julio después de escapar del centro de detención, donde estuvo arrestado durante más de un año mientras se procesaba su caso de asilo. Por este incidente fue sentenciado a tres meses en la prisión de Northward.

Muchos cubanos han permanecido detenidos durante más de un año en el centro de migrantes de George Town, que varios han descrito como una prisión.

Aunque legalmente los solicitantes de asilo no son considerados prisioneros, son atendidos por el Servicio Penitenciario y no están autorizados a abandonar la instalación sin estar acompañados.

Mientras sus casos se analizan en juntas y tribunales de Islas Caimán, los solicitantes se mantienen detenidos. La espera por una respuesta de la Justicia local tarda más de un año.

El abogado Alastair David, que se encargó del caso del cubano, dijo que la práctica parecía chocar con el derecho internacional: "En realidad, ninguno de estos solicitantes de asilo estaría detenido en el Reino Unido".

Después de la noticia de la aprobación del asilo, el cubano expresó temor por lo que le depara el futuro y dijo que espera encontrar trabajo en Islas Caimán y recuperar el tiempo perdido durante su detención.

El abogado del cubano sostuvo que la historia de activismo político del hombre en la Isla lo convirtió en un firme candidato para la condición de refugiado y le permitió probar un temor fundado de persecución, de acuerdo con los criterios establecidos por la Convención de Refugiados de 1951.

Para los detenidos que todavía esperan por una solución a sus casos, la noticia de este miércoles trajo emociones encontradas. Un migrante dijo que era un alivio recibir buenas noticias, en medio de todo lo malo que los solicitantes tienen que soportar.

El viernes pasado, otros cuatro cubanos esperaban ser repatriados. Dos mujeres, madre e hija, detenidas en George Town por más de un año, dijeron que habían elegido regresar a Cuba porque no podían pagar a un abogado y apelar sus casos. Las mujeres dijeron que también habían sido detenidas en Cuba debido a su activismo político y por distribuir panfletos a favor de la democracia.

Los solicitantes de asilo en las Islas Caimán no tienen acceso a asistencia jurídica, lo que significa que los migrantes deben asumir sus propios gastos legales.

Actualmente hay 26 migrantes cubanos en el Centro de Detención de Inmigrantes en George Town (de los 60 que llegó a haber a principios de 2017), pero el número de llegadas ilegales desde Cuba se ha reducido significativamente en los últimos meses.

De acuerdo con datos oficiales, durante 2016, entre 150 y 175 cubanos llegaron ilegalmente a las costas de Islas Caimán y estuvieron detenidos en el Centro de Inmigrantes en Fairbanks, George Town, antes de ser deportados.

La Isla atravesó en 2015 y 2016 una estampida migratoria de ciudadanos que buscaban llegar a Estados Unidos por mar y tierra, que ha disminuido en cuanto al número de migrantes tras el fin de la política "pies secos/ pies mojados" en enero pasado que otorgaba prebendas a los cubanos que llegaban ilegalmente a EEUU.

Desde principios de 2017, las autoridades de EEUU señalaron la reducción "drástica" del flujo de migrantes de la Isla hacia territorio estadounidense. 

A pesar del cambio de política migratoria, todavía cientos de cubanos se encuentran en varios países latinoamericanos, entre ellos Islas Caimán y México, intentando llegar a EEUU. Incluso cubanos en Serbia y Montenegro no pierden la esperanza de alcanzar territorio estadounidense.