Jueves, 22 de Febrero de 2018
00:00 CET.
Política

El castrismo barranco abajo

La aparentemente inexplicable decisión del castrismo de prolongar por otros dos meses el "mandato" de Raúl Castro como jefe de los Consejos de Estado y de Ministros es el resultado del incontrolable desmoronamiento del sistema estructurado a la medida del caudillo fallecido y de la incapacidad de sus sucesores para realizar los ajustes y cambios necesarios.

El castrismo, por sus características políticas y socioeconómicas, ha sido una mezcla de caudillismo populista latinoamericano, con "socialismo"  de corte estalinista y una especie de feudalismo, donde los leales al "rey", familiares o amigos, detentan distintas parcelas de poder.

La Constitución de 1976, con sus modificaciones posteriores, y todo el sistema político allí estructurado, fue concebido para el sostenimiento de ese híbrido, que nunca fue una cosa ni la otra y todas al mismo tiempo;  pero sobre todo, una dictadura personal de Fidel Castro, quien decidía todo, desde los grandes planes económicos, las alianzas internacionales, hasta el uniforme de los escolares.

A la muerte del caudillo, su hermano heredero pretendió ponerse el traje del occiso y mantener aquel híbrido, haciéndoles algunas pequeñas reformas al modelo económico  centralizado, que las características fundamentales del sistema establecido rechazó, por lo cual han fracasado. La culpa se echa a los burócratas intermedios, a los administradores y sobre todo a los trabajadores, sean estatales, particulares o cooperativistas, a los que consideran una caterva de ladrones y corruptos, por "robarle al Estado" y no agradecer a la revolución y a Fidel el país que tenemos.

En consecuencia la economía que viene declinado desde mediados de los 80, y prácticamente colapsó cuando la caída de la URSS y el "campo socialista", ha continuado a la baja y si Raúl, consciente del desastre que había heredado, dijo que estábamos al borde del abismo, con la situación de Venezuela, el fracaso de sus "reformas" y la política de acercamiento a EEUU, ya el abismo es inevitable al final de su mandato.

Desde 2008 Raúl pensó que en 10 años podría evitar el abismo. Hoy todavía no se ha dado cuenta  que solo un cambio profundo en el sistema político y económico del castrismo, hubiera podido evitar lo que hoy parece inevitable. 

Así lo expresaron oportunamente desde 1990 muchos cuadros y funcionarios o del entorno del Gobierno, que acusados de perestroikos, revisionistas, centristas o agente encubiertos del imperialismo y la contrarrevolución, fueron sacados o simplemente ignorados. Entonces se dijo que los cambios en vida de Raúl podrían ser mejor aceptados por el sistema y sus burocracias. Pero en realidad, nunca se realizaron.

El ecléctico y oportunista modelo del castrismo ya hoy no aguanta más.

El castrismo de Raúl puede pretenderse una dinastía semifeudal, pero no lo es por muchas razones. Tampoco posee una solida estructura estalinista, un partido y una economía sustentados en una teoría económico-social neomarxista que pudiera darle alguna integración. Se ha parecido mucho a las dictaduras caudillistas latinoamericanas; pero en verdad a lo más que ha llegado es a hacer un híbrido de dictadura, sin caudillo, con ingredientes dinásticos y estalinistas.

En cualquier caso, solo una economía sólida podría darle sustento y continuidad. Como la economía es un desastre, la dinastía no se puede consolidar, tampoco se estructuró el sistema político-económico del estalinismo y el caudillo murió, lo más natural es el desmoronamiento del sistema, como de hecho está ocurriendo ya.

La debacle puede ser mañana, pasado mañana o dentro de un año, en dependencia de factores coyunturales, pero de que está en fase terminal, no hay duda.

En medio de todo esta situación, la oposición y la disidencia no han sido capaces de organizarse en un frente común democrático, capaz de convertirse en una alternativa de gobierno o presionar a favor de los cambios que más convienen al país.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

      Otro periodo especial sin pies secos ni mojados con segurosos mas abusadores mas chivatones y mas tontos utiles etc cuando la oposicion deje la boberia del pacifismo y cobre ojo por ojo diente por diente entonces los respetaran y no incluyo a las valientes mujeres q han hecho de mas 

Imagen de Anónimo

Pues me voy con don Pedro a esperar el año en una Cuba libre. No será el 2018 que ya lo tenemos arriba, pero nos veremos seguro el año que nieve en La Habana.----NIC

Imagen de Anónimo

Bueno, espero sentado a que se caíga esa mierda de gobierno de Cuba... Ya perdí las esperanzas porque el pueblo se deja carnerear al 100% y lo cierto es que ese problema no tiene porque asumirlo las fuerzas armadas de USA. En fin, espero sentado en mi balcón del Vedado en La Habana. Nota: tengo internet ILEGAL porque tengo un pequeño negocio ilegal de venta de celulares vía anuncio clasificado y necesito internet. Para que no digan que soy un chivatón con internet. Mi internet es ilegal y pago 120 dólares al mes por 1.5 gigas de navegación al mes a través de un modem de 56 kb/s que en realidad es 20kb/s. 

Imagen de Anónimo

Agregale que ya no pueden sacarle presion a la olla con los pies secos. Al pueblo cubano solo le queda irle de frente al toro. Si no abren se forma.

Imagen de Anónimo

Eso mismo dicen desde el 59. Que solo queda un tilín para que se hundan. Lo cierto es que la estructura de poder de los Castros no está rota y no impera el caos. Lo cierto es que han logrado una dictadura profesional. 

Imagen de Anónimo

Muy buen comenterio solo que me gustaria mas el termino "desmerengamiento"  que tanto critico el comandante cenizas a la antigua URRS y tan bien es aplicable ahora en Cuba para hacer sufrir 30 anos mas a los cubanos.

Imagen de jesusnavacuba

El castro-fascismo ha aruinado a Cuba en el aspecto economico, politico y, lo que es mas importante, ha destruido el tejido social de la poblacion cubana que no ha podido marcharse de esa isla-manicomio.

Imagen de Anónimo

Muchas gracias, Pedrito, por anunciarnos que has descubierto el Mediterráneo. Después de eso, dime dónde empieza el artículo verdadero 

Imagen de Anónimo

Por qué sigo leyendo que Raúl Castro "heredó" el gobierno de Cuba a la salida de Fidel del poder??? Constitucionalmente a Raúl no le correspondía el poder sino que el "heredero" en sucesión debió ser Carlos Lage, pero Raúl se las apaño para enviar a éste al plan piyama y dar un golpe de estado silencioso y prepararse durante dos años en los que Cuba ni siquiera contaba con un presidente sino con un "grupo" que decidía las líneas de la política del País!!! 

Imagen de Anónimo

Pedro este comentario se lo hice a un artículo de Hildebrando Chaviano Montes publicado simultáneamente al tuyo aquí en DDC, pienso que de forma indirecta tiene que ver con tu último párrafo del presente articulo Chaviano, muy oportuno tu articulo porque se hace muy importante en estos momentos rescatar esos valores patrios y además de hacernos conocer de donde viene tu estirpe como cubano, no se trata de establecer barreras entre los que tuvimos el privilegio de tener un abuelo mambí, porque todos somos iguales ante la patria y en el deber de la democratización de Cuba. Es importante  tu testimonio en general, porque muchos han viajado por Europa del Este pasando cursos de como tumbar al comunismo, que como experiencia y conocimiento es muy importante, pero se han olvidado de como nuestros antepasados se enfrentaron a la corona española o si se quiere al absolutismo español, que tiene mucha similitud al totalitarismo castrista, para lograr la libertad de Cuba, ciertamente esas experiencias pertenecen a los viejos tiempos, pero si ellas se adaptan a los nuevos tiempos además de ser fuente de inspiración se pueden convertir en un método efectivo para lograr la democratización de Cuba de la dictadura totalitaria castrista, aclarando no me estoy refiriendo a la vía armada que fue la utilizada fundamentalmente en las tres guerras contra España, pero para nuestras luchas actuales la VÍA INSTITUCIONAL que acompaño desde la constitución de Guáimaro a la República de Cuba en Armas podría ser una herramienta fundamental para enfrentar, de forma integrada al Castrismo, COMENTARIO de Esopo